Raijintek Metis

raijintek_logo

No cabe duda, y a riesgo de parecer pesados, de que las cajas con formato de cubo están en boca de todos hoy en día; ocupan poco espacio, estéticamente son bonitas, y la mayoría tienen una gran capacidad interior gracias a una organización interna muy elaborada. Es el caso de la nueva Raijintek Metis que ha sido lanzada al mercado hace poco, pero que tiene como peculiaridad que todo el exterior está fabricado en aluminio, lo cual le da un toque de distinción al conjunto, además de dotar a la caja de un punto extra de refrigeración pasiva.

En nuestro análisis de hoy os vamos a mostrar las facultades de esta caja que nos ha enviado Raijintek, concretamente del modelo en color plateado, pero hay que tener en cuenta que está disponible en seis colores en total (negro, rojo, plata, azul, verde y dorado). Ya se puede encontrar en tiendas de España a un precio que ronda los 50 euros, y teniendo en cuenta que está fabricada con una gran proporción de aluminio parece bastante barata, así que vamos a poner a prueba sus características para comprobar si merece o no la pena su compra.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacadas de la página web del fabricante.

Specs

Encontramos una caja de reducidas dimensiones y solo 2.8 Kg, fabricada con todo el exterior en aluminio de 1.5 mm de grosor y el interior en acero SECC de 0.5 mm de grosor. Esta cantidad de aluminio debería darle a la Metis un punto extra de rigidez, por lo que a pesar de su bajo peso (el aluminio pesa bastante poco) parece una caja bastante robusta.

En cuanto a sus prestaciones, en su interior es capaz de dar cabida a un sistema con formato mini ITX, con hasta un disco duro de 3.5″ y dos de 2.5″, fuente de alimentación de formato ATX estándar y tarjetas gráficas de doble slot de hasta 170 mm de longitud, por lo que no deberíamos tener demasiados problemas a la hora de instalar un sistema de gama media-alta en su interior.

Eso sí, un aspecto que nos preocupa un poco viendo las especificaciones técnicas es que solo acepta un único ventilador (el cual viene ya preinstalado) de 120 mm. La refrigeración podría ser un problema.

ANÁLISIS EXTERNO.

Raijintek ha embalado a la Metis en una caja de color neutral, en cuya cara principal encontramos un dibujo de la caja, con el habitual logotipo de la marca y el nombre del modelo. La cara opuesta del embalaje es igual, pero en los laterales sí que encontramos información: en uno de ellos tenemos seleccionado el modelo concreto de Metis que nos ha llegado (Silver), mientras que en el opuesto tenemos un esquema de la caja.

Ya fuera de su embalaje, aquí podéis ver la Raijintek Metis en todo su esplendor.

Raijintek Metis -004

El frontal es de aluminio cepillado de una sola pieza, y en éste solo encontramos el botón de encendido (que más tarde veremos que se ilumina en color blanco) y el logo de Raijintek en la parte de abajo. Los bordes redondeados le dan un aspecto muy sobrio y agradable a la caja.

Raijintek Metis -005

La vista superior nos vuelve a mostrar la superficie lista de aluminio cepillado, con dos puertos USB 3.0 rodeando los dos típicos minijacks de audio en la parte que pega al frontal.

El lateral izquierdo de la caja tiene una rejilla para dejar pasar el aire, y destacan los cuatro tornillos mediante los que se ancla este lateral a la caja. El lateral derecho, por contra, en lugar de rejilla tiene una pequeña ventana que dejará ver el interior de la caja. El sistema de anclaje es el mismo, con cuatro tornillos, pero además esta ventana de plástico transparente también se puede poner y quitar con facilidad gracias a otros cuatro tornillos que la anclan al aluminio.

