Raijintek Themis

Raijintek Themis

Miguel Ángel Rodríguez

Raijintek logo

 

Volvemos a la carga con  un nuevo disipador de este fabricante de reciente creación. Hablamos del Raijintek Themis. Después del buen «sabor de boca» que me dejó el Ereboss vamos a entrar a analizar una de sus disipadores que se encuentran en un segmento de precios inferior a los 25€, por lo que lo esperado es que sirva para refrigerar un PC de una manera digna pero sin que se le pueda exigir un rendimiento a la altura de los grandes. Es muy importante tener en cuenta que Raijintek puede poner en peligro a la competencia ya más establecida en el mercado de los disipadores aunque solo sea por el rendimiento que nos ofrece en comparación con un precio muy inferior.

Empezamos como siempre con sus especificaciones sacadas de la propia web de Raijintek. Perdonad que vuelva a pecar de pesado, pero pocas webs he visto como la de Raijintek en cuanto  a facilidad de uso, y diseño. Si queréis buscar algo rápidamente es fácil gracias a su diseño sencillo pero elegante. Muchas veces hemos tenido oportunidad de conocer fabricante con grandes productos que no cuidan su web y eso, en términos de marketing, es algo imperdonable. Pero volvamos a sus especificaciones.

specs

 Como cabía de esperar, compatible con todos los sockets actuales y unas dimensiones mucho menores que las de su hermano mayor el Ereboss pero con una altura también a tener en cuenta. A grandes rasgos, tres heatpipes en lugar de los seis del Ereboss pero un poquito más gruesos, 8 mm frente a los 6 del Ereboss.

ASPECTO EXTERNO

Rápidamente empezamos con el embalaje.

Y por supuesto el patrón seguido es el mismo que el del propio Ereboss. Los mismos colores, la misma información y la misma distribución. Y por cierto, el mismo embalaje, pobre desde mi modesto punto de vista, que está vez si que ha traído un buen número de aletas dobladas. Ya lo decíamos con el Ereboss y es que el embalaje no es el adecuado para las finísimas aletas que estos disipadores llevan incorporadas.

Abrimos la caja y la distribución nos sigue recordando a lo que hemos visto en el Ereboos. Lo primero que aparece son los accesorios.

IMG_4004

 Vamos a empezar haciendo un breve repaso de los accesorios que el fabricante nos ofrece:

IMG_4007

En cuanto a tornillería podemos apreciar:

  • cinco gomas para el montaje de los ventiladores (una de repuesto)
  • cuatro tornillos para sujección al backplate
  • cuatro adaptadores negros
  • cuatro tornillos para el montaje con socket LGA 2011
  • cuatro tornillos de sujección
  • 2 tornillos pequeños de métrica 3

IMG_4006

 

Y en cuanto a los propios accesorios relacionados con los sockets tanto de Intel como de AMD:

  • 2 soportes para el montaje con Intel
  • 2 soportes para el montaje con AMD
  • el Backplate, preparado para Intel y AMD
  • Una barra cruzada de sujección a la placa
  • Un sobre con pasta térmica

IMG_4005

E inmediatamente pasamos a conocer un poco mejor al propio disipador.

Un simple cartón de color blanco separa los accesorios del propio bloque del disipador. Muy decepcionado sin duda con el embalaje. Y me encontré con lo que os dije al principio. Aletas dobladas. Reconozco que no es un problema especialmente grave pues simplemente es cuestión de devolverlas a su estado natural pero creo que el embalaje es una parte importante del proceso de fabricación de un producto y no debe dejarse de lado.

Pero vamos con el aspecto general del disipador.

Estamos ante el diseño típico de torre, como el Ereboss, pero bastante más estilizado debido a su menor grosor. 54 aletas de aluminio son las encargadas de disipar el calor que los tres heatpipes de 8 mm de grosor transfieren desde la base de cobre. Ya tenemos algunas diferencias con respecto al Ereboss. La más importante es el número de aletas y el numero y tamaño de los heatpipes. En las fotos que os ponemos a continuación de puede observar que el número de láminas de aluminio es sensiblemente mayor en el caso del Themis llegando, como os hemos dicho antes, hasta las 54, frente a las 34 del Ereboss. Igualmente el número de heatpipes se reduce a la mitad. El Themis tiene 3 heatpipes aunque con un poco más de diametro, 8 mm frente a los 6 mm del Ereboss.

Pero la principal diferencia está en la unión de los heatpipes a la base de cobre, utilizando el Themis el sistema que ya hemos visto en algunos de los disipadores actuales que es el «CPU Direct Contact» o CDC por el cual los heatpipes son parte de la base del disipador. Además en este caso, los propios heatpipes están dispuestos en la típica forma de U tradicional que usa la gran mayoría de los disipadores.

