Usar el mismo portátil para trabajo y juegos en verano ¿es posible?

Son muchas las personas que, por motivos de trabajo, se ven obligados a llevar consigo un portátil durante sus vacaciones de verano, pero también son muchos los que habitualmente se llevan un portátil para poder jugar a sus juegos favoritos en los ratos de ocio. Esto hace que la elección a la hora de elegir un portátil ideal para ambas cosas pueda hacerse un poco complicado, así que, ¿cómo saber si un portátil es ideal tanto para trabajar como para jugar?

Por norma general, un portátil para trabajar busca la eficiencia, con buena autonomía de batería y con un peso y tamaño que permitan llevarlo cómodamente de un sitio a otro, pero carecen de gráfica integrada que permita disfrutar de los juegos. Por el contrario, un portátil gaming es mucho más potente y tiene gráfica integrada, pero tiene la desventaja de que su autonomía es más reducida y generalmente es mucho más pesado y voluminoso para poder integrar un sistema de refrigeración adecuado para su hardware.

Entonces, ¿no existe el término medio que nos permita trabajar y jugar disfrutando de lo mejor de los dos mundos? En realidad, ya tenemos opciones que, pese a estar enfocadas en un sentido u otro, esconden el potencial para rendir especialmente bien tanto en horario “profesional” como a la hora de divertirse.

Un ejemplo de cada mundo: Lenovo Legión 5i vs Lenovo Yoga Creator 7

Hasta hace unos años, la respuesta fácil era acercarse a los portátiles gaming, ya que no es ningún secreto que están equipados con auténticas “bestias” en su interior en términos de procesadores, memoria RAM y tarjetas gráficas, además de que están preparados con sistemas de refrigeración para estar funcionando a toda potencia largos periodos de tiempo.

Un ejemplo es el Lenovo Legion 5i como ordenador gaming que trae bajo el brazo lo mejor para trabajar. Para empezar, lleva una batería de 80 Wh que lo dota de 7 horas de autonomía. El equipo cuenta con una pantalla de 15,6 pulgadas con resolución Full HD, por lo que en términos de tamaño, peso y tamaño de pantalla es ideal para utilizarlo en las tareas del trabajo más exigente. Integra un procesador Intel Core i7-10750H de 10ª generación, con hasta 16 GB de memoria RAM DDR4 a 2933 Mhz, SSD PCIe NVMe de hasta 1 TB de capacidad y una tarjeta gráfica dedicada NVIDIA GeForce RTX 2060 que nos permitirá disfrutar a tope de cualquier juego, incluyendo aquellos que incorporan la nueva tecnología de Ray Tracing de la que tanto se habla.

Lenovo Legion 5i portátil trabajar jugar

El Legion 5i también integra dos altavoces Harman Kardon de 2 vatios RMS cada uno de ellos, con una tarjeta de sonido integrada compatible con sistemas de sonido Dolby Atmos para sentir una atmósfera de sonido envolvente tridimensional que otorga una ventaja competitiva en juegos.

Todo portátil que se preste tanto para jugar como para trabajar debe destacar también por su conectividad, y el Legion 5i no es una excepción ya que además de conectividad LAN Gigabit integra WiFi 6 (802.11 ax) y Bluetooth 5.0, amén de puertos USB 3.1 Type A (cuatro en total), un USB-C 3.1, salida HDMI 2.0, toma para auriculares y micrófono y por supuesto una ranura para sistemas de seguridad Kensington.

Evidentemente, su enfoque son los videojuegos e incorpora tecnologías que si bien en el trabajo son un gran añadido, las apreciaremos mejor cuando acabe la jornada laboral. Cosas los 240 Hz de frecuencia de refresco de la pantalla con un tiempo de respuesta de 3 ms, cobertura 100% del espectro de color sRGB, certificación VESA DisplayHDR 400 con 500 nits de brillo máximo, y compatible con Dolby Vision. O también, la tecnología ColdFront 2.0 patentada de Lenovo, que consiste en un mecanismo térmico con heat pipes de cobre de doble canal con ventilador de tipo blower con 67 aspas sobredimensionadas recubiertas de un polímero de cristal líquido que garantiza no solo una mejor eficiencia térmica, sino también un bajo nivel sonoro sin importar el nivel de carga del hardware. Esto se potencia con una enorme rejilla inferior para que el aire fresco del exterior entre cómodamente al interior para refrigerar el equipo, con dos salidas por la parte trasera por las que se expulsa el aire caliente de manera que no moleste al usuario mientras utiliza el equipo, algo que es muy de agradecer especialmente si lo estás utilizando para trabajar en verano.

¿Cuál puede ser algún punto negativo? Pues como ocurre en todo lo que tiene una vertiente gaming, hablamos de productos con una estética agresiva, aunque los Legión tienen un perfil bastante elegante, pero sobre todo cuenta con unas dimensiones generosas de 363 x 259 x 23.57 mm y 2,3 Kg de peso.

Ahora bien, el caso opuesto sería una serie como la de Lenovo Creator, donde tenemos productos muy potentes, quizás no tanto como los Legión, pero con una estética y ergonomía más pensada para trabajar, que se ve ejemplarizada en el Yoga Creator 7.

Lenovo Yoga Creator 7

Se trata de portátiles con pantalla de 15,6 pulgadas, pero un peso de 1,9 Kg  para un grosor de apenas 16,4 mm. Cuenta con procesadores Intel i7 de décima generación, RAM hasta 16 GB, SSD de hasta 1 TB, Altavoces Dolby Atmos y una autonomía que llega a las 13 horas, lo que hay que sacrificar en este caso es la potencia gráfica. No es que no vaya servido, ya que incorpora las últimas NVIDA GTX 1650, pero no nos ofrecerán el mismo rendimiento que las robustas RTX, teniendo que sacrificar a la hora de jugar, aún siendo capaz de mover cualquier juego en la actualidad, algo de la espectacularidad que sí se consigue con un Legión que puede ir a toda potencia.

Lenovo Yoga Creator 7 portátil

Eso sí, comparte con los Legion cosas como el software Q Control 3.0 de la marca, que permite seleccionar manualmente el perfil de refrigeración deseado, de manera que siempre podremos tener el equilibrio perfecto entre ruido y refrigeración que necesitemos en cada momento. Este software nos permitirá, además, monitorizar todos los parámetros del hardware del portátil, tanto temperaturas y nivel de carga como las funciones avanzadas del portátil.

Lenovo Q Control

¿Entonces qué es mejor, un portátil de trabajar para jugar o uno gaming para tareas profesionales?

Pues en este sentido, tenemos que tirar del socorrido “depende”. Primero, del presupuesto, un portátil gaming, dado los componentes premium que lleva como la tarjeta gráfica, la pantalla con una tasa de refresco mayor, etc. Ahora bien ¿nos hace falta todo eso para quien quiere echarse una “partidilla” de vez en cuando? Eso ya es cosa de cada uno, y en ese caso, la opción del Yoga Creator 7 es más económica y suficientemente potente.

Ahora bien, hay trabajos y trabajos, si alguien se dedica a temas de diseño o multimedia, está claro que todos los añadidos de un portátil gaming son ideales para su tarea diaria. Si nuestro trabajo es más de oficina, con programas ofimáticos y poco más, y no nos importa no llegar a los más altos estándares gráficos a la hora de jugar, en los Yoga tenemos una opción más ligera y discreta, además de suficientemente potente para brillar en ambos aspectos.