ID-COOLING Frostflow 240L

ID-COOLING Frostflow 240L

Miguel Ángel Rodríguez

 

Un nuevo fabricante en nuestro laboratorio, por lo que permitidnos hacer una breve reseña sobre el mismo. La verdad es que nos ha sorprendido este fabricante. Es poco conocido, no nos vamos a engañar pero su catálogo de productos es francamente amplio. Me recuerda mucho a Corsair, salvando las distancias, de momento.

Desde fuentes de alimentación, Cajas, Sistemas de refrigeración por aire y Sistemas de refrigeración líquida AIO quiere darse a conocer en un mercado que cada vez está más poblado, sobre dimensionado y por supuesto sobre explotado.

Para los que queráis saber un poco más de nuestro protagonista de hoy y de sus productos, os invito a explorar su página que a mi en particular se me antoja sencilla de seguir, muy bien estructurada y muy bien diseñada.

http://www.idcooling.com/index.php

Hoy vamos a empezar nuestro particular periplo con ID-Cooling con un Sistema de Refrigeración líquida AIO e intentáremos, al final del análisis, ser lo más objetivos posibles y porque no, compararlo con los grandes monstruos de la Refrigeración Líquida AIO como son Corsair, Raijintek, Cooler Master y muchos otros.

Pero no hablemos del fabricante que estamos seguros que pronto se dará más a conocer en el mercado europeo y vamos a comenzar con el análisis del producto para lo cual empezamos, como siempre, con las especificaciones extraidas directamente de la web del fabricante

ANÁLISIS EXTERNO. EL EMBALAJE

A primera vista, el embalaje nos recuerda mucho al encontrado antiguamente con las líquidas AIO de Corsair, con el fondo en negro, algunas fotos del propio Sistema y las especificaciones.

En la parte frontal del embalaje encontramos una imagen del propio sistema junto con alguna de sus especificaciones en la parte inferior derecha y, como no, el nombre del modelo del propio sistema. En una etiqueta a parte nos ponen la edición que depende del color del sistema. Esta RL la podremos encontrar en el mercado en dos colores a elegir. Roja y Azul, como es nuestro caso.

En la parte trasera un especie de descripción del producto que empieza explicándonos porqué el Frostflow de ID-Cooling puede ser una buena opción a la hora de buscar un sistema de refrigeración líquida. Si os fijáis, en la parte posterior podemos encontrar el precinto de garantía. En este caso se trata de una etiqueta adhesiva con el nombre del fabricante y con su eslogan «Ideas to Make a Difference»

En lo laterales, más información. En uno de ellos el contenido de la caja en imágenes y por escrito, en el otro un esquema del propio sistema de RL con sus dimensiones y en otro encontramos las especificaciones más detalladas y la compatibilidad de los procesadores. Da gusto poder tener toda esta información antes de adquirir el producto. Sin duda el fabricante te da toda la información necesaria para poder estar seguro si este sistema es el que se ajusta a tus necesidades. Muy bien por parte de ID-Cooling.

Ya hemos visto el embalaje y procedemos a abrirlo para ver su contenido en detalle. Nos llevamos una grata sorpresa pues el sistema viene muy bien protegido en cartón y envuelto todo en bolsas de plástico para evitar arañazos. Una vez más, la distribución interior nos recuerda a los grandes fabricantes de los que hemos hablado anteriormente. Los dos ventiladores vienen cada uno en su bolsa de plástico aparte. Un gran detalle por parte del fabricante.

LOS ACCESORIOS 

Entre los accesorios podemos encontrar todo lo necesario para montar el sistema en cualquier socket, incluido Intel y AMD. Curiosamente, el backplate es universal para ambos fabricantes de procesadores y por supuesto tenemos toda la tornillería necesaria además de, esto es bastante de agradecer, una pequeña jeringuilla con pasta térmica por lo que no tendremos que preocuparnos en adquirirla.

Además, si os fijáis, disponemos de un cable para poder conectar los dos ventiladores en un solo conector de la placa. Aunque ya es habitual verlo entre los fabricantes, no deja de ser una gran idea teniendo en cuenta que cada vez se ponen más ventiladores en las cajas en detrimento del escaso número de conectores para ventiladores que hay en algunas placas.

