¿En qué consiste la tecnología PiP en monitores y para qué se utiliza?

¿En qué consiste la tecnología PiP en monitores y para qué se utiliza?

Rodrigo Alonso

A la hora de adquirir un monitor o incluso una televisión, en muchos casos el fabricante nos dice que éste es compatible con la tecnología PiP, pero así con las siglas lo más probable es que te suene a chino, que no sepas lo que es y que por lo tanto no lo utilices por el simple hecho de que no sabes que lo tienes. En este artículo te vamos a contar en qué consiste la tecnología PiP en monitores y qué es lo que puede hacer por ti para facilitarte la vida.

Realmente, a la hora de mirar las características técnicas de un producto (sea un monitor o cualquier otro) son muchas las siglas y abreviaturas que utilizan los fabricantes, así que o te molestas en buscar qué son exactamente o ya lo hiciste en el pasado y por eso las conoces, porque si no, pasarán por alto y podrías tener un producto que puede hacer mucho por ti sin que lo sepas.

Este es el caso, precisamente, de la tecnología PiP, pero como te vamos a contar a continuación puede llegar a ser de gran utilidad para muchas personas que, de hecho, puede que cuenten con un monitor que sea compatible pero que no la utilicen porque ni tan siquiera sabían que la tenía. Dicho esto, vamos a comenzar por el principio que como no podía ser de otra manera, es explicar en qué consiste esta tecnología.

Qué es la tecnología PiP (Picture in Picture)

PiP es por supuesto Picture in Picture en inglés, o traducido al castellano, imagen dentro de imagen. Como su nombre sugiere, lo que permite es precisamente eso: cuando un monitor tiene varias entradas de vídeo, permite utilizar ambas simultáneamente e introducir una imagen dentro de otra. Dicho de otra manera, con PiP necesariamente tienes una imagen principal que ocupa toda la pantalla y una imagen secundaria que ocupa un pequeño recuadro dentro de la principal; un símil sería cuando estás viendo a un streamer jugar en directo y ves el juego como principal y en un recuadro pequeño a la propia persona.

PiP Monitor

Por norma general, si un monitor es compatible con la tecnología PiP ésta será configurable, de manera que podremos escoger tanto la posición del recuadro con la imagen secundaria como su tamaño, si bien es cierto que respecto a esto último normalmente no podremos personalizarlo completamente sino simplemente seleccionar si queremos tamaño pequeño, mediano, grande, etc. A continuación tenéis un ejemplo de los menús de configuración PiP en una pantalla de LG, pero esto mismo puede servir para el resto de fabricantes porque el menú es bastante parecido en todos:

PiP config

Repetimos el hecho de que para que esto funcione son necesarias dos fuentes de vídeo con un mismo monitor (ya que de hecho la tecnología se basa precisamente en esto, y es necesario que el monitor tenga varias entradas de vídeo digital para que pueda ser compatible con la tecnología), y esto es importante tenerlo en cuenta por las dos secciones siguientes de las que vamos a hablar a continuación.

¿Y qué pasa con el sonido?

Una pregunta razonable que puede surgir al utilizar el modo PiP de un monitor es que, si este tiene altavoces integrados (como puede ser en el caso de una TV también), ¿de cuál de las dos fuentes de vídeo se escuchará el sonido? ¿Se mezclará el de ambos?

La respuesta es muy simple: de la fuente de vídeo que elijas, pero nunca las dos al mismo tiempo. Por el hardware y las conexiones de vídeo existentes y como bien sabrás, por ejemplo un cable HDMI es capaz de llevar señal de vídeo y audio al mismo tiempo, y al configurar el modo PiP en el monitor debes seleccionar necesariamente una u otra fuente de vídeo como principal. Hay monitores que no te permiten escoger y utilizan el audio de la fuente de vídeo principal, pero hay otros que te permiten seleccionar el audio de la secundaria si así lo quieres.

Sonido PiP

En definitiva, como estamos hablando de audio y vídeo digital, deberemos elegir el audio de una o de otra fuente de vídeo, pero nunca las dos a la vez. Por ello, nunca vas a tener el problema de encontrarte en la tesitura de que se entremezclen las señales de audio de ambas fuentes , porque siempre te verás obligado a seleccionar o bien la una o bien la otra.

¿Para qué puedes utilizar la tecnología PiP?

Realmente podríamos decir que esta tecnología no es que sea precisamente «necesaria» como tal, pero puede venir muy bien para muchas cosas, como por ejemplo:

  • Ver la imagen del móvil en la pantalla mientras trabajas en el PC.
  • Ver una señal de TV en el monitor mientras usas el resto de la pantalla para trabajar.
  • Observar una grabación de una cámara en un pequeño recuadro mientras tomas notas en la pantalla principal.
  • Mientras juegas a la consola en la pantalla principal, puedes ver la imagen de tu PC grabando en PiP.

Las posibilidades son bastante grandes realmente, siempre teniendo en cuenta que deberás tener por necesidad dos señales de vídeo independientes, y con esto queremos decir que no serviría de nada si, por ejemplo, conectaras a tu monitor la salida HDMI y un DisplayPort de una misma tarjeta gráfica, ya que la imagen sería la misma y, de hecho, el equipo así lo detectaría (igualmente lo haría el monitor).

Dicho esto, si tu monitor es compatible con la tecnología PiP pero no la has utilizado nunca seguro que se te ocurre alguna manera de sacarle partido, ya que posibilidades hay y muchas. De todos modos, aunque tu monitor cuente con esta tecnología si no la utilizas tampoco le busques un uso obligatoriamente, ya que en realidad hoy en día la mayoría de los monitores modernos que incorporan varias entradas de vídeo son compatibles con PiP y PbP, aunque obviamente no es que vayas a escoger un monitor porque tenga esta tecnología o vayas a desechar otro modelo porque carezca de ella, ¿verdad?