Poco más que decir a propósito del diseño del Raijintek Themis. Os ponemos las fotos habituales de como luce el disipador después de habernos permitido la licencia de compararlo con su hermano mayor.

EL VENTILADOR

Esta vez estamos ante un ventilador de 12 cm de corte tradicional. De acuerdo con las especificaciones que hemos podido conocer de él también cuenta con la función PWM siendo capaz de regular las vueltas según el calor generado. La mayor parte de las placas base de hoy soportan esa función, pudiendo regular al ventilador. En este caso es capaz de trabajar entre las 1000 y las 1800 RPM. Poco más que decir antes de entrar a verlo y compararlo con el que lleva el disipador Ereboss. Como podéis comprobar otra de las características a destacar es que en los dos casos los cables van perfectamente mallados.

EL MONTAJE

En este apartado si que no existe ninguna diferencia con respecto al Ereboss, excepto por el hecho de que al final el montaje de los tornillos que unen el bloque al travesaño no se hace tan complicado teniendo en cuenta que no tenemos la obligación de usar un destornillador largo pues el grosor del propio disipador (mucho más estilizado) permite que el travesaño que se une a las dos placas sobresalga y no quede por debajo del bloque.

No os vamos a repetir los pasos que ya tenéis explicados en el análisis del Ereboss pero si os vamos a poner las fotos en forma de secuencia pues una imagen vale más que mil palabras.

Y lo que es muy importante. Igual que en el caso del Ereboss, Raijintek ha conseguido que el disipador no interfiera con los bancos de memoria RAM, por lo que el uso de módulos de memoria de perfil alto no son un problema. En este caso incluso con el uso de un ventilador de anchura tradicional mucho más grueso que el que monta el Ereboss.

IMG_4037

EL TESTEO

Al igual que como hacíamos con el Ereboss, las pruebas se han realizado con una temperatura ambiente de 23º C y poniendo nuestro i5 2500K a 4,4 Ghz. Los resultados han sido francamente excelentes y otra vez estamos ante un disipador que, a un precio muy contenido, nos da un rendimiento propio de los grandes.

Los resultados son muy similares a los obtenidos por su hermano mayor, dejándonos con un sabor de boca nuevamente excepcional.

Hay que tener en cuenta que los resultados obtenidos en los análisis, no son totalmente objetivos, pues aunque sea en mi caso, el disipador no está más de 15 minutos en funcionamiento y no se puede obtener, por falta de tiempo, el resultado del mismo en condiciones de mayor exposición al calor generado por el micro.

themis

Los resultados son francamente sorprendentes si hablamos de un disipador de 25€. Sin duda, en la línea de los demás disipadores de Raijintek, este Themis justifica cada euro gastado en él de una manera totalmente significativa.

Ponemos una comparativa con los resultados obtenidos con otros disipadores, ya no de su segmento de precios sino de precios aún mayores:

comparativa

Sin duda alguna resultados espectaculares a la altura de un disipador de una clase muy por encima del nombre de la marca, recién creada, y de su precio.

CONCLUSION

A medida que vamos conociendo estos disipadores, sabemos de lo que es capaz un fabricante de alcanzar en cuanto a refrigeración por aire se refiere. Si eres de aquellos que buscan PCs a un precio comedido y no estas dispuesto a gastarte casi 100€ en lo que al propio disipador se refiere, sin ninguna duda los disipadores de Raijintek son una opción a tener en cuenta. La mejor opción diría yo.

 la facilidad de montaje propia de los disipadores de este fabricante, se les une un rendimiento espectacular que mucho me temo, que si hace un marketing medianamente decente, va a dejar en evidencia a más de un fabricante ya consagrado. Sin duda son palabras duras, pero nos vemos en la obligación de comentarlo.

Desde el punto de vista negativo, nuevamente decir que el embalaje me parece impropio del contenido y de los resultados obtenidos. Me hubiera gustado no tener que andar desdoblando las laminas del bloque solo porque el fabricante no haya sabido buscar un embalaje adecuado.

En cuanto al ventilador, tampoco creo que está a la altura del rendimiento del disipador pero cumple se función de manera satisfactoria. No es ni mucho menos silencioso cuando trabaja al máximo de revoluciones pero ya os recordamos que un disipador de menos de 25€ tampoco puede hacer alardes en todos los aspectos y en el que realmente importa, que es el rendimiento, es espectacular.

PROS 

  • Precio
  • Espectacular rendimiento en relación a su precio
  • Montaje muy fácil y al alcance de cualquiera

CONTRAS

  • Pobre embalaje
  • Quizás alguna pieza de goma de más para montar un segundo ventilador

 

puntuación