Silverstone SX800-LTI

Silverstone SX800-LTI

Rodrigo Alonso

Hace bien poco Silverstone presentó su nueva fuente de alimentación SX800-LTI, que analizamos hoy. Se trata de un modelo muy especial puesto que es la primera fuente de alimentación del mercado en formato SFX-L que proporciona 800 vatios de potencia, con la mayor densidad de potencia del mercado (775 vatios por litro) y que, además, cuenta con la mejor certificación de eficiencia posible a día de hoy: 80 Plus Titanium.

Hasta no hace mucho tiempo, los usuarios de ordenadores diseñados según el estándar SFF, si querían equipos realmente pequeños, debían de conformarse con fuentes de baja potencia y, por consiguiente, el hardware que se podía montar en ellos distaba bastante de ser de altas prestaciones, una espina que estaba clavada en el costado de muchos usuarios que querían un equipo del tamaño de una consola tradicional para jugar y realizar actividades multimedia pero sin las limitaciones de potencia que suelen venir asociadas a éstas. Con la Silverstone SX800-LTI éste problema se finiquita de manera definitiva y por la puerta grande.

La nueva fuente de alimentación del fabricante está dotada de un ventilador inferior de 120 mm programado internamente para que su funcionamiento sea semi pasivo, estando parado hasta que la fuente no alcance el 20% de carga, asegurando un ambiente lo más silencioso en condiciones de reposo o de muy baja carga de trabajo, como cuando se está en el escritorio o realizando tareas de baja carga. Los cables de la fuente se han realizado en forma de tira completamente plana para que su manejo y disimulo dentro de la caja sea lo más fácil posible para sus usuarios, sobre todo las cajas SFF que suelen tener interiores bastante sobrecargados de componentes y cables y donde no suele haber opciones de gestión de cables disponibles. Por supuesto, es una fuente de alimentación totalmente modular para mayor comodidad del usuario.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Como podéis ver, se trata de una fuente de un único raíl de +12V que proporciona hasta 66 amperios de intensidad de corriente, capaz por ello de manejar cualquier tarjeta gráfica y procesador del mercado sin despeinarse. Tiene para ello conectores de sobra, resumidos de la siguiente manera:

  • Cable ATX de 20 / 24 pines.
  • Cable de alimentación EPS de 4+4 pines.
  • 4 cables de alimentación PCIe con conector de 6+2 Pines.
  • 3 cables con conectores SATA (4 conectores por cable).
  • Cable de alimentación con conectores Molex grande.
  • Cable adaptador de molex grande a molex pequeño.

Como no podía ser de otra manera, la SX800-LTI cuenta con todas las protecciones incluyendo cortocircuito y PFC activo, además de la ya mencionada eficiencia 80 Plus Titanium que garantiza un mínimo del 90% de eficiencia, colaborando en generar menos calor y en ahorrar en la factura eléctrica.

ANÁLISIS EXTERNO

La fuente de alimentación viene embalada en la habitual caja del fabricante, de cartón duro y colores azul y negro en cuya cara frontal nos muestra una imagen a tres cuartos del producto y sus principales características resumidas.

En la cara posterior tenemos una serie de tablas y gráficos que nos muestran la eficiencia, ruido eléctrico, conectores, cables y demás características de la fuente.

En uno de los laterales encontramos un resumen de los conectores con los que cuenta el dispositivo, así como su tabla de potencias.

En el resto de laterales solo tenemos el nombre de la fuente y el fabricante, nada de información adicional.

Abrimos la caja en forma de cofre y, como siempre, nos topamos lo primero de todo con los manuales e información sobre la garantía.

Silverstone es, junto con Corsair, el fabricante que más información proporciona en su manual. Es todo un white paper.

En el interior de la caja tenemos otra caja más pequeña de color negro con el logo del fabricante que contiene en su interior todo el cableado y accesorios.

Una cosa que no me gusta de Silverstone es que, habitualmente (en todas sus fuentes excepto en la impresionante Nightjar) los cables vienen «a mogollón».

Además del cableado propio de la fuente, tenemos el cable con enchufe tipo Schucko, tornillos y un adaptador de MOLEX grande a pequeño.

Se trata de una fuente de alimentación en formato SFX-L, diseñada para cajas de formato pequeño, así que la longitud de los cables es escasa: no podríamos utilizar ésta fuente en una caja ATX normal. Como ejemplo, aquí tenéis el cable ATX de 20+4 pines.

A continuación podéis ver el resto del cableado.

Vamos ya con la fuente de alimentación. De inicio viene con un cartón blando amarillo que nos advierte de que el ventilador no funciona cuando la fuente está en reposo, para que no nos asustemos de que no gira al principio al ser híbrido.

En la parte superior tenemos el ventilador de 120 mm, tras la habitual rejilla metálica con el logo de la marca adornando el centro.

La zona opuesta solo tiene el logo del fabricante en bajorelieve.

En el lateral, la pegatina de rigor con la tabla de potencias y las certificaciones.