El propio Sistema de Refrigeración Líquida viene de serie con los dos ventiladores de 120 mm necesarios para refrigerar el radiador.

Se trata de dos ventiladores PWM de 120 mm que se mueven en el rango de entre las 800 y las 2000 RPM que son capaces de evacuar hasta 84,5 CFM de aire que es una cantidad bastante considerable.

Hemos querido conocer más en detalle las especificaciones de los ventiladores pero no hemos encontrado información en internet. En cualquier caso os dejamos exactamente la etiqueta que los identifica por si vosotros tenéis más suerte. Lo que estyá claro es que no os podremos decir que tal funcionan hasta que no pongamos en funcionamiento el Sistema.

ASPECTO EXTERNO. EL SISTEMA DE REFRIGERACIÓN LÍQUIDA

Ningún cambio con respecto a lo ya conocido. Una Refrigeración Líquida basada en un radiador de 240 mm para dos ventiladores de 120 mm y la bomba integrada dentro del propio bloque de la CPU. Quizás la medida de las mangueras no es especialmente larga pero suficiente para llegar con garantías a la zona de la CPU incluso con cajas de gran tamaño.

Vamos a comenzar con el radiador, que nos recuerda al de la gran mayoría de los fabricantes de RL AIO de hoy en día. Nada especial a propósito del radiador. No viene con ninguna marca o etiqueta que nos haga suponer quién es el fabricante y no encontramos nada reseñable más allá de los tres remaches que podemos ver en la foto de arriba. Quizás se caracteriza por su espesor, que en este caso es quizás más fino de lo normal (3 Cm). Esto es una ventaja si tenemos en cuenta que en un gran número de cajas podremos poner el radiador en la parte superior de la caja y debajo del mismo los ventiladores sin que entorpezcan la instalación de la placa e incluso la zona donde se conecta el cable de alimentación de la CPU  que siempre está en la parte superior de la caja.

 

El entramado del radiador es como el de la gran mayoría y gracias a dicha distribución el agua circula por miles de curvas dentro del radiador facilitando el enfriamiento del agua.

Los tubos están recubiertos de un tejido especial que convierte a esta Refrigeración Líquida en más segura y, porqué no, más elegante. Sin duda la estética del tubo gana mucho con dicho tejido y suponemos que lo hará más resistente, en general, a las torsiones constantes a las que está expuesto cuando estamos realizando la instalación del sistema y cuando ya está instalado.

Mientras que el tubo está conectado al radiador mediante dos manguitos rectos de plástico, el tubo queda conectado al bloque mediante dos codos de plástico de 90º que además son pivotantes y permiten trabajar con el tubo de una manera sencilla y sin forzarlo a la hora de fijar el bloque al zócalo de la placa.

El bloque, que es cilíndrico, se ve robusto y en el encontramos dos zonas bien diferenciadas. Por un lado, la parte inferior es la que está en contacto con el procesador y está formado por una placa de cobre para la disipación óptima del calor. Dicha placa está unida al bloque mediante tornillos en los cuatro lados (8 en particular).  Si os fijáis en la foto de abajo, el bloque ya viene de serie con los anclajes de Intel instalados. En la segunda foto de abajo podéis ver como venía de fábrica el bloque que ya viene con un film plástico adhesivo para evitar cualquier arañazo sobre la base durante el transporte. No olvidéis que los arañazos en el bloque de cobre pueden hacer perder rendimiento al propio sistema.

 

La parte superior del bloque está protagonizado por el logo de ID-Cooling  justo en el centro y alrededor podemos ver una serie de celdas que se van encendiendo cuando el propio sistema esté en funcionamiento una vez instalado.

Terminamos el análisis externo con una advertencia muy importante por parte del fabricante. Si manipulamos la parte del bloque del sistema, la garntía queda invalidada. No es raro ver este tipo de advertencias en este tipo de sistemas de RL más aún teniendo en cuenta que una vez abierto se pierde la estanqueidad y la posibilidad de fugas de líquido es muy alta con el consiguiente riesgo ya no solo para la unidad de RL sino también para todo el hardware asociado.

MONTAJE

El montaje es simplemente un juego de niños. Si no tenemos idea pero nos fijamos en la guía de instalación que el fabricante nos ofrece, la instalación se hace muy sencilla.

Tan solo es montar los ventiladores o bien en la parte de arriba del radiador (donde enfriamos más el procesador al obtener el aire del exterior) pero se calientan más los demás componentes (pues introduce aire caliente en el sistema) o bien lo hacemos de la forma tradicional, en la parte de abajo del radiador que enfría menos el procesador pero expulsa hacia el exterior el aire caliente generado por el sistema y el radiador.

Los tubos, aunque no especialmente largos, lo son para poder llegar incluso dentro de cajas de gran tamaño y el espesor del radiador (más bien estrecho) nos permite que podamos instalar el radiador dentro de la caja con los ventiladores sin que interfieran con la parte superior de la placa.

Además la instalación se puede hacer sin tornillos. Gracias a las piezas utilizadas se pueden apretar con la mano y una cosa que me gusta (aunque esto es más subjetivo) la pieza que une el bloque con el backplate que se coloca por detrás de la placa es de rosca y eso hace que el backplate quede mucho más sujeto.

Finalmente os dejamos una foto del Sistemas funcionando con la iluminación del bloque (os recordamos que el ID-Cooling Frostflow 240L lo podéis adquirir en rojo y en azul)

TESTEO

Las pruebas se han realizado sobre nuestro equipo actual y con Windows 10 Pro de 64 bits. La configuración de hardware es la siguiente:

  • Placa Base ASRock Z170 OC Formula
  • Procesador Intel i5 6600K
  • Memorias DDR4 G.Skill 3200 Mhz
  • Tarjeta Gráfica MSI GTX 1070 Gaming Z

Además tenemos la suerte de contar con el Sistema de Refrigeración Líquida Corsair H100i v2 con las mismas características de este FrostFlow 240L, pues monta un radiador de 240 mm y con sus propios ventiladores de serie Corsair, por supuesto. Por tanto las pruebas se han realizado justo bajo las mismas circunstancias de Hardware y me atrevería a decir que bajo las mismas condiciones ambientales.

Los resultados del ID-Cooling Frostflow 240L han sido francamente espectaculares no llegando el procesador a los 75º después de realizar una sesión completa de Linx y con el procesador a 4500 Mhz a 1,35v

Aunque el Vid del Core Temp marca 1,15v, el voltaje real de la placa era 1,35v.

Estamos hablando de voltajes muy elevados y a los que pocos procesadores pueden llegar con sistemas incluso de refrigeración líquida, a partir de los cuales ya solo podemos optar a subir el voltaje si usamos los ya famosos cambios de fase o nitrógeno líquido que son para sesiones de OC extremo.

Con el Corsair H100i v2, que me parece un gran trabajo (no en vano estamos, desde mi modesto punto de vista, ante uno de los mejores desarrolladores de Refrigeraciones Líquidas AIO) no ha sido capaz de llegar a estos voltajes sin acercarse al TJ Max (T Junction Max) que es la temperatura máxima a partir de la cual el procesador ya se reinicia dando errores de temperatura.

CONCLUSIÓN

Rendimiento y buen precio. Sin duda un binomio muy difícil de encontrar y que este fabricante desconocido, de momento, ha conseguido. Y digo desconocido de momento porque si sigue consiguiendo estos altos estándares de calidad y a unos precios tan competitivos vamos a estar pronto ante un fabricante muy conocido por todos.

A simple vista no vemos nada espectacular. El radiador no es de una calidad especial y cumple sin más, el bloque, a parte de la placa, que es de cobre, es de plástico y no presenta ningún material especial pero el ruido de la bomba es casi nulo además del sistema de iluminación que podrá o no gustar pero ahí está. Los tubos están recubiertos de un tejido especial que los hacen más seguros al posible deterioro de la goma.

Y por fin el montaje. Es totalmente sencillo y no presenta complicaciones.

VENTAJAS

  • Espectacular proporción precio-rendimiento
  • Calidad en los materiales (sobre todo de los tubos)
  • Facilidad de montaje
  • Gran rendimiento de los ventiladores

INCONVENIENTES

  • Los ventiladores a máxima velocidad son insoportables
  • Quizás el material de la carcas del bloque/bomba (plástico)