Antec P100

antec-logo

Todos conocemos a Antec por ser uno de los fabricantes más importantes de fuentes de alimentación y cajas para PC, destacando en estas últimas por crear componentes de gran calidad y que llegan a todo tipo de usuarios. En el día de hoy os vamos a mostrar nuestro particular análisis de la Antec P100, una caja orientada al Silent Computing que destaca por contar con una gran cantidad de detalles de gama alta, pero a un precio bastante contenido teniendo en cuenta la calidad y todo lo que esta caja nos ofrece.

Uno de los mayores desafíos de los fabricantes de cajas orientadas al Silent Computing es la de combinar elementos que minimizan el ruido del sistema con la capacidad de albergar sistemas de gama alta, a la vez de mantener unos buenos niveles de estética y, sobre todo, de precio, para que estas cajas sean atractivas para el usuario. Este reto se lo ha planteado Antec muy seriamente con esta P100, dado que es una caja que, como veremos a continuación, está llena de detalles para minimizar el sonido emitido por el sistema pero sin dejar de lado unas altas capacidades y características de gama alta.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacadas de la página web del fabricante.

Specs

Como vemos, esta Antec P100 es capaz de albergar placas base de formato ATX como máximo, cuenta con 7 slots de expansión PCI y es capaz de dar cabida a tarjetas gráficas de hasta 317.5 mm y disipadores de procesador de hasta 17 centímetros de altura, por lo que en principio podremos instalar hardware de gama alta sin el menor problema. Por otro lado, aunque es una caja orientada al Silent Computing, Antec no ha descuidado la refrigeración interior, incluyendo de serie dos ventiladores de 120 mm (uno en el frontal y otro en la parte trasera) y dando la posibilidad al usuario de instalar otros tres ventiladores adicionales.

Aparte, en esta Antec P100 podemos instalar un total de 7 discos duros de 3,5″/2,5″ y dos unidades ópticas de 5.25 pulgadas. Por supuesto cuenta con conectividad frontal USB 3.0.

ANÁLISIS EXTERNO.

La Antec P100 viene embalada en una llamativa caja donde priman los colores gris y dorado que Antec suele utilizar casi siempre en los embalajes de sus cajas, y por supuesto incluyen la frase “Diseñado por Antec en California” que recuerda mucho a la frase empleada por Apple. Es curioso. En la cara principal del embalaje podemos ver una foto a tres cuartos de la P100, mientras que en la parte posterior encontramos las principales características destacadas. En ambos laterales de la caja tenemos un par de fotografías más de la caja.

Queremos destacar el excelente embalaje que Antec emplea en sus cajas, donde no utiliza el típico corcho blanco que nos pone todo perdido de restos, sino que hace uso de otro tipo de plástico almohadillado mucho más limpio e igual de efectivo.

Antec P100 -005

Fuera de su embalaje, a continuación tenéis la Antec P100 en una vista a tres cuartos. Nada más sacar la caja de sus protecciones, lo primero que nos llama la atención es el peso de la misma, señal de que Antec ha escogido materiales de buena calidad para esta P100.

Antec P100 -006

Comenzamos la vista exterior con el frontal, donde una puerta de aluminio cepillado decora el 95% de la superficie. La parte opuesta de la puerta está recubierta con material aislante del sonido, y detrás de ella encontramos las dos bahías de 5.25 pulgadas, y justo debajo un gran filtro anti polvo que se puede retirar fácilmente desde fuera, y tras el cual tenemos uno de los ventiladores de 120mm incluidos de serie en la caja y un hueco para instalar otro más. Para terminar con esta vista frontal, en la parte superior encontramos dos puertos USB 2.0, otros dos USB 3.0, los minijacks de audio y los botones de encendido y reset.

Ambos laterales son iguales, y no tienen ningún detalle salvo el lateral izquierdo, en el cual están las bisagras de la puerta frontal.

