Silla Racer Gaming Pro – Ofisillas

En el día de hoy os vamos a mostrar un análisis muy especial por dos motivos: primero porque ésta de hoy es la primera silla Gaming que analizamos, un producto que en esencia no es hardware pero que desde hace ya tiempo ha pasado a ser casi un “periférico más” en el entorno de los usuarios, más que por estética porque son productos pensados para que podamos estar muchas horas delante del PC -jugando pero también trabajando- sin tener molestias de espalda. El segundo motivo es porque en éste caso analizamos una Racer Gaming Pro de Ofisillas, un producto que se aleja de fabricantes famosos como DXRacer, Arozzi o AKRacing pero que quiere demostrar que no hace falta gastarse un dineral en tener una silla de estética Gaming que nos proporcione toda la comodidad que necesitamos.

Y es que, cuando hablamos de los fabricantes antes mencionados lo que se nos viene a la mente es una silla deportiva -hablando de coches- más que Gaming, que tienen una gran estética y son cómodas pero que al final no están certificadas para un uso continuado durante muchas horas. La Racer Gaming Pro que os vamos a mostrar hoy no tiene un diseño deportivo, con agarres laterales completos y almohadillas, pero por contra sí que está certificada para un uso diario de 8 horas, de manera que con una utilización correcta nos ayudará a no tener problemas de espalda si estamos muchas horas al día delante del PC.

En cualquier caso ésto no quita que haya una serie de recomendaciones de salud que sería recomendable seguir utilicemos ésta silla, una deportiva, una de la cocina o un taburete: hay que levantarse como poco cada hora y media y realizar una serie de estiramientos para prevenir los dolores. Con esto lo que os queremos decir es que por mucho que una silla tenga una ergonomía perfecta y que sea muy cómoda no es una panacea que nos va a librar de cualquier problema: es la combinación de una silla buena y el seguir las recomendaciones de salud lo que prevendrá los problemas de espalda. Y por qué no, si la silla además de buena y cómoda tiene una estética Gaming pues mejor que mejor, ¿no? Al menos para quien le guste.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Tomadas de la página web del fabricante.

Estamos ante una silla fabricada con piel sintética de gran calidad, con apoya brazos anclados (que no permiten variación de altura) y sobre un soporte basculante que permite tanto cambiar la altura del asiento entre 44 y 54 centímetros como inclinarse hacia atrás, con un mecanismo que nos permitirá bloquear ésta facultad si queremos. Con sus dimensiones del asiento de 49 cm de ancho y 49 cm de profundidad, y un soporte para hasta 120 Kg estamos ante una silla de dimensiones medianas que perfectamente podría soportar a personas relativamente grandes (según la web del fabricante, hasta 1,90 cm de alto) así como pequeñas y medianas.

Luego os contamos nuestras impresiones en profundidad, pero os diré que con las dimensiones de ésta silla, yo con 1,82 cm y 90 Kg de peso me siento cómodo, y mi mujer con 1,67 cm de altura y 58 Kg de peso también, por lo que el tamaño de la misma es ideal para cualquier persona de estatura y tamaño medios. Lógicamente personas de 2 metros y de más de 110-120 Kg de peso tendrán que buscar una solución más grande, pero creo que con éstas dimensiones un 80% de las personas se sentirán cómodas.

A destacar también un diseño Gaming con un color verde que como veréis en las imágenes a continuación contrasta y mucho con el negro, dándole una estética de juegos en toda regla. Continuando con el diseño, si bien como decíamos antes no es del todo deportivo porque carece de agarres laterales en asiento y respaldo, la forma de éste último con acolchado extra en la zona de la nuca y dos agujeros emulando los espacios para el cinturón de seguridad en coches deportivos, aunado a los colores, sí que le da un toque deportivo que sinceramente me parece que queda bastante bien.

ANÁLISIS EXTERNO

Ofisillas nos envía el producto embalado en una caja de cartón duro de color neutro, en cuyo exterior podemos ver algo de información sobre la silla e incluso un dibujo de su diseño. Recordemos que aunque la silla la comercializa Ofisillas, el fabricante es HJH, uno de los que más renombre tienen en el mercado.

En el interior nos encontramos con todos los componentes de la silla protegidos por bolsas de plástico (básicamente para evitar roces durante el transporte del paquete) y un breve manual de instrucciones para el ensamblaje.

Vamos a tomar el asiento para enseñaros la calidad de los materiales. Aquí lo podéis ver sin la bolsa protectora.

Ya podéis ver el color verde destacando sobre el negro (aunque recordad que está también disponible totalmente en negro, en rojo, en blanco y en azul además del verde). La piel sintética es agradable al tacto, y el reborde está reforzado por una pieza cilíndrica de piel para dotar al producto de una mayor resistencia al desgaste dado que los bordes son la parte que más sufre cuando nos sentamos y levantamos o nos movemos en la silla estando sentados.

La zona verde de la piel sintética, que será la que en el caso del asiento esté bajo nuestro trasero, está perforada para dar un poco de ventilación de manera que cuando haga calor la silla permita transpirar al cuerpo y no sudemos.

Todas las costuras son de buena calidad, y se puede ver que se han cosido desde dentro. Ésto significa que las propias costuras también resistirán mejor el desgaste. No en vano el fabricante dota al producto de 24 meses de garantía, que no es poco para un producto como una silla de uso diario que suele sufrir bastante desgaste.

La zona inferior es dura, ya que por dentro tiene una estructura para poder soportar peso, y está cubierta por una tela grapada. Cuenta con numerosas perforaciones para que podamos anclar el resto de componentes de la silla durante el ensamblaje.

Aquí tenéis el respaldo. Como se puede ver, tiene una forma ergonómica en la zona lumbar para que podamos apoyarnos siguiendo la postura natural de la espalda y que así podamos utilizarla durante horas sin problema. Igual que en el asiento, la zona verde está perforada para permitir transpiración.

En éste caso, en lugar de añadir entre los accesorios un almohadón con goma para ponerlo en la zona de la cabeza, la Racer Gaming Pro tiene un sobreacolchado de piel sintética en ésta parte.

También tiene, como ya habréis visto, unas perforaciones que son meramente estéticas para emular la salida del cinturón de seguridad en asientos deportivos de coche.

En la zona inferior sale una plancha de acero reforzado bastante grueso con cuatro perforaciones que nos servirá para anclar el respaldo al asiento.

Así mismo, en los laterales tiene unas perforaciones con roscas hembra para anclar los reposa brazos.

La parte trasera es totalmente de color negro, con doble reborde y cosido al respaldo.

Aquí tenéis los reposa brazos. Tienen forma de media luna ya que se anclarán tanto al respaldo como al asiento, quedando firmemente sujetos y a su vez dotando a la silla de una mayor robustez. Cuentan con un acolchado bastante generoso, pero la estructura está hecha de plástico duro aunque ligeramente flexible.

Detalle del acolchado.

Ya queda poco. Aquí tenéis la base, de plástico rígido muy duro y con cinco extremidades, como una estrella de mar. Aquí anclaremos las ruedas y la propia silla, así que es muy resistente.

En ésta parte inferior podéis ver el grosor del plástico, sus refuerzos, y las perforaciones para las ruedas.

Hablando de ruedas, aquí están. Están fabricadas con plástico pero su anclaje es de metal.

Entran a presión sobre el soporte, así que su instalación es muy sencilla. Además merece la pena reseñar que en éste caso la silla viene con ruedas especiales para moqueta o alfombra, y por éste motivo son totalmente de plástico, pero el fabricante vende aparte juegos de ruedas para parquet y tarima o para suelos de cerámica. Igual que entran a presión salen tirando de ellas (con bastante fuerza, todo sea dicho) así que no es complicado cambiarlas por otro tipo de ruedas diferentes si queremos.

Aquí tenemos el mecanismo de soporte que une la silla con la base. Cuenta con una palanca que activará el compresor neumático que veremos en seguida para elevar o bajar la altura, y metiéndolo hacia dentro bloquearemos el que la silla pueda bascular hacia atrás. También tiene una rueda mecánica que ajusta la resistencia de la basculación.

Éste es el elevador neumático junto con el embellecedor de plástico de tres piezas.

Por último, una bolsa con toda la tornillería y herramientas (dos llaves Allen) necesarias para el montaje del producto.

ENSAMBLAJE

El primer paso según las instrucciones es montar las ruedas sobre el soporte inferior. Para ello como decíamos hace un momento solo es necesario meterlas a presión.

Luego, también a presión metemos el elevador neumático en el centro del soporte.

Y acto seguido colocamos el embellecedor.

El paso dos según las instrucciones es anclar el mecanismo en el asiento.

Tenemos una indicación que nos dice la orientación de éste.

Los tornillos coinciden perfectamente con los agujeros, así que solo es cuestión de insertarlos y apretar.

