Scythe Kama Meter

La necesidad de controlar la velocidad de giro de nuestros ventiladores, aún siendo relativa, existe para muchos de los que nos incluimos entre los aficionados, avanzados o expertos en el mundo del Hardware, ya sea buscando silencio o un determinado valor de flujo de aire. Vale que haya quien viva feliz con ventiladores aulladores y PCs que parezcan motores a reacción (en cuanto a sonido, no prestaciones, jeje), pero en la medida de lo posible se busca poder gestionar este ruido.

Es bueno ver que hay empresas que no dejan de lado la estética cuando diseñan sus productos. Este es el caso de Scythe con su Kama Meter, un rehobús o regulador de ventiladores (hasta 4), que además puede monitorizar hasta 4 temperaturas y controlar el volumen de nuestro sistema.

Su acertado diseño llama la atención, y hoy veremos si además de bonito y barato (unos 39€) también es bueno, jeje.

Sobre Scythe:
Scythe empezó en este mundo en 2002, en el Tokio metropolitano.
Comenzó como distribuidor y fabricante de componentes de bajo ruido y pasivos, en Noviembre del 2002. Desde entonces, la empresa ha establecido la instalación de Investigación y Desarrollo en Taiwán, la producción y control de calidad en China y oficinas de atención al cliente y apoyo de ventas en Estados Unidos (Los Ángeles, California) y Alemania (Hamburgo).

Dicen creer que las mejores ideas para productos vienen de conocer las necesidades y expectativas de los clientes. Se autodefinen como entusiastas, por lo que se aplican estas necesidades como propias.

Por último, están orgullosos de ofrecer productos con el 100% de calidad asegurada y afirman que si el producto lleva el nombre de Scythe, se hace patente el estándar de “Tolerancia Cero” (en cuanto a fallos, se entiende).

Scythe quiere decir guadaña en inglés, de ahí la inclusión de este instrumento/arma en el logotipo de empresa, sin duda agresivo.

Algunos habréis visto el logo y pensaréis que está mal, que el típico es el que la “S” adopta la forma de guadaña, sin embargo a principios del año pasado se cambió por el modelo de dos guadañas cruzadas, simbolizando esto la unión entre fabricante y consumidor (cada uno es simbolizado por una guadaña). La verdad es que viendo los logos parece que fue al revés, el de las 2 guadañas cruzadas tiene un aspecto más “retro”, quizá al ser en blanco y negro se acentúa esto, pareciendo el de color más actual. También es cierto que el logo nuevo da la sensación de ser más “killer”, jeje.

Dejando de lado romanticismos y demás, jeje, se puede ver todavía el antiguo logotipo en muchos de sus productos (ventiladores, este mismo rehobús, etc) y el nuevo en productos de reciente aparición (por ejemplo el Zipang).

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Tabla sacada de su web:

  • Nos indican que está diseñado para el control de 4 temperaturas, así como 4 ventiladores. También destacan que es capaz de controlar el volumen de nuestro equipo.
  • Incluye alarma para avisarnos en caso de que la temperatura o las rpm de los ventiladores no sean valores apropiados. Si la temperatura baja de 0ºC o si supera los 90ºC, el panel LCD parpadeará en rojo y la alarma nos deleitará con su delicadeza… Si algún ventilador conectado baja de 400rpm, pasará lo mismo, pero esta vez el parpadeo será de color amarillo.
  • Por suerte, incluye una memoria en la que se guardan los ajustes que hagamos. Además hace un testeo cada vez que arranque el equipo, pasando por todos los colores en secuencia automática.
  • Tres frontales de distintos colores están disponibles para nuestro Kama Meter; siendo blanco, gris y negro los colores posibles. Con esto queda cubierta la mayoría de gustos, aunque alguien gustara de colores más vivos como el rojo, amarillo o naranja, con los 3 suministrados queda bien en cualquier caja.
  • Otro punto importante es que el panel LCD puede usar 7 colores distintos (Scythe dice 7+1, el octavo corresponde a la secuencia automática en la que pasa de un color a otro cada segundo).
  • No dicen nada de la longitud de los cables, pero os digo que el de alimentación es de unos 50cm, los de los ventiladores y sondas unos 70cm y lógicamente el más largo de 80cm es el de sonido, pensad que tiene que ir desde el frontal de la caja hasta la zona de las ranuras de expansión PCI.

ANÁLISIS EXTERNO.

Frontal de la caja, donde ya podemos apreciar el modelo.

Parte trasera de la caja con la información de cada parte del Kama Meter.

La tapa por la que se abre la caja, nos recuerda que la unidad es de 5 pulgadas, por si todavía no lo sabíamos…

En las siguientes fotos se ve el cuidado empaquetamiento del conjunto. 

 

En Scythe se toman la molestia de usar un cajeado de espuma (polietileno) con varios compartimentos, uno para el cableado, otro para el propio rehobús, y 2 más para los frontales intercambiables.

El manual incomprensiblemente no incluye el idioma español, aunque para la mayoría no será un problema ya que viene en inglés.

En este papel nos advierten de que los sensores de temperatura son muy frágiles y que evitemos excesos de presión en ellos, menos mal que lo dicen, porque pensaba fijarlos con un martillo… ¬¬
También comentan que sólo usemos cada canal para un único ventilador, ya que podemos sobrecargar el canal en caso contrario. Además el ventilador no debe sobrepasar los 12W de consumo. ¡Qué tontería!, pensaréis, la mayoría de ventiladores consumen de 4 a 7W, pero ojo, que hay algún Delta que se come los nada despreciables 36W.

Bueno, pasemos ya al contenido del paquete, de arriba abajo y del izquierda a derecha: rehobús, Bracket PCI para control de volumen y cable jack-jack, alimentación, 4 cables para ventiladores, 4 sondas, 4 tornillos y 4 adhesivos para fijar las sondas y otros 2 frontales de distinto color.

Lo 4 tornillos para el montaje y los 4 adhesivos, de los que tengo que decir que no son muy resistentes (también es cierto que mis múltiples testeos y cambios no ayudan, jeje).

El Kama Meter trae preinstalado el frontal de color blanco. Podéis ver las 4 ruletas que nos permiten controlar varios aspectos, los explicaré en el apartado “Funcionamiento”. Da la sensación de calidad de construcción, a la vista y al tacto.

Los tres distintos frontales intercambiables disponibles para nuestro Kama Meter; blanco, gris y negro (siento la foto borrosa…).

Para desmontar el frontal en caso de que queramos cambiar el color, hay que quitar los 2 tornillos laterales.

Además de lo anterior, también es necesario quitar las 4 ruletas, ejerciendo presión hacia fuera. A la hora de volver a colocarlos no hay opción a fallo, las formas son iguales 2 a 2, es decir, los 2 superiores entre sí y lo mismo los inferiores.

Así quedaría el frontal desnudo.

La parte de atrás, dónde realizaremos las conexiones necesarias al PCB.

Lo primero sería conectar la alimentación del conjunto, un extremo del cable a un molex libre de nuestra fuente (a ser posible sin nada más conectado a ese cable de la fuente) y el otro extremo al conector macho de 4 pines blanco…

Las 4 tomas de ventiladores, fijaos en el número de canal de cada ventilador conectado para luego no volveros locos descifrando cuál es cada uno, jeje.

Las 4 de los sensores de temperatura, reitero lo dicho anteriormente, os evitará luego ir tirando del cable para saber dónde estaba colocada la sonda.

La conexión de sonido, que es realmente útil si el PC está cerca del asiento que usemos, ya que con girar la ruleta correspondiente bajaremos o subiremos el volumen del sistema.

El bracket PCI y el cable de sonido.

Una vez instalado el Bracket a una ranura de expansión libre, y conectado al Kama Meter, ahora sólo faltaría conectar el cable (Jack-Jack) a la salida de nuestra tarjeta de sonido y el otro extremo a la entrada del Bracket (IN) y el cable de nuestros altavoces o cadena al (OUT).

Funcionamiento.

Turno de probar las principales funciones del Kama Meter, así como la explicación de su uso y curiosidades…

  • FAN: En la esquina superior izquierda tenemos la ruleta que se encarga de cambiar de ventilador y sus 4 posiciones. Pulsando esta ruleta como si fuera un botón durante menos de 5 segundos (con un leve toque vale), cambiaremos el color del panel LCD, y si lo hacemos por más de 5 segundos, cambiará la medición de temperatura, de grados Fahrenheit a Celsius, o viceversa.
  • TEMP: Exactamente igual es la derecha, pero en este caso para las temperaturas de las sondas que hayamos colocado (en mi caso en las memorias e interior de la caja).
  • SPEED: La inferior izquierda nos permite variar la velocidad de giro del ventilador que hayamos seleccionado con la ruleta FAN.
  • VOL: La inferior derecha es la encargada del volumen, en caso de que hayamos conectado el cable al Bracket PCI.

El panel LCD está dividido en tres partes, cada una indicando la temperatura del canal de la sonda requerido, la velocidad de giro (rpm) del canal de ventilador seleccionado y el volumen actual (el nivel volumen es relativo y no real, siendo más fiable la barra que estará más alta o baja).

  • A diferencia de otros frontales LCD, el Kama Meter permite un buen ángulo de visión, es perfectamente legible estando situado a un lado de la caja.
  • El panel nos muestra fielmente la temperatura registrada por la sonda, ya que medido con otra sonda externa, los valores eran prácticamente los mismos.
  • Con respecto a las revoluciones tengo que decir que logra una precisión muy alta, por ejemplo un Scythe S-Flex de 1200rpm lo regula de 900-930 a 1200-1230.
  • Me resultó curioso que al arrancar, los ventiladores que regula empiecen a tope, luego ya bajan a la velocidad guardada en su memoria.

Los colores son zafiro (azul claro), azul, verde, rojo, violeta (rosa claro), púrpura (fucsia) y naranja. Las fotos están hechas con poca luz, para que los colores fueran más realistas, ya que de otra forma los azules y rosas parecían prácticamente iguales.

CONCLUSIONES.

Scythe ha logrado un producto rompedor con el Kama Meter, tanto por estética como por funcionalidad. Su atractivo diseño es uno de sus puntos fuertes, mejorado por la posibilidad de elegir entre 3 distintos colores para el frontal, así como los 7 colores entre los que nos permite cambiar el fondo del panel LCD con sólo pulsar un botón.

La precisión de lecturas de temperatura y rpm se agradece, sobre todo la de temperaturas, más cuando controlamos partes delicadas como las memorias.

El control de volumen es algo que no todos necesitarán, pero en mi caso he de decir que me resulta muy cómodo.

El precio (39€) no es desorbitado teniendo en cuenta lo que se nos ofrece con este producto.

Pros:

– Excelente diseño y calidad.
– 7 colores para el panel LCD a golpe de botón.
– 3 frontales intercambiables.
– Lecturas precisas de temperatura y rpm.
– Posibilidad de medida de temperatura en grados Fahrenheit a Celsius.

Contras:

– Los adhesivos para las sondas son mejorables, podían ser más resistentes o incluir 8 unidades en vez de 4.
– El manual no incluye el idioma español.

Con gusto le otorgo la categoría de plata y de producto recomendado, una gran compra sin duda.

 

Compártelo. ¡Gracias!