Artic Cooling Accelero Twin Turbo Pro

Con las tarjetas gráficas cada vez más y más potentes que tenemos en el mercado, cada vez hacen falta mejores soluciones de refrigeración para mantenerlas a unas buenas temperaturas y con un nivel de ruido aceptable. Por eso cada vez está más extendido entre los usuarios avanzados el sustituir el disipador que viene de serie con las tarjetas gráficas por uno de aftermarket.

Y es aquí donde entra Artic Cooling y sus soluciones específicas para refrigeración de tarjetas gráficas. Para el análisis de hoy, Dodeka Systems ha tenido a bien cedernos una pareja de Artic Cooling Accelero Twin Turbo Pro. Este disipador es una evolución del modelo previo Twin Turbo.

Vamos a ver las características técnicas.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacadas de la página web de Artic Cooling.

Compatibilidad:

AMD Radeon:

– HD 5870, 5850, 5830
– HD 4890, 4870, 4850, 4830
– HD 4770
– HD 3870, 3850
– HD 2900XT, 2900 Pro
– X1950, X1900 series
– X1800, X1650 series
– X1600, X1550 series
– X1300 series

nVIDIA GeForce:

– GT240, GTS250
– GTS150 (not LP), GT130 (not LP)
– 9800GTX+, 9800GTX, 9800GT
– 9600GT, 9600GSO
– 9500GT (not LP), 9400GT (not LP)
– 8800GTS(G92), 8800GT, 8800GS
– 8500GT (not LP), 8400GS (not LP)
– 7950GT, 7900, 7800, 7600 series
– 6800, 6600 series

Aunque no lo ponga aquí, también es compatible con AMD Radeon HD6850 y HD6870.

ANÁLISIS EXTERNO.

El Artic Cooling Accelero Twin Turbo Pro viene embalado en un blíster de plástico transparente que deja ver su contenido interior. Podemos ver en la parte frontal una pegatina que certifica su compatibilidad con gráficas nVIDIA GT240 y Radeon HD5870 y 5850.

En esta vista de frente podemos ver sus dos ventiladores PWM de 92mm ultrasilenciosos, así como sus 4 heatpipes asomando por la parte superior.

En la cara opuesta encontramos sus características técnicas, la enumeración de accesorios, una comparativa de rendimiento térmico y sonoro de una Radeon HD4870 y un símbolo que certifica sus 6 años de garantía.

Abrimos el blíster de plástico para poder acceder al disipador.

Debajo de éste encontramos los accesorios y el manual de instrucciones.

Ya fuera del blíster.

El manual de instrucciones. Explica paso a paso y muy detalladamente el montaje, de manera que no hace falta un curso de ingeniería avanzada para instalarlo en nuestra tarjeta gráfica. Esto siempre es un punto a favor, ya que no todo el mundo está acostumbrado o se atreve a montar un disipador de aftermarket en su carísima tarjeta gráfica.

Artic Cooling también incluye una plantilla para poder asegurarnos de cuáles son los agujeros correctos que coinciden con nuestra tarjeta gráfica.

Blíster con tornillos y arandelas.

También se incluyen dos embellecedores agujereados para la parte trasera de la caja. No entiendo muy bien la inclusión de éstos, dado que las tarjetas gráficas ya incluyen los suyos propios. No obstante, dado que con este disipador montado las gráficas ocuparán dos slots y medio, podríamos ponerlo en la tercera ranura de expansión PCI para mejorar la refrigeración si la que viene con la caja no tiene agujeros.

Disipadores de aluminio para las memorias de la gráfica.

Por si nuestra gráfica tuviera un conector de alimentación de los ventiladores especial, Artic Cooling incluye un adaptador para un conector mólex de 4 pines de la fuente de alimentación. Éste tiene dos salidas, la de 12V para que los ventiladores de 92mm del Twin Turbo Pro funcionen a máxima potencia (2000 rpm), y otro de 7V para que funcionen al mínimo (900 rpm).

Más disipadores de aluminio, estos específicamente para los reguladores de voltaje. Vemos que Arctic ha cubierto todas las posibilidades de instalación por si tenemos componentes cerca de los mísmos, que no estorben durante el montaje, como veremos más adelante.

Vamos a ver el disipador en sí. Como ya hemos visto antes, en la parte de arriba están los dos ventiladores de 92mm, así como varios identificativos de Artic Cooling Accelero Twin Turbo Pro.

Detalle de uno de los ventiladores. Podemos observar el diseño en espiral de las aspas está destinado a mover bastante aire pero reduciendo la sonoridad. Lo que no me convence es que se emplee un marco abierto dado que, por fuerza centrífuga, una parte importante del aire saldrá por ahí en lugar de dirigirse hacia las aletas de aluminio situadas debajo.

