Noctua NC-U6

INTRODUCCIÓN

El disipador que hoy os traigo para review es algo nuevo en esta web: Un disipador para chipset. Y os estareis preguntando: Por qué un disipador para chipset?? Veamos antes que es el chipset de una placa base.

El chipset es un chip que se encarga de interconectar el procesador con la mayoría de funciones de la placa base, viene a funcionar como el bulbo raquideo en nuestro cuerpo. A él se conectan el puerto de gráficos, ya sea AGP o PCIe,  las controladoras IDE y SATA, los puertos USB, los puertos PCI, disquetera, controladora Ethernet, y en él reside (en los procesadores de Intel y los antiguos AthlonXP de AMD) el controlador de memoria. Básicamente, existen dos tipos de chipsets en la mayoría de placas base:

1.El puente norte o North Bridge, llamado así por encontrarse generalmente en la parte superior de la placa base, encargado del controlador de memoria y el puerto de gráficos.
2.El puente sur o South Bridge, llamado así por encontrarse en la parte inferior de la placa base, que se encarga del resto.

En modelos recientes de placas base con chipsets de la marca Nvidia para AMD, y dado que el controlador de memoria se ha movido del puente norte al propio procesador en los Athlon64, se ha eliminado el puente sur creando un único chipset que lo controla todo y al que se llama MCP.

Últimamente, y sobre todo en los chipsets Nvidia, las temperaturas de funcionamiento de estos chipsets han ido en aumento de manera alarmante, siendo frecuente el verlos funcionar a temperaturas cercanas a los 100ºC en el caso del nuevo chipset RD600 o de los 50º-60ºC en el caso de los nForce4-680i. Las soluciones que se emplean para refrigerar el chipset son de lo más variopintas y van desde un simple disipador de aluminio hasta disipadores con ventiladores y heatpipes. Por supuesto, si tu placa base funciona con un simple disipador de aluminio y éste no se calienta demasiado, el disipador que vamos a tratar hoy no representaría gran beneficio pero… Cuando nuestra placa tiene unas temperaturas en las que literalmente podríamos freir un huevo o emplea uno de esos molestísimos ventiladores enanos que giran a 7,000 rpm con un sonido irritante, o estamos dispuestos a sacar hasta la última gota de potencia que esté dispuesto a dar nuestro sistema, es el momento de cambiar nuestro disipador por uno de verdad y es aquí donde el disipador de Noctua nos va a venir bien.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Sacadas de la web de Noctua:

Altura 85 mm

Anchura 70 mm

Profundidad (aletas)  23,5 mm

Profundidad (base)  33 mm

Peso 130 g

Material Cobre (base y heat-pipes), aluminio (aletas de refrigeración), uniones soldadas.

Sistema de montaje Push-Pins & Mounting-Hooks

Volumen de entrega
NC-U6
Hardware de montaje
Pasta de transferencia térmica
Manual de instrucciones

Garantía 6 años

El disipador para chipset Noctua NC-U6 es un disipador tipo torre que funciona mediante heat pipes y aletas de aluminio, cuyo diseño está claramente inspirado en el de sus hermanos mayores NH-U9 y NH-U12 que tan buen resultado me dieron cuando los testeé, aunque a diferencia de éstos, este disipador está pensado para funcionar de manera completamente pasiva (sin ventilador), siguiendo con la política de Noctua de crear componentes de altas prestaciones que generen el menor (o ningún) ruido. Veamos unas cuantas fotos del sujeto.

ANÁLISIS EXTERIOR

El disipador se nos presenta en un blister marrón, blanco y azul que son los colores corporativos de Noctua.

El blister se haya cerrado por cuatro lados por grapas que seguran que el frontal de plástico no se saldrá de su sitio.

En la parte posterior podemos ver unos esquemas con las dimensiones del disipador y sus principales características en 6 idiomas.

Una vez abrimos el blister encontramos lo siguiente:

-El disipador.

-Los anclajes del disipador a la placa base.

-Una bolsa con masilla térmica genérica, protector acolchado y un tornillo.

-Un completo manual de instrucciones.

Veamos el disipador con más detalle.

Como he comentado al principio, el NC-U6 de Noctua es un disipador pasivo tipo torre que emplea dos heatpipes con forma de “U” para trasladar el calor desde la base del disipador hasta las aletas de aluminio.

La base del disipador es un bloque de cobre (que viene protegido por una pegatina blanca para evitar que se deteriore y la cual deberemos de retirar antes de la instalación) de la cual nacen las heatpiepes. Una vez retiramos la pegatina, la base es completamente plana y al tacto se aprecian los microsurcos que emplea Noctua para mejorar la dispersión de la masilla térmica.

En la parte superior de la base se haya una placa de aluminio con un agujero en el centro que es donde se coloca el soporte del disipador como veremos más a delante y en las que se aprecian las marcas del corte.

Como veis, el diseño es muy similar a los disipadores de la serie NH, aunque algo más sencillo.

En la foto anterior podéis ver cómo se insertan las heatpipes en las aletas de aluminio. Como de costumbre, Noctua ha querido llegar también hasta el final y las aletas van todas soldadas a las heatpipes, mejorando de esta manera la transmisión del calor.

