Conceptronic Grab’n’Go 2.5″ eSATA

Conceptronic Grab’n’Go 2.5″ eSATA

Rodrigo Alonso

Conceptronic es una marca ambiciosa y en rápido crecimiento. En 10 años Conceptronic ha alcanzado una importante posición en el sector de la movilidad y la conectividad. Actualmente Conceptronic posee una amplia red de distribuidores y minoristas en más de 30 países, tanto europeos como no europeos. Conceptronic dispone de una gama de productos con una fuerza característica. La gama completa se divide en 4 grupos y cada uno de ellos tiene su color específico para reconocerlo fácilmente en las tiendas.

En el día de hoy vamos a analizar una de sus carcasas para discos externos, la Grab’n’Go 2.5″ eSATA. Por un precio bastante económico de 20 euros, podremos disfrutar de una transferencia de datos de alta velocidad gracias a esta interfaz. Vamos a ver qué tal funciona.

ANÁLISIS EXTERNO.

La carcasa para discos de 2.5″ Conceptronic Grab’n’Go viene en una caja de cartón con un rango de colores rojo y negro vistosos, que deja ver la carcasa y sus principales características en la cara principal de la caja. En esta deja claro que estamos hablando de una carcasa para discos duros SATA de 2.5 pulgadas, y que cuenta con conexiones USB y eSATA.

En la cara trasera de la caja podemos encontrar una imagen de los puertos de la carcasa, especificando qué es cada conexión. Además, una completa descripción en múltiples idiomas, así como un gráfico comparando la velocidad de transferencia entre USB 2.0 y eSATA.

Las vistas laterales he decidido no ponerlas, ya que están prácticamente en blanco, únicamente con el logo de Conceptronic y el modelo de la carcasa. En la siguiente imagen podemos ver una vista general del tamaño que tiene la caja.

Una vez que abrimos la caja, nos encontramos otra caja más de cartón totalmente blanca. Cuando la abrimos, encontramos la carcasa, cubierta con un plástico protector.

Si levantamos la sección de cartón en la que está ubicada la carcasa, encontramos el resto de accesorios incluídos: cable USB 2.0 con toma adicional de alimentación, cable eSATA, manuales, garantías, y una funda de neopreno para la carcasa.

El cable USB 2.0. Podemos ver que está claramente especificado cuál de los dos conectores es el que provee de la alimentación extra, marcado con una etiqueta amarilla.

El cable eSATA.

Los manuales y garantía, así como una guía rápida de instalación.

La funda de neopreno.

He de decir que esta funda es bastante útil, dado que la carcasa está construida completamente en plástico, y será bastante propensa a romperse o resquebrajarse si se nos cae al suelo la carcasa.

En la siguiente imagen vemos un detalle de las conexiones. De izquierda a derecha, conexión a la red eléctrica de 12V, mini USB 2.0 y eSATA.

Y por último, la carcasa cerrada.

ANÁLISIS INTERNO.

Podemos observar que la carcasa tiene por dentro una bolsita antihumedades, y un cuadrado de cartón del que no alcanzo a ver su utilidad. La carcasa está construida completamente en plástico.

La carcasa Grab’n’Go de Conceptronic cuenta con un sistema de apertura sin herramientas ni tornillos. Simplemente haremos presión para quitarle la parte de arriba y encajaremos el disco duro de 2.5 pulgadas, que quedará sujeto a la perfección.

Acto seguido, solo queda volver a colocar la parte de arriba de la carcasa y cerrar a presión. Así de simple.

TESTEO.

Para probar esta carcasa, hemos utilizado un disco duro Seagate Momentus 5400.4 de 250Gb.

Para poder utilizar la interfaz eSATA, aparte de tener un ordenador con dicho puerto, necesitamos conectar también el cable de alimentación USB, dado que el eSATA no da alimentación al disco duro. Otra opción sería hacernos con un cable de alimentación de 12V, pero como en la propia caja viene un cable USB 2.0 capaz de dar toda la alimentación necesaria para que funcione el disco duro de 2.5 pulgadas, no es necesario complicarse la vida.

Nada más conectarlo al ordenador, el sistema operativo ha reconocido el disco como un disco duro más conectado por SATA sin necesidad de ningún tipo de drivers ni controladores.

Los programas que hemos utilizado para medir el rendimiento de transferencia de datos han sido CrystalDisk Mark x64 3.0 y HD Tune Benchmark 2.55. El disco duro está formateado en formato NTFS y el sistema operativo empleado ha sido Windows 7 Ultimate x64.

CrystalDisk Mark x64 3.0

Como podemos ver, la tasa de lectura y escritura secuencial se encuentra en alrededor de 56 Mb/s, muy cerca de la tasa ideal del interfaz eSATA, situada en 60Mb/s.

HDTune Benchmark 2.55

Como podemos ver en la imagen, la tasa de transferencia media ha quedado en 51.4 Mb/s, siendo la máxima de 63.9 Mb/s al principio de la lectura, y la mínima de 34.2 Mb/s al final de la misma. El tiempo de acceso ha sido bastante rápido, situándose en tan solo 15.7 ms.

Estos resultados son muy buenos tratándose de un disco duro mecánico, y muy superiores a la tasa de transferencia estándar que nos ofrece cualquier disco duro USB 2.0, cuya tasa de transferencia típica es de unos 20 Mb/s.

Temperaturas.

La temperatura se ha medido con una sonda de un rehobús Zalman ZM-MFC3 para la temperatura externa, y con HD Tune para la interna. La medición se ha realizado durante la copia de 10 archivos de 8Gb cada uno desde el disco duro interno del ordenador hacia el externo (es decir, durante la escritura en el disco).

La interna se estableció en 30ºC, mientras que la externa se quedó en unos meros 24ºC, temperaturas más que buenas sobretodo tratándose de una carcasa fabricada en plástico. La temperatura ambiente fue en todo momento de 22ºC.

CONCLUSIÓN.

La carcasa para discos duros de 2.5 pulgadas Conceptronic Grab’n’Go es, en pocas palabras, un «Product Value», ya que ofrece un notable incremento de rendimiento con respecto a las carcasas que solo ofrecen conexión USB 2.0, y a un precio muy reducido (solo 20 euros), no se puede pedir más por este precio. Es evidente que el rendimiento que ofrece no llega a ser el de los nuevos USB 3.0, pero por el precio que tiene, de verdad que merece la pena.

PROS

  • – Fácil instalación sin herramientas ni tornillos.
    – Conectividad e-SATA.
    – Rendimiento.
    – Precio.

CONTRAS

  • – Construcción en plástico en lugar de aluminio.

Por ello, no podemos sino recomendar este producto desde HardZone, y entregarle la más que merecida distinción de Oro: