Creative Halo

Hace unas semanas, el especialista en sistemas de sonido Creative presentó su nuevo altavoz portátil Halo Light Show, un dispositivo que ofrece la calidad de audio habitual del fabricante pero que cuenta como novedad con un panel frontal con iluminación RGB, configurable y controlable desde el smartphone. En el día de hoy os presentamos nuestro análisis de éste Creative Halo, y por supuesto os vamos a mostrar qué aspecto tiene y os vamos a contar cómo funciona y qué tal se comporta.

Con el Halo, los usuarios podrán escoger entre un total de 12 efectos de iluminación que podrán ser activados simplemente pulsando un botón en una aplicación para smartphone que, lógicamente, los usuarios deberán instalar para poder utilizarlo. La iluminación es, por supuesto y como no podía ser de otra manera en los tiempos que corren, RGB.

Bajo el capó, el Creative Halo cuenta con dos altavoces montados en una gran cámara que hace las veces de subwoofer pasivo, una técnica con la que el fabricante ya demostró su efectividad en los ROAR desde hace tiempo y lleva desde entonces explotando su potencial, y con razón. El resultado es que el Halo proporciona un sonido claro, de gran volumen, sin distorsión y con unos bajos magníficos.

En cuanto al diseño, en seguida vais a poder verlo en las imágenes que hemos tomado del producto: futurista y moderno, con colores blanco y negro y con un tamaño lo suficientemente pequeño como para que sea fácil de transportar y llevar con nosotros de un lado a otro, para lo cual Creative ha instalado además una pequeña correa en un lateral, de manera que podamos llevarlo “enganchado” en la muñeca.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Tal y como aparecen en la web del fabricante, el Creative Halo cuenta con las siguientes características:

  • Peso del producto: 510 gramos.
  • Dimensiones (L x W x D): 175 x 70 x 108 mm
  • Versión de Bluetooth: Bluetooth 4.2
  • Función manos libres con micrófono: Sí
  • Minijack de 3.5 mm para integración de otros dispositivos.
  • Hasta 8 horas de autonomía de batería.
  • Se carga mediante conector micro USB.
  • 12 preconfiguraciones de iluminación con la App Creative Xpectra disponible para iOS y Android.

Como es habitual, el fabricante no indica la potencia RMS de ninguno de sus altavoces portátiles, pero desde ya os decimos que será bastante elevado a juzgar por el volumen máximo sin distorsión que el dispositivo es capaz de alcanzar, igual que sucedió con la familia ROAR que tan buenos resultados les ha dado y que comparte diseño interno con éste Halo.

ANÁLISIS EXTERNO

El Creative Halo viene embalado en una carcasa de plástico transparente que permite ver a simple vista el producto, una técnica que últimamente utiliza en casi todos sus productos.

La particularidad de éste producto es que sin necesidad de abrir el embalaje podremos ver el show de luces que el Halo es capaz de mostrar, pues cuenta con un botón que podremos pulsar desde fuera y que pondrá en marcha el modo demostración de la iluminación del aparato.

Fijaos en el acabado de espejo del contorno del frontal, que acrecienta la iluminación haciendo que parezca que tiene profundidad.

En cuanto al resto del embalaje exterior, solo en la base de todo el perímetro encontramos información sobre el producto, así como en la base mediante una etiqueta que nos indica el contenido del paquete, regulaciones y demás.

Retiramos la cubierta transparente superior y en seguida podemos acceder al dispositivo.

En la parte inferior encontramos, como de costumbre, los habituales panfletos con instrucciones, información sobre la garantía, y por supuesto un cable micro USB a USB Type-A para cargar la batería del aparato.

Y finalmente, aquí tenéis el Creative Halo fuera de su embalaje.

