Las pantallas táctiles dominan el mercado, pero ¿qué tipos existen?

A día de hoy todos hacemos uso de pantallas táctiles y se han mimetizado por completo en nuestro día a día, ya que las utilizamos continuamente. Pero, ¿cómo funciona la tecnología de las pantallas táctiles, que tipos hay y cuál es la historia y evolución de estas? Os lo explicamos en este artículo.

Las pantallas son dispositivos de salida en origen, el hecho de añadirles la capacidad de ser táctiles e interactuar con ellas las ha convertido en la base en la que se basan todos los ordenadores de bolsillo y tabletas que utilizamos continuamente.

Pantallas táctiles, la revolución de la industria LCD

Apple Newton

Las primeras agendas electrónicas no hacían uso de pantallas táctiles sino, que tenían teclados completos que ocupaban toda o casi toda la superficie disponible, lo que obligaba a que las pantallas fueran sumamente pequeñas a la hora de utilizarse y hacían que sus usuarios tuvieran que navegar a través de complicados menos con botones.

Fue la aparición del Newton de Apple la que nos trajo por primera vez el uso de las pantallas táctiles, lo cual fue seguido años después por la Palm Pilot. El nacimiento de este tipo de dispositivos se lo debemos a la necesidad de poder realizar notas haciendo bocetos, pero especialmente por el uso de ciertos lenguajes con caligrafía no occidental como el chino, el japonés, el árabe y muchos otros que requerían de una forma de poder entrar texto escrito a mano alzada.

El lápiz de luz: cuando el monitor se convierte en lienzo

Light Pen

Mucho antes de la aparición de las pantallas táctiles LCD e incluso antes de la popