Artic Cooling Accelero X1

INTRODUCCIÓN.

A pesar de los avances tecnológicos actuales, la refrigeración de los componentes de nuestros ordenadores sigue siendo un asunto prioritario hoy en día. Dos componentes, el procesador y la tarjeta gráfica, son los que más se calientan y de los que más soluciones de refrigeración salen al mercado al cabo del año, algunas buenas y otras no tanto. Hoy analizaremos el disipador para tarjetas Artic Cooling AcceleroX1 destinado a la gama Geforce 6.800 y 7.800 de Nvidia (el modelo AcceleroX2 está destinado a las tarjetas de ATI).

Artic Cooling es una empresa radicada en Suiza que se dedica a la fabricación de componentes para refrigeración con especial atención al nivel de sonoridad de los mísmos. Su amplia línea de productos incluye disipadores para procesadores, ventiladores y disipadores para tarjetas gráficas. Curiósamente, esta empresa saltó a la fama en el mundo de los entusiastas del hardware informático con un disipador para tarjetas gráficas ATI (el Artic Cooling Silencer, del cual hubieron 3 revisiones), a los que siguieron las series NV y ATI Silencer y, por último, el disipador que nos ocupa hoy.

Cuando decidí que estaba harto de las altas temperaturas de mi Gainward Geforce 7.800GTX Golden Sample (54ºC en idle y 74ºC en load), empecé a buscar un disipador que fuera silencioso y efectivo. Habiendo poseido una de las primeras revisiones del AC Silencer en una ATI Radeon 9700Pro y habiendo leido los buenos resultados que dieron (y dan) los AC NV Silencer, decidí probar suerte con el nuevo Accelero X1.

EXAMEN EXTERIOR.

El Artic Cooling Accelero X1 viene empaquetado en un blister de plástico con las piezas bien sujetas. En el frontal del blister se aprecia cláramente el cuerpo del disipador mientras que en la trasera del embalaje se puede ver el disipador de aluminio que servirá para refrigerar nuestras memorias si nuestra tarjeta tiene módulos de memoria por la parte de atrás.

Una vez abierto el blister (tarea bastante complicada y que requerirá de unas buenas tijeras), el contenido de la caja es el siguiente:

-Disipador Accelero X1
-Hoja de instrucciones (en inglés y alemán).
-Almohadillas térmicas para los módulos de memoria.
-Tornillos de diferentes tamaños y arandelas de plático.

La primera impresión del Accelero X1 es que es GRANDE. Este disipador cubre todo el costado de la tarjeta gráfica y sobresale por la parte de arriba de ésta en el lugar donde va el ventilador de 60mm.

Este modelo de ventilador es muy similar a los que se usaban en los antiguos modelos silencer, pero tiene la particularidad de no expulsar el aire caliente de la refrigeración de la tarjeta al exterior de la caja si no hacia la ranura PCIe donde se asienta la tarjeta gráfica. A mi parecer, este sistema supone un retroceso respecto a los antiguos Silencer.

En esta vista con la cubierta quitada podemos ver cláramente el tamaño del ventilador y el diseño peculiar de sus aspas.

En la parte posterior del disipador podemos ver la base de cobre sobre la que se asentará el core de la GPU.

Como se observa, la zona de cobre viene ya con masilla térmica aplicada y todo ello va protegido por un protector de plástico que obviamente habrá que quitar antes de instalar la tarjeta.

La peculiaridad de este disipador es que la transmisión de calor se realiza mediante heatpipes desde la zona de cobre hacia unas aletas de aluminio que cubren toda la extensión de las heatpipes, asegurando de esta manera una transmisión y disipación del calor mucho más eficiente.

Los disipadores con heatpipes ya llevan un tiempo usándose para refrigerar procesadores y, en algunos casos chipsets como en el caso de algunas placas base con chipset Nforce4 SLI y SLI x16, pero hasta ahora ningún fabricante había decidido implementar este sistema en los disipadores para tarjetas gráficas. Algunos ejemplos de este tipo de disipadores aparte del Accelero son el Thermalright V1-Ultra y el Zalman VF-900.

MONTAJE.