En esta vista lateral podemos observar las 35 láminas de aluminio que tiene en cada lado, así como la altura que tiene todo el conjunto del disipador.

En esta otra vista vemos las 4 heatpipes que salen de la parte de abajo para distribuirse por las láminas de aluminio.

Vista por la parte de abajo. Podemos ver la base de cobre que está soldada a las 4 heatpipes. No así éstas a las láminas de aluminio, a las cuales se fijan con simples soportes. Es una pena, ya que por ahí vamos a perder rendimiento térmico.

Detalle de lo que acabo de comentar. Las láminas de aluminio se agarran a las heatpipes de cobre mediante un sistema de encaje (las heatpipes tienen una pequeña hendidura sobre la que se asientan las láminas con las agarraderas).

Detalle de la base. Podemos ver que cuenta con una placa metálica anclada a la base de cobre. Esta placa cuenta con diversos agujeros para ser compatible con la multitud de gráficas que especificamos al principio de este análisis.

En la base viene pre aplicada la excelente pasta térmica Artic Cooling MX-2, por lo que no será necesario aplicar nada más sobre la GPU. También podemos ver que en las cuatro esquinas de la placa metálica hay pegatinas para que en ellas se fijen ciertas arandelas que veremos algo más adelante.

Aquí podemos ver el grosor de las 4 heatpipes.

Por último, vemos que Artic Cooling ha incluído dos tipos de conectores para el cable que alimenta el ventilador que empleareos en función del tipo de conector que emplee nuestra tarjeta gráfica: de 3 y de 4 pines.

MONTAJE.

En esta ocasión vamos a montar el Artic Cooling Accelero Twin Turbo Pro sobre una tarjeta gráfica AMD Sapphire Radeon HD5850 Xtreme a la que le ha empezado a fallar el ventilador del disipador. Este modelo de Sapphire es un poco especial dado que emplea el núcleo HD5850 pero va montado sobre el mismo PCB de la Sapphire Radeon HD6850, con lo que los pasos de montaje aquí descritos son también aplicables a ésta gráfica.

Hay que retirar el disipador de origen de esta gráfica, retirando los 4 tornillos del backplate.

Tan sencillo como eso. Retiramos el disipador original y podemos ver que Sapphire no había incluído disipadores específicos para la memoria de la gráfica, con lo cual al ponerle los de Artic Cooling alargaremos la vida útil de esta.

Solo incluía un finísimo disipador de color negro para los VRM.

Para quitarlo es necesario desatornillarlo por la parte trasera.

Vemos que Sapphire había puesto un compuesto de goma para transferir el calor de los VRM al disipador, y que a la vez este no hiciera contacto directo con ellos.

El siguiente paso es limpiar la GPU de los restos de pasta térmica, y de paso le damos un repasito al PCB para quitarle el polvo que había entrado.

El siguiente paso es emplear una goma de borrar para limpiar de grasa aquellos chips sobre los que vamos a pegar los disipadores, en este caso los de memoria y los VRM. Es importante hacer este paso previo dado que en caso contrario el adhesivo de los mismos no agrrará correctamente.

Vamos a empezar a instalar los disipadores de aluminio sobre las memorias y los VRM. Estos vienen con un adhesivo preaplicado, así que solo tendremos que retirar el papel protector y pegarlos encima de los componentes a refrigerar.

Dicho esto comenzamos a instalarlos en todos los componentes. Hay que tener especial cuidado con este disipador doble que incluye Artic Cooling, que debe ir en el centro. ¿Por qué? Porque tiene un “perfil bajo” a mitad de este para permitir que las heatpipes del disipador principal pasen por ahí sin problemas.

La plantilla que usaremos para ver qué agujeros son los que corresponden a nuestra gráfica también nos sirve para hacernos una idea de por dónde pasan las heatpipes y colocar este disipador doble en consonancia.

Al colocar los disipadores para los VRM nos encontramos un pequeño problema, y es que no cabían bien, chocaban con los condensadores.

Por suerte Artic Cooling incluye disipadores extras de todos los tamaños, así que optamos por instalar otros más estrechos en esa zona. Así queda el PCB de la gráfica con todos los disipadores (excepto el principal, claro) instalados.

Hora de instalar el disipador principal. Lo primero que hay que hacer es retirar la protección de papel del adhesivo de la placa metálica.