El opuesto tiene algunas pegatinas de información interna de Silverstone, pero como éste lateral queda oculto una vez instalemos la fuente dan un poco igual.

En la parte posterior tenemos el interruptor de rigor, con el conector de corriente y una rejilla de salida de aire.

En la zona interior tenemos todos los conectores modulares, todos menos el ATX y el EPS con protectores para que no entre polvo si no los estamos utilizando.

Aquí los podéis ver sin los protectores. Tenemos también un pequeño croquis en la zona inferior que nos indica qué es cada uno de los conectores, si bien es cierto que como siempre en éste fabricante los PCI-Express son de color azul para que resulten inconfundibles.

Vista la fuente por fuera, vamos a destriparla para ver qué esconde bajo el capó.

ANÁLISIS INTERNO

Retiramos los cuatro tornillos de rigor y levantamos la carcasa superior, a la que está anclada el ventilador de 120 mm.

Aquí podéis ver una panorámica del interior de la SX800-LTI, con todo muy compacto pero bien organizado y limpio como es habitual. Ésta fuente ha sido fabricada realmente por Enhance Technology.

Aquí está el filtro de entrada de línea de rigor, con dos condensadores X y otros dos condensadores Y. Se puede ver un disipador pequeño ya en ésta zona, algo que es característico de Enhance.

Hay una pareja de daughterboards con sus correspondientes bobinas y el controlador PFC CM6502. En el medio, el controlador standby A6069H habitual en el fabricante.

En las siguientes imágenes podéis ver el conversor AC/DC, los condensadores japoneses fabricados por Rubycon de rigor junto al IC y el controlador PWM CM6901, así como diferentes componentes fabricados por Unicon, Nichicon y Chemi-Con, todos ellos japoneses de buena calidad.

TESTEO

Como de costumbre, antes de conectar la fuente de alimentación a ningún aparato hemos utilizado un tester para comprobar que los voltajes están en su justa medida y así evitar dañar algún componente por si la fuente nos ha venido mal de fábrica, que aunque todas son probadas antes de embalar podría suceder.

«Tutto bene», así que vamos al lío. Para éste análisis hemos conectado la fuente a nuestro equipo de pruebas habitual, con procesador Intel Core i5-6600K a 4.2 GHz y con una GeForce GTX 1080 Ti en éste caso.

Para el testeo, hemos utilizado OCCT en su última versión para someter a carga a la fuente. Éstas gráficas muestran el resultado de los principales raíles.

Unos valores extremadamente estables, a pesar de que tenemos un procesador y una tarjeta gráfica bastante «chupones».

Entrada / salida / eficiencia

La siguiente tabla muestra los datos que hemos recogido apoyándonos en la prueba oficial 80 Plus de Ecovag. El valor Input muestra los vatios de potencia que le entran a la fuente de alimentación desde la toma de corriente, y el valor Output muestra lo que la fuente de alimentación entrega al equipo, quedando la eficiencia reflejada a la derecha del todo. También podéis ver en la misma tabla los valores medidos en los raíles de +12, -12, +3.3, +5 y 5Vsb.

En el peor de los casos (100% de carga) la fuente nos entrega más de un 91% de eficiencia, lo cual es impresionante, y supera el 94% de eficiencia en situaciones habituales de carga (20 y 50%).

Hablando de la potencia que entra y la que sale, mediante la que se calcula la eficiencia, la siguiente gráfica muestra la diferencia entre unos y otros valores.

CONCLUSIÓN

Ésta Silverstone SX800-LTI es una fuente de alimentación de indudable gama alta, con una excelente regulación de voltaje y una eficiencia fuera de toda duda. Además nos proporciona 800 vatios de potencia limpia y estable, con conectores suficientes para cualquier sistema de gama alta, con un ventilador bastante silencioso y cables planos y conectores modulares. Además, su formato SFX-L la hace perfecta para sistemas de juego en el tan de moda factor de forma pequeño, así que sin lugar a dudas es hoy por hoy una de las mejores fuentes de alimentación que podemos comprar para éste formato, sino la mejor.

La Silverstone SX800-LTI es, eso sí, bastante cara (cuesta 219 euros en Amazon España), pero si estás buscando una fuente de alimentación en formato SFX-L con todas las garantías y la mejor eficiencia posible, ésta debe ser tu mejor candidata.

PROS:

  • 800 vatios de potencia limpia y estable.
  • Cableado 100% modular y plano.
  • Excelente regulación de voltaje.
  • Excelente documentación.
  • Eficiencia superior al 91% en todos los casos (80 Plus Titanium).
  • Formato SFX-L.
  • Ventilador bastante silencioso.
  • Excelente distribución interna, con soldaduras impecables, propias de Enhance.

CONTRAS:

  • Aunque creo que lo vale, 219 euros es bastante dinero.

Por todo ello, la Silverstone SX800-LTI se lleva nuestro galardón de Platino y nuestra recomendación tanto por su rendimiento como por su diseño.