En la anterior foto podeis ver,a  parte de la soldadura de las aletas, las muescas de sujección que emplea Noctua para soportar las aletas entre sí.

En la parte superior del disipador podemos ver el final de las heatpipes y un agujero en el centro a través del cual habremos de atornillar el sistema de sujeción.

Hablando del sistema de sujeción, este está compuesto por unos brazos telescópicos con dos tornillos que nos permitirán ajustar la distancia y el ángulo del disipador.

Noctua nos proporciona en el kit dos modelos, el de arriba que emplearíamos si el sistema de sujección de la placa empleara ganchos, y

Éste mediante push pins que emplearíamos si nuestra placa sólo tuviera agujeros. Hay que reconocer que Noctua ha pensado en todo.

INSTALACIÓN

Para la instalación he empleado una placa DFI LanParty nf4-UltraD que si bien es una maravilla para el overclock, es notoria la por la pésima colocación de su chipset y por lo ruidoso del mísmo, entrando dentro de la categoría de aulladores.

Como veréis, el chipset se halla colocado justo debajo de la primera ranura PCIe, de manera que al poner en ella la tarjeta gráfica, lo bloquea por completo aumentando mucho su temperatura de funcionamiento.

Lo primero que haremos será identificar el tipo de sujecciones que vamos a emplear para nustro nuevo disipador. En el caso de este chipset, emplearemos las que utilizan push pins.

Lo siguiente es desmontar el antiguo disipador con cuidado de no dañar ni la placa base ni el chipset. En ciertos casos es conveniente hacerle al sistema una sesión de juego de media hora para que el chipset se  caliente y se afloje un poco la masilla térmica. Presionaremos por la parte trasera las sujeciones de los push pins hasta que salgan de sus agujeros y, acto seguido, retiraremos  el antiguo disipador, dejando el chipset al descubierto.

Limpiaremos la superficie del chipset con un líquido limpiador como Artic Clean y extenderemos una capa de nueva masilla térmica. Para nuestras pruebas hemos empleado Artic Silver 5.

Con la masilla ya extendida, procederemos a colocar el protector acolchado que ayudará a distribuir mejor la presión del disipador sobre el chipset.

Este protector sólo es necesario si el chipset no lleva disipador integrado de calor como en el caso de la foto, si lo lleva no lo pongais o impedireis el correcto funcionamiento del disipador.

Ahora deberemos de buscar un destornillador de vástago largo ya que para atornillar el soporte al disipador hay que hacerlo a través del orificio central como ya os he comentado antes, de ésta manera:

Hecho ésto, procederemos a colocar el disipador sobre el chipset y lo anclaremos a la placa base.

Puesto que las distancias entre los agujeros no son estándares y los fabricantes emplean muchas veces las que les vienen en gana, los brazos telescópicos del disipador son una idea genial por parte de Noctua.

Y ya lo tenemos instalado. Como veis, la instalación es muy sencilla.

Aún así y como podeis ver por la anterior foto, el disipador no es 100% compatible con esta placa base ya que su posición obstruye parcialmente la primera ranura PCIe y ni aún girándolo podríamos meter una tarjeta gráfica. Por suerte para nosotros, la placa de DFI tiene una segunda ranura PCIe plenamente funcional en la que podremos instalar nuestra trajeta, así que antes de comprar el disipador os aconsejo que comprobeis si va a ser plenamente compatible con vuestra placa base.

TESTEO

Para testear hemos sometido al sistema a una sesión de ½h de Prime95 comparando los resultados entre el disipador original de la placa de DFI con los del Noctua NC-U6 y hemos obtenido los siguientes resultados.

Disipador de stock en idle.

Disipador de stock en load.

Noctua NC-U6 en idle.

Noctua NC-U6 en load.

En la siguiente tabla os será mucho más fácil comparar los resultados.

El Noctua literalmente, aplasta al disipador de stock de DFI con una diferencia de 9ºC a su favor y lo hace en el más absoluto silencio que es lo realmente impactante de este resultado.

CONCLUSIÓN

Qué decir que no diga ya la gráfica de arriba?? El Noctua NC-U6 me ha dejado poco menos que anonadado por su calidad en la construcción y por los más que impresionantes resultados obtenidos en las pruebas. No puedo más que quitarme el sombrero ante el excelente trabajo de los ingenieros de esta joven compañía austriaca que está revolucionando el mercado con sus productos hechos tanto para los amantes del silencio como para aquellos que buscan las máximas prestaciones. Hay que tener este disipador en nuestra lista de “imprescindibles”.

Pros.

-Temperaturas de infarto.
-Pasivo.
-Excelente calidad en la construcción.
-Fácil montaje.

Contras.

-Puede no ser compatible con todas las placas base.

Por todo ello, no tengo más remedio que otorgar al disipador Noctua NC-U6

LA BENDICIÓN DEL GURÚ, CATEGORÍA DE ORO.


Agradecimientos: Como siempre, dar las gracias a Jakob Dellinger de Noctua por la oportunidad de testear este disipador para puente norte y por su paciencia mientras mi ordenador ha estado en dique seco.

Compártelo. ¡Gracias!