Acto seguido colocamos las arandelas sobre el adhesivo. ¿Veis que bien? Gracias a esto las arandelas no se caerán al colocarlo sobre la gráfica. Ahora bien, tened cuidado al manejar las arandelas que son pequeñas y si se os caen al suelo localizarlas puede ser una tarea bastante árdua.

Detalle.

Ahora, ponemos el disipador sobre el PCB de la placa base de manera que coincidan los agujeros. Utilizaremos este tornillo y arandela para fijarlo.

Fijamos los tornillos al PCB y ya tenemos el disipador completamente instalado. En mi caso, dado que Sapphire había protegido la zona de los tornillos con una arandela de plástico pegada al circuito impreso, no he considerado necesario emplear las arandelas que os he mostrado antes.

Así queda la Sapphire Radeon HD5850 Xtreme con al Artic Cooling Accelero Twin Turbo Pro instalado.

Vistas laterales. Podemos ver que con el Twin Turbo Pro instalado la gráfica levanta bastante altura, y en este caso hace que la tarjeta gráfica también gane unos centímetros de longitud.

Vista trasera. Es importante no olvidar conectar los ventiladores.

Algo a destacar es que el Accelero Twin Turbo Pro deja espacio de sobra en la zona del conector CrossFireX.

Finalmente, aquí podemos ver el conjunto instalado en la placa base.

Y aquí tenemos dos gráficas iguales, ambas con el Twin Turbo Pro instalado, conectadas en CrossFireX. Como vemos entran muy, muy justas, ya que como dijimos antes al instalar el Twin Turbo Pro ganan anchura hasta ocupar 2.5 ranuras. Esto es algo que deberéis de tener en cuenta si vuestra placa base solo deja dos ranuras de separación entre gráficas.

Ahora vamos a analizar qué tal se comporta el disipador en nuestro entorno de pruebas.

TESTEO.

El equipo empleado para testear este disipador ha sido el siguiente:

– Intel Core i5 2500K.
– Noctua NH-D14.
– ASUS Sabertooth P67 B3.
– 2x Sapphire Radeon HD5850 en CrossFireX.
– Corsair HX 1050W.
– 2x4Gb G.Skill RipjawsX
– Mushkin Callixto Deluxe 60Gb SSD.
– 2x Western Digital Caviar Green 2 Tb.
– Seagate Barracuda 7200.12 1Tb.
– Unidad Blu-ray disc LG.

Para realizar la carga de la gráfica hemos empleado el Unigine Heaven 2.5. Se que hay gente que emplea programas como el FurMark pero esos programas no reproducen una carga gráfica similar a la que se produce en juegos.

Primeramente vamos a ver el rendimiento térmico que teníamos con el disipador de serie de Sapphire.

Nota: las temperaturas mostradas en las gráficas son el Delta, es decir, temperatura medida menos temperatura ambiente.

El rendimiento térmico del disipador de serie de Sapphire no es malo en ningún momento y su sonoridad es bastante baja para lo que solemos estar acostumbrados.

Ahora el rendimiento con el Artic Cooling Accelero Twin Turbo Pro.

Ahora una comparativa entre ambos.

Hay poco que añadir aquí, ya que la diferencia de temperaturas en todos los componentes es más que evidente. Con el Twin Turbo Pro hemos ganado la friolera de 16 grados centígrados en la GPU, y eso que las Radeon 5850 no se calientan demasiado. Pero mirad también las temperaturas de la memoria. Recordad que con el disipador de Sapphire, éstas no llevaban disipadores propios. Ahora con los disipadores de aluminio del Twin Turbo Pro, la temperatura de la memoria ha bajado nada más y nada menos que 13 grados.

En cuanto a la sonoridad cabe destacar que es tremendamente silencioso incluso a máximas revoluciones (en este caso es simplemente rumoroso).

CONCLUSIÓN.

El Artic Cooling Accelero Twin Turbo Pro es un gran disipador de aftermarket, compatible con casi todas las tarjetas gráficas del mercado y que reduce considerablemente la temperatura de cualquier tarjeta gráfica en la que se instale. La instalación es tremendamente sencilla (no lleva más de 15 minutos todo el proceso), y por los 25 euros que cuesta, alargará considerablemente la vida de nuestra gráfica.

PROS:

– Excelente rendimiento.
– Fácil instalación.
– Incluye disipadores para la memoria y los VRM.
– Precio.
– Silencioso.

CONTRAS:

– Tamaño.

Por ello, desde HardZone le damos al Artic Cooling Accelero Twin Turbo Pro nuestra recomendación y la bendición del gurú, categoría de oro.

Queremos agradecer a Dodeka Systems por habernos proporcionado las muestras necesarias para la realización de este análisis.

Compártelo. ¡Gracias!