Por la parte trasera Raijintek cambia el aluminio de color plata del resto de la caja por el acero SECC pintado de negro. Aquí encontramos la rejilla tras la que se esconde el ventilador de 120 mm, el hueco para los puertos de la placa base, el conector de alimentación y las dos ranuras perforadas PCI. Raijintek ha optado por una cubierta de plástico para tapar los tornillos de estos dos slots de expansión, dado que quedan por fuera de la caja en vez de por dentro como es lo habitual.

La parte de abajo es bastante curiosa, ya que está plagada de perforaciones con arandelas de goma para instalar sobre éstas o bien dos discos duros de 2.5″ o uno de 3.5″. También aquí está el hueco para la fuente de alimentación, dejando en evidencia que se colocará de manera vertical en lugar de horizontal (y como veremos más adelante no es la única peculiaridad respecto a la fuente en esta caja). También hay cuatro patas totalmente fabricadas en goma.

ANÁLISIS INTERNO.

Como es normal, lo primero que hay que hacer es retirar las tapas laterales, y para ello debemos quitar cuatro tornillos en cada una de ellas.

En el interior encontramos los accesorios, consistentes en un escueto manual de instrucciones y una pequeña bolsa con tornillería.

Raijintek Metis -021

Ahora sí podemos ver el interior de la caja. La Raijintek Metis es bastante pequeña y no tiene grandes partes, prácticamente todo el hardware se instala en la misma zona.

Raijintek Metis -022

En la parte izquierda de la imagen de arriba tenemos los dos USB 3.0, el botón y demás, con sus respectivos cables y conectores.

Al lado contrario, una pequeña bandeja en la que podemos instalar una unidad de disco duro de 3.5 pulgadas. En esta zona también un extensor para la fuente de alimentación, ya que en esta caja la fuente se instala “de pie” en el frontal, pero el conector debe estar en la parte trasera.

El hueco para instalar la placa base es el justo y necesario para una de formato mini ITX, ni más ni menos. Poco o nada de sitio tendremos para canalizar cables.

Raijintek Metis -030

En la parte trasera, el ventilador de 120 mm preinstalado justo encima del hueco para el escudo I/O de la placa base, y a la izquierda de éste los dos zócalos de expansión PCI.

Raijintek Metis -031

Este es el suelo de la caja, adornado con las arandelas de goma para instalar discos de 2.5″ sobre ellas. Raijintek ha tenido a bien serigrafiar sobre el aluminio a qué tipo de disco duro corresponde cada uno de los agujeros. A la derecha de éstos, el hueco para la fuente de alimentación.

Raijintek Metis -032

La parte trasera tiene poco o nada de espacio, si bien es cierto que sí hay algo de separación entre la plancha de acero y el lateral, ya que ésta será la principal entrada de aire para la caja a través de la rejilla de este lateral. También hay un gran hueco para poder acceder a la parte trasera del socket, pero ojo, porque si instalamos un sistema Intel el hueco será perfecto, pero en el caso de AMD (como nuestro caso) los agujeros del socket quedarán un poco justos y costará trabajo instalar un nuevo disipador sin desmontar todo el sistema.

Raijintek Metis -033

INSTALACIÓN.

Vamos a instalar nuestro sistema mini-ITX en la Raijintek Metis, y comenzamos por la placa base. En este caso lo hacemos con el disipador ya instalado en la placa, y de hecho es recomendable conectar el ventilador incluido en la caja antes de anclar la placa base a ésta, dado que si no el acceso al conector para el ventilador de la placa queda sin espacio.

Acto seguido podemos proceder a instalar la fuente de alimentación. Hay que conectar el extensor a través del hueco que inteligentemente Raijintek ha dispuesto para tal efecto.

En nuestro caso hemos instalado un único disco duro, en concreto un SSD de 2.5″ en el suelo de la caja.

