Cooler Master Storm Spawn

En los últimos tiempos, el ratón ha pasado de ser solo un periférico más, a convertirse en uno de los componentes más importantes de un ordenador, y más si estamos hablando de uno dedicado al sector Gaming, donde se busca la máxima precisión y la mejor comodidad para no terminar cansados o con dolores de mano tras sesiones intensas a nuestros juegos favoritos.

CM Storm es la división de Cooler Master dedicada al desarrollo de periféricos y componentes de hardware diseñados especialmente para este sector Gaming tan exigente, y hoy tenemos el privilegio de presentaros el análisis del último ratón de tipo garra que la compañía ha incluído en su catálogo: el CM Storm Spawn.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacadas de la página web del fabricante:

– Sistema de memoria interna: Sentinel-X TM 32 KB
– Sensor óptico de 3.500 DPI
– DPI prefijadas a 800, 1.800 y 3.500
– Velocidad máxima: 60 IPS (pulgadas por segundo)
– Máxima aceleración: 20G
– Proceso de imagen: 6.400 FPS (frames por segundo) / 5,8 Megapíxels por segundo
– Polling rate: 1.000 Hz por interfaz USB
– Ergonomía para mano derecha en forma de garra
– 7 botones programables
– Base de teflón
– Longitud del cable: 2 metros
– Conector USB 2.0 bañado en oro.

ANÁLISIS EXTERNO.

El ratón viene embalado en una caja de cartón con puerta, en la que predominan los colores negro y rojo, y donde podemos ver una foto del ratón a todo color.

Al abrir la puerta de la caja, podemos ver el ratón rodeado de una impactante atmósfera de color rojo (al igual que el propio ratón). En la parte izquierda, encontramos una nueva fotografía a color del ratón con sus características principales señaladas en la propia figura.

El ratón en sí viene salvaguardado por un blister de plástico para protegerlo de cualquier daño. En la siguiente imagen podemos observar el impactante diseño que tiene.

En la parte trasera de la caja encontramos en detalle las características técnicas.

Una vez abierta la caja, podemos sacar el blister de plástico que protege al ratón. Como vemos, CM Storm es insistente en la utilización del color rojo llamativo en este ratón.

En la parte trasera del blister de plástico encontramos el cable con el conector USB perfectamente enrollado y escondido, así como el CD con los drivers y el programa de configuración. Podemos ver en la imagen de la izquierda que CM Storm ha decidido dejar un hueco para que el sensor óptico del Spawn sea visible.

Y aquí podemos ver el  CM Storm Spawn en todo su explendor. El cable está recubierto una funda de goma, lo que hace que se deslice mejor sobre superficies lisas, pero sufirará más desgaste que si estuviera protegido por tela como el Logitech G9, por ejemplo. El conector USB está bañado en oro para maximizar su conductividad.

El ratón tiene un tamaño medio, y al igual que su hermano Inferno, está recubierto de una goma anti deslizante de tacto muy agradable en ambos laterales que evitará que perdamos el control durante las sesiones de juego más intensas.

La parte posterior del ratón está construida en plástico de color rojo brillante, con el logo de CM Storm predominando en color blanco. Después de un pequeño relieve de plástico negro brillante que contrasta estupendamente con el color rojo de la parte trasera, encontramos los botones principales, los dos botones de cambio de resolución, y la rueda del scroll. Los botones están recubiertos en un material suave antideslizante, muy agradable al tacto.

En el lateral izquierdo del ratón tenemos otros dos botones para el dedo pulgar, que por defecto vienen programados para hacer las veces de “atrás” y “adelante” en el explorador de Windows.

En esta vista del ratón desde arriba queda claro que la ergonomía de este lo hace apto únicamente para diestros. El denominador “SPAWN” en color blanco queda reflejado en la parte derecha del ratón.

En la parte derecha podemos observar que CM Storm ha dejado hueco para poner los dos dedos restantes de la mano derecha, de manera que ningún dedo quede tocando la alfombrilla (o derivado) que tengamos debajo del ratón, y así el movimiento sea lo más preciso posible. Ergonomía 100%, pero solo para diestros.

En esta vista del frontal llama la atención sobretodo que la rueda del scroll está recubierta de una goma estriada para maximizar el control sobre ésta.

Finalmente, la vista inferior del ratón. Dos grandes superficies de teflón arriba y abajo garantizan un deslizamiento cómodo y suave. El sensor óptico de 3500 dpi se encuentra en el centro con el identificativo “Storm Tactical”.

TESTEO.

En uso, el CM Storm Spawn es extremadamente cómodo. Me ha sorprendido que un ratón que no me cubre toda la mano (soy de manos bastante grandes) tenga una ergonomía tan conseguida. Las gomas laterales permiten un agarre cómodo y preciso, que incluso en sesiones intensivas de juego donde las manos tienden a sudar, el agarre sigue siendo firme. El movimiento es suave y preciso, gracias a sus almohadillas de teflón, que resbalan perfectamente tanto en alfombrillas, como sobre la propia mesa. Un 10 para CM Storm en este aspecto.