No obstante, y aunque las instrucciones dicen que éste debería ser el segundo paso, nos damos cuenta que de hacerlo de ésta manera luego tendremos problemas para insertar el anclaje del respaldo sobre el del asiento, así que decidimos primero unir asiento y respaldo antes de instalar ésta pieza.

Es cuestión de hacer coincidir los agujeros y poner los tornillos correspondientes.

Unidos asiento y respaldo, ahora sí instalamos la pieza inferior. En ésta foto podéis ver bien el problema del que os hablábamos; fijaos que los anclajes del respaldo sobre el asiento pasan por debajo de la base, motivo por el que optamos por cambiar un poco los pasos de ensamblaje.

Hecho esto ya nos queda muy poco. Anclamos los dos reposa brazos, y aquí hay que tener cuidado porque se hace necesario forzar un poco su apertura para que coincidan bien los agujeros, pero nada del otro mundo. Los agujeros de anclaje de los reposa brazos, por cierto, quedan perfectamente tapados por unos embellecedores de goma.

Ya tenemos montada toda la zona superior de la silla.

Así que solo nos queda insertar el agujero de la base del asiento con el mecanismo elevador (entra a presión también) y la silla ya está montada.

En la imagen anterior tenéis la altura más baja, y en la siguiente la más alta.

Para terminar, unas vistas laterales y por detrás.

La Racer Gaming Pro en uso

He estado utilizando la silla durante dos días en lugar de la mía habitual, con una utilización bastante intensiva tanto trabajando en ésta web -incluyendo la redacción de éste artículo- como jugando, en sesiones más o menos intensivas (la más larga 4 horas ininterrumpidas, aunque como os comentaba al principio ésto no es lo más recomendable). Ya os comenté que soy una persona relativamente alta y pesada.

Las sensaciones que me ha dejado la Racer Gaming Pro han sido realmente buenas. La silla es sólida y cómoda desde el primer minuto, y a destacar el apoyo lumbar que me ha parecido perfecto. No he notado ningún síntoma de cansancio -de ahí que me tirara 4 horas seguidas jugando y ni me enterara- o molestia en la espalda, y a decir verdad lo único que he echado un poco en falta es la posibilidad de elevar un poco la altura de los reposa brazos, dado que éstos son fijos. También habría sido de agradecer que las ruedas fueran para parquet dado que es lo que yo tengo, pues las incluidas al ser para moqueta se resbalan bastante sobre superficies lisas como la mía.

A destacar también, pues yo tenía mis dudas, que la piel sintética utilizada es de la mejor calidad y transpira muy bien. Yo pensaba que me iba a dar calor pero no ha sido así para nada, incluso tras varias horas seguidas de uso. Habría que ver si en verano sigue siendo así, pero en principio ha finiquitado mi escepticismo al respecto, de mostrando que las perforaciones en el asiento y respaldo son todo un acierto por parte del fabricante.

CONCLUSIÓN

Con ésta Racer Gaming Pro que vende Ofisillas por unos 140€ envío incluido en su página web, para mi ha quedado demostrado que no es necesario gastarte los 220€ que cuesta una silla de AKRacing o los 280 euros de una DXRacer de alta gama para tener una silla muy cómoda, de gran calidad y que nos ayude a evitar los dolores de espalda. Si además le sumamos una estética Gaming que personalmente me ha gustado mucho creo que tenemos la combinación perfecta para la mayoría de usuarios.

Os animo a echar un vistazo al catálogo de sillas de Ofisillas donde no solo hay productos gaming sino todo tipo de sillas de oficina baratas, pues el modelo que hemos visto hoy es un término medio y en su catálogo cuentan con modelos más baratos y también otros más caros y de gama superior (como por ejemplo personas más altas y con mayor peso que el mío), entre los que muy probablemente encontréis una silla que se ajuste a vuestras necesidades y a un precio bastante inferior al de otras marcas de mayor reconocimiento.

PROS:

  • Muy cómoda, apta para 8 horas al día.
  • Respaldo con apoyo lumbar.
  • Modificable en altura y basculante con bloqueo.
  • Materiales de primera calidad.
  • Muy fácil de ensamblar.
  • Precio (el modelo analizado 140 euros).

CONTRAS:

  • Los reposa brazos son fijos y no permiten variación de altura.
  • Las ruedas incluidas son para moqueta (aunque venden aparte para otros tipos de suelo por 19€).

Por todo ello, la Racer Gaming Pro se lleva un notable alto con galardón de Oro y nuestra recomendación por su relación prestaciones / precio.

Compártelo. ¡Gracias!