El montaje de este disipador no es complicado, pero sí laborioso debido a que el desmontaje del disipador original de Nvidia suele requerir algo más que quitar 4 tornillos. Para esta review montaré el disipador en mi actual Gainward 7.800GTX Golden Sample.

Para empezar, quitaremos el antiguo disipador siguiendo las instrucciones de Artic Cooling. Una vez hecho ésto y separado el disipador de la tarjeta gráfica, procederemos a limpiar con Artic Clean tanto la GPU como los módulos de memoria.

Acto seguido procederemos a pegar las almohadillas térmicas a los módulos de memoria situados en el frontal de la tarjeta gráfica. Empezad quitando sólo la protección de la parte que va pegada a los módulos de memoria y, cuando esteis listos para poner el disipador encima, quitad la protección de papel de la parte superior. La verdad es que explicado es más complicado de lo que realmente es. Tened cuidado porque las almohadillas térmicas son, por suerte, bastante pegajosas y se os pueden pegar a los dedos.

Con todo ésto, ya estaríamos en disposición de instalar el disipador ya que como he comentado antes, el disipador ya viene con su propia masilla térmica pre aplicada. Sin embargo, en mi caso he decidido prescindir de esta masilla y usar Artic Silver 5 para asegurarme la máxima conducción de calor al disipador.

He aplicado una fina capa de AS5 sobre la GPU de la mísma manera que haría sobre un procesador.

El siguiente paso es algo delicado: Colocad el disipador sobre la mesa de manera que la parte de cobre quede mirando hacia arriba. Acto seguido debereis de colocar la tarjeta gráfica encima cuidando de alinear los 4 agujeros para tornillos que rodean al núcleo con sus entradas respectivas en el disipador. Aseguraos bien que la tarjeta está correctamente alineada antes de colocarla en el disipador ya que si os equivocais, depegarla no es cosa fácil debido a las almohadillas de la memoria. Una vez bien situada la tarjeta, procederemos a usar 4 tornillos con arandelas de nylon para asegurar la tarjeta al disipador. Y aquí viene el único punto negativo de la review; habiendo leido en otro site que era mejor no utilizar estas arandelas, pregunté al servicio técnico de Artic Cooling su opinión… Y a fecha de hoy sigo esperando todavía su respuesta. Muy mal, Artic Cooling.

Aprovechando que tenemos la tarjeta de espaldas, quitaremos las protecciones de papel de las almohadillas traseras (si vuestra tarjeta lleva ahí módulos de memoria, claro;)) e instalaremos el disipador de aluminio que va sujeto con tornillos.

Con los tornillos bien apretados, conectaremos el cable de alimentación del ventilador en la parte delantera y ya lo tenemos montado. El resultado final es éste:

TESTEO.

El equipo para las pruebas es el siguiente:

-Procesador AMD Athlon64 3.700+ @ 2.7Ghz
-Disipador Thermalright XP-120 con ventilador SilverStone FM-121
-Placa Base DFI LanParty nf4Ultra-D
-2x512MB GEIL ONE-BH @ 245Mhz

Por falta de previsión por mi parte, no hice capturas de pantalla a las temperaturas antes y después de la instalación del Accelero, así que os tendréis que fiar de mi palabra. Tras dos horas de 3D Mark 2.005 los resultados son:

Stock idle: 54ºC
Stock load: 74ºC
AcceleroX1 idle: 46ºC
AcceleroX1 load: 62ºC

El cambio es más que sustancial en las temperaturas, apreciándose un descenso de 8ºC en idle y 12ºC en load. Recordad que hablamos de una 7.800GTX de 256MB que está clockeada a 516Mhz en la GPU y 1.395Mhz en la memoria, así que probáblemente en una tarjeta en stock las temperaturas serían quizás algo más bajas.

En cuanto al sonido… Qué sonido?? El ventilador es complétamente imposible de oír a no ser que pegues la oreja a él dentro de la caja.

CONCLUSIÓN.

Artic Cooling ha vuelto a sacar al mercado un producto muy competitivo y con unas excelentes prestaciones, ojalá su servicio técnico estuviera a la altura de las expectativas. Con buen precio y buenas prestaciones, el Artic Cooling AcceleroX1 se merece:

LA BENDICIÓN DEL GURÚ, CATEGORÍA DE ORO.

Compártelo. ¡Gracias!