Como es normal cada vez que tenemos un ratón nuevo en nuestras manos (o solo en la derecha como en esta ocasión), existe un periodo de adaptación para acostumbrarnos a él y tener una precisión óptima. He de decir que con el CM Storm Spawn el periodo de adaptación ha sido pequeño para mi (en parte gracias a que el ratón que he estado utilizando hasta ahora también es del tipo garra) y en seguida he podido utilizarlo con precisión en toda clase de juegos. Sin embargo, me ha costado muchísimo adaptarme a los dos botones que tiene en la parte izquierda, los cuales están, para mi gusto y para la forma de mi mano, demasiado arriba, y tengo que forzar el dedo para utilizarlos. Cuando los utilizas para navegar por internet esto no es demasiado grave, pero si los utilizas como yo, que por ejemplo en el Call of Duty uno lanza las granadas especiales y otro es el ataque cuerpo a cuerpo, dificulta mucho la tarea, y todos los aficionados a este tipo de juegos sabemos que una décima de segundo es la diferencia entre la vida y la muerte. Este aspecto negativo no lo es tanto para personas que tengan las manos más pequeñas.

El sensor óptico hace su labor excepcionalmente bien. Estoy acostumbrado al Logitech G9, con su maravilloso sensor láser que permite su utilización en cualquier tipo de superficie sin problemas. Yo pensaba que el sensor del Spawn, al ser óptico y no láser, iba a limitar su uso a alfombrillas y, como mucho, otras superficies planas no reflectantes. Pero nada más lejos de la realidad: he podido utilizar el CM Storm Spawn con comodidad y precisión en todo tipo de superficies, incluído una alfombra de suelo o sobre mi pantalón, lo que denota la altísima calidad del sensor que CM Storm ha acoplado al Spawn. Sin embargo ni que decir tiene que no puede ser utilizado sobre cristal ni sobre superficies reflectantes (esto es la mayor diferencia entre un sensor óptico y uno láser).

El cambio de resolución “al vuelo” del motor óptico funciona a la perfección incluso sin instalar los drivers específicos del ratón, aunque está muy limitado, dado que solo permite 3 resoluciones diferentes: 800, 1800 y 3500 dpi. Además los botones están colocados en pleno centro del ratón, por lo que es necesario mover toda la mano para pulsarlos y cambiarla, algo realmente incómodo si se pretende hacer mientras se juega. Además, no hay ningún indicador que te diga qué resolución es la que tienes seleccionada. Estaría bien incluir aunque fuera un LED que cambie de color para saberlo.

Los botones principales se pulsan con comodidad, no hay que hacer ni demasiada presión ni muy poca. Sin embargo para mi gusto son demasiado sonoros al ser apretados. La rueda (hablando de click central) está demasiado dura, y si como yo la utilizas para lanzar granadas en los juegos FPS, a veces al tener que apretarlo tanto pierdes precisión por hacer fuerza sobre todo el conjunto. La rueda, hablando ya de su uso convencional (scrolling), funciona estupendamente.

En cuanto al software que viene con el ratón, es extremadamente simple y sencillo de utilizar. Vamos a ver las pantallas.

En esta primera pantalla, podremos configurar todos los botones a nuestro gusto, así como las características básicas de cualquier ratón (como la velocidad del doble click) que podríamos configurar desde el panel de control de Windows.

En esta segunda pantalla, podremos configurar las macros, que se quedarán guardadas en la memoria interna del ratón, pudiendo utilizarlas incluso si conectáramos el ratón en otro ordenador diferente que ni siquiera tuviera el software del Spawn. Volviendo a la configuración de macros, he de decir que, aunque es sencillo hacerlo, las posibilidades son tan elevadas, que podrían abrumar a muchos usuarios. No obstante, esta factultad hará las delicias de cualquier Gamer experimentado.

En esta tercera pantalla podremos “configurar” las DPI de cada una de las tres posiciones con las que cuenta el Spawn. Sin embargo, lo entrecomillo, ya que como comenté antes solo te deja elegir 800, 1800 y 3500.

La cuarta y última pantalla consiste únicamente en los créditos y la actualización automática del programa.

CONCLUSIÓN.

El CM Storm Spawn es un muy buen ratón, cómodo a rabiar, y muy preciso. Sin embargo carece de características que para mi son esenciales en un ratón que quiera hacerse un hueco en el mundo Gamer, tales como el indicador de en qué resolución estamos, o que la rueda está demasiado dura. No obstante, el Spawn es un ratón Gamer de muy buena calidad y económico (unos 40 euros), que beneficiará a todo aquel que quiera un ratón Gamer pero sin dejarse el sueldo en él.

Pros:

– Ergonomía increíblemente buena.
– Funciona sin drivers (excepto la configuración de macros).
– Buena elección de materiales.
– Excelente motor óptico, preciso hasta en superficies irregulares.
– Software de configuración muy sencillo.
– Precio.

Contras:

– Ubicación de botones laterales mejorable.
– Demasiado sonoro.
– No hay indicador de en qué DPI está.
– Solo hay tres resoluciones posibles.
– Solo para diestros.

Por todo ello, desde HardZone le otorgamos muy merecidamente al CM Storm Spawn nuestra:

BENDICIÓN DEL GURÚ, CATEGORÍA DE PLATA.

Queremos dar las gracias a Cooler Master por habernos enviado el sample para este análisis.

Compártelo. ¡Gracias!