Fijaos cómo va quedando el sistema. Al haber utilizado una fuente de alimentación semi modular, la canalización nula de los cables y la posición del conector ATX de 24 pines de la placa base nos hace imposible la instalación de una tarjeta gráfica. Ésto sí sería posible con una fuente 100% modular, o con una en formato SFX, pero en nuestro caso ni hablar. Parece que pocos fabricantes de cajas tienen en cuenta que la posición del conector ATX de 24 pines queda al contrario de donde han ubicado la fuente, y Raijintek no ha sido una excepción.

Raijintek Metis -042

Así pues decidimos tirar con la gráfica integrada en la APU que hemos instalado. Fijaos lo que se ve por la ventana… menos mal que hemos utilizado un disipador tipo concha, porque de haber escogido un disipador tipo torre podríamos tener problemas con los cables de la fuente, ya que no hay manera humana de canalizarlos para esconderlos.

Raijintek Metis -043

TESTEO.

Encendemos el equipo y nos disponemos a medir el rendimiento térmico de esta Metis, el asunto que más nos preocupaba. Pero antes debemos enseñaros el LED de encendido, que la verdad es que queda precioso en la caja de color plata.

Raijintek Metis -044

Al instalar el hardware en el interior de la Metis, nuestra preocupación por la refrigeración interna se ha acentuado, ya que hemos visto que el ventilador de la fuente de alimentación, que aspira aire, está enfrentado justamente contra el ventilador trasero de la caja, el que saca el aire caliente fuera, y el disipador está en el medio. Un motivo más para hacer uso de un disipador tipo concha, ya que de lo contrario se incrementará el flujo de aire invertido, es decir, habría dos ventiladores enfrentados, ambos succionando aire en sentido contrario, y se podría formar una bolsa de proporciones importantes en el interior.

Este ha sido el resultado de rendimiento térmico medido en la Metis y comparado con una Bitfenix Prodigy, caja en la que teníamos instalado nuestro sistema anteriormente. Como siempre, el procesador ha sido estresado con Prime95, la gráfica con Furmark, y el disco duro con Aida64.

El dato mostrado es el Delta de temperatura, es decir, la temperatura medida menos la temperatura ambiente. De esta manera esta última no influye a la hora de comprar ambas cajas.

Temp

Como podéis observar en el gráfico de arriba, nuestro procesador sufre una diferencia de 13ºC en la Raijintek Metis con respecto a la Prodigy, efecto causado por el efecto negativo en el flujo que os hemos explicado antes, por culpa de la fuente de alimentación.

La buena noticia es que la sonoridad de esta caja es prácticamente nula, apenas se percibe que está encendida.

CONCLUSIÓN.

Por 50 euros no me cabe duda de que esta caja es una de las mejores opciones del mercado para PCs de salón. La Raijintek Metis tiene un diseño elegante y es muy pequeña y silenciosa, apta para cualquier entorno. Eso sí, hay que escoger bien los componentes que vayamos a instalar en su interior y elegir a ser posible una fuente de alimentación pasiva, ya que de lo contrario sufriremos los problemas de temperatura que hemos podido ver en este análisis, y eso nunca es bueno.

Por lo demás, es una caja con bastantes posibilidades, muy robusta y con una gran calidad de materiales. Creemos que en relación calidad / precio es de lo mejorcito que podemos encontrar para el salón.

PROS:

  • Construcción en aluminio.
  • Estéticamente es preciosa.
  • Soporta fuentes de alimentación de formato ATX.
  • Puede dar cabida hasta a tres discos duros.
  • Extremadamente silenciosa.
  • Dos USB 3.0.

CONTRAS:

  • Tiene evidentes problemas de sobretemperatura si instalamos una fuente de alimentación que no sea pasiva.
  • La canalización de cables es nula.

Puntuación Metis

Por ello, hemos decidido otorgarle a esta Raijintek Metis nuestro galardón de plata y nuestra recomendación por su relación calidad / precio.

HZ_MedalsCatg_3_SilverHZ_Stamp_PriceAndQuality_Mod1

Compártelo. ¡Gracias!