El diseño ovalado del Halo muestra en el frontal un espejo que hace un oval (valga la redundancia) alrededor de la salida del altavoz principal, y es esta zona, como hemos visto antes, la que se iluminará para crear los efectos de luz. La zona que protege el altavoz está recubierta por una tela de tacto agradable aunque rugosa, y el anagrama del fabricante decora la parte central. En la parte posterior tenemos exactamente lo mismo pero el espejo ha sido sustituido por plástico de color negro, y en la zona inferior encontramos el micro USB para conectar el cable de carga o enchufar el Halo a un PC, y el habitual minijack de 3.5 mm de entrada de línea.

Todo el perímetro del oval está cubierto por ésta tela rugosa, pero en la parte superior encontramos una zona engomada en la que se han incorporado los botones de control y LEDs indicadores de estado.

Si os fijáis, hay dos pequeños agujeros, en cuyo interior están los LEDs. Dependiendo del color y el parpadeo de éstos nos indicarán datos como si hay conexión Bluetooth, estado de la batería, etc. Viene todo explicado en las instrucciones incluidas.

Por ejemplo, éste indica que se ha establecido un enlace Bluetooth.

En el lateral izquierdo encontramos una correa bastante gruesa que nos permitirá, por ejemplo, atar el Halo a la muñeca y así llevarlo de un lado a otro.

Finalmente, en la base encontramos una inserción de goma como es habitual, pero curiosamente también hay una rosca de diámetro estándar para poder poner el Creative Halo en un trípode.

TESTEO

Visto el aparato, vamos a ver qué tal funciona, pero antes de nada hemos de mostraros la obligada galería con algunos de los colores y efectos que es capaz de mostrar. En seguida entraremos en profundidad.

El software

Para poder controlar la iluminación del Halo, necesitamos instalar la aplicación gratuita Creative Xpectra, disponible tanto para iOS como para Android. Una vez vinculado con al altavoz a través de Bluetooth, nos presentará una serie de opciones, todas ellas de iluminación.

 

Y todas ellas son configurables en cuanto a colores e intensidad de iluminación.

Ya está, el software no nos permite ninguna configuración adicional que no sea relativa a la iluminación.

El Creative Halo en funcionamiento

Si una imagen vale más que mil palabras, un vídeo vale más que mil imágenes, así que aquí lo tenéis en funcionamiento con el efecto de iluminación “Indicador de ritmo” activado.

Aunque lógicamente el sonido no se aprecia en toda su magnitud pues está limitado por el micrófono de la cámara con la que hemos grabado el vídeo, sí os puedo decir que, igual que con los ROAR (aunque, siendo honestos, menos espectacular) el sonido es realmente muy bueno, con la calidad habitual de Creative, un volumen máximo que hace que vibren los objetos de los armarios (increíble para un altavoz tan pequeño), y por supuesto sin distorsión.

Ahora bien, sobre el tema de la iluminación supongo que irá por gustos. A mí personalmente no me gusta en un altavoz portátil, con el agravante de que además sin duda reduce la autonomía de la batería. Pero desde luego habrá quien esté encantado con un altavoz bluetooth con un sonido tan bueno y que además proporcione el plus de la iluminación. Lo que sí tengo que decir en su favor, y a la vez en su contra, es que al utilizar ese espejo justo en la zona de la iluminación queda de fábula, precioso. La parte mala es que se ensucia con solo mirarlo.

CONCLUSIÓN

El Creative Halo es una grandísima opción para aquellos usuarios que busquen un sonido portátil de altísima calidad y con efectos varios de iluminación. Además, si bien el Halo no nos da ni el sonido ni las opciones de la familia ROAR, a cambio tiene un precio bastante más contenido: 70 euros en la web del fabricante (eso sí, no estará disponible hasta la segunda semana de Octubre).

PROS:

  • Excelente calidad de sonido.
  • Volumen máximo muy elevado y sin distorsión.
  • Compacto y ligero.
  • Buena autonomía de batería (5 horas en nuestra prueba).
  • Iluminación RGB configurable.
  • Cuenta con anclaje para trípode.

CONTRAS:

  • Precio (70 euros en la web del fabricante).
  • Echo de menos un puerto USB para meterle música desde un pendrive.
  • La tela áspera exterior puede tender a ensuciarse fácilmente.

Compártelo. ¡Gracias!