Vamos con la parte trasera de la caja. Llama la atención la rejilla que recorre todo el lado izquierdo de arriba a abajo, pero no entendemos muy bien el porqué de ésta puesto que esta es la zona trasera de la placa base y ahí no hace falta flujo de aire. Siguiendo con esta zona, tenemos la rejilla tras la cual se encuentra el segundo ventilador de 120mm de la caja. Debajo tenemos las 7 ranuras de expansión PCI con embellecedores reutilizables y con perforaciones para facilitar la ventilación; a la derecha de éstas, dos agujeros engomados de gran tamaño para refrigeración líquida puestos encima de otra rejilla más.

En la zona superior encontramos una gran rejilla tras la que se pueden instalar dos ventiladores de 120/140 mm. De fábrica están tapadas por material aislante del sonido, pero éste se puede retirar con cuatro tornillos por plancha.

Terminamos la vista exterior con la zona inferior de la caja. Aquí destacan las cuatro grandes patas de goma que sin duda absorberán gran parte de las vibraciones de la caja. En el hueco de la fuente de alimentación tenemos una rejilla de dimensiones considerables, y cubriéndola un filtro anti polvo el cual se puede extraer desde la parte trasera de la caja para limpiarlo.

ANÁLISIS EXTERNO.

Comenzamos retirando las dos tapas laterales, y nos encontramos con que ambas están cubiertas de material aislante del sonido. Desde luego Antec se ha tomado muy en serio el concepto Silent Computing en esta P100.

Aquí tenéis el interior de esta Antec P100. En la zona de instalación de la placa base destaca el enorme agujero para poder manipular el socket del procesador por detrás y así facilitar las tareas de instalación de disipadores sin tener que desmontar la placa de la caja. También destacan la cantidad de perforaciones engomadas para canalizar cables.

Tal y como prometía el fabricante en las especificaciones, tenemos casi 32 centímetros de lado a lado para poder instalar tarjetas gráficas de gran tamaño.

En la zona superior encontramos las dos planchas de material aislante del sonido que están atornilladas en la rejilla de ventilación superior. También aquí encontramos dos grandes agujeros para canalizar cables, muy útil especialmente el de la izquierda para el cable EPS de 8 pines de la fuente de alimentación.

En el suelo de la caja destaca el hueco para la fuente de alimentación. Antec ha dispuesto una gran rejilla para facilitar la ventilación de ésta, y además tiene cuatro grandes patas de goma cuya función es doble: sirven para elevar unos milímetros la fuente con respecto al suelo y evitar así la formación de bolsas de aire y dejar que esta “respire”, y además al ser de goma, absorben vibraciones.

En la parte trasera tenemos las 7 ranuras de expansión PCI con embellecedores reutilizables y perforados para facilitar el flujo de aire, aunque Antec los ha atornillado con tornillos convencionales, y echamos de menos que hubiera escogido tornillos aptos para poner y quitar con la mano como en otras cajas. A la derecha de éstos, está el ventilador trasero de 120mm, el cual tiene un conector de 3 pines para la placa base y otro cable que termina en un switch mediante el que podemos controlar su velocidad. Aunque reconozco la utilidad de que cada ventilador tenga su propio rehobús, no me gusta tener cables adicionales que luego quedan colgando y a veces son difíciles de esconder, y más cuando son como éstos que además deben quedar “a mano” para poder manipularlos cuando lo necesitemos.

Vamos a la zona derecha. En la parte superior de ésta tenemos las dos bahías de 5.25 pulgadas, las cuales cuentan con sistema de instalación sin herramientas. Debajo, un gran rack para discos duros capaz de albergar hasta 7 unidades. Cada disco duro va en una bandeja, y hay que atornillarlos a ésta sobre unos soportes de goma que, cómo no, sirven para absorber vibraciones y reducir el ruido.

Giramos la caja para ver la parte posterior. Aquí encontramos una gran cantidad de sitios a los que embridar cables, amén de un gran espacio para esconder éstos: unos 2.5 centímetros, suficientes para cualquier tipo de instalación.

Ya solo nos queda ver los accesorios. Antec incluye un par de folletos, uno referente a los 3 años de garantía y otro una guía de instalación de la caja. Además incluye bridas, toda la tornillería necesaria y un par de adaptadores para conectar los ventiladores a un conector MOLEX de 4 pines de la fuente de alimentación.

INSTALACIÓN.

Comenzamos el montaje instalando la placa base. Como véis en la siguiente imagen, lo hemos hecho sin disipador, para instalarlo posteriormente y ver si es cómodo o no el hacerlo: realmente es muy cómodo, esta caja tiene más espacio del que parece, incluso cuando tienes que instalar disipadores de grandes dimensiones como el Noctua NH-D14 que hemos utilizado nosotros. Mirad en la imagen cuánto espacio nos queda en la parte trasera para manipular el socket.

La instalación de unidades ópticas es cómoda, segura, y se hace sin herramientas. No obstante, encontramos un problema al tratar de instalar un rehobús, ya que los anclajes manuales no son aptos para éstos y nos vimos obligados a quitarlos y atornillar el rehobús.

Instalamos la fuente de alimentación, en nuestro caso una Cooler Master Silent Pro Hybrid de 1050W cuya longitud es mayor de lo habitual. No obstante, entra sin ningún tipo de problema en esta Antec P100. Además, como podéis ver en la segunda imagen, nos permite canalizar por ahí los conectores USB y de audio de la caja y que de esta manera queden totalmente escondidos.

Hora de instalar los discos duros. En las bandejas podemos instalar tanto unidades de 2.5″ como de 3.5″ aunque eso sí, para todas ellas tenemos que utilizar tornillos. Es el precio que hay que pagar por utilizar las gomas anti vibraciones.

Instalamos la tarjeta gráfica y hacemos todas las conexiones, dejando la instalación del disipador para el final. Como hemos comentado, esta caja tiene espacio de sobra para hardware de gama alta (la gráfica instalada en la imagen es una Gigabyte GTX 770 OC WindForce). La canalización de cables de esta Antec P100 es realmente de las mejores que nos hemos encontrado hasta la fecha.

CONCLUSIÓN.

La Antec P100 nos ha resultado una de las mejores cajas que han pasado por nuestras manos, y a estas alturas no son pocas. Es realmente MUY silenciosa, se nota que Antec se ha tomado en serio el concepto Silent Computing, y si bien hemos de destacar que no se trata de una caja para andar montando y desmontando contínuamente, es un precio pequeño a pagar a cambio de la enorme cantidad de características de gama alta que nos proporciona, amén del silencio.

La canalización de cables es increíblemente buena, así como la elección de materiales. Es una caja robusta y con gran espacio interior, capaz de albergar hardware de gama alta sin la menor complicación.

PROS:

  • Extremadamente silenciosa, pero sin olvidar una buena refrigeración.
  • Enormes capacidades de canalización de cables.
  • Gran elección de materiales, es una caja de gran calidad de construcción.
  • Capaz de albergar hardware de gama alta sin la menor complicación.
  • Es capaz de dar cabida hasta a 7 unidades de disco duro.
  • Filtros anti polvo extraíbles desde fuera en todos los ventiladores de entrada.
  • Precio (unos 90 euros en España, nos parece muy barato por una caja de estas características y materiales).

CONTRAS:

  • Instalación de discos duros con tornillos.
  • El sistema sin herramientas de las bahías de 5.25″ no está preparado para rehobuses.

Puntuación

Por ello, sin lugar a dudas esta Antec P100 se hace merecedora de nuestro mayor galardón, el premio de Platino, así como nuestra recomendación tanto por su rendimiento como por su calidad/precio.

Compártelo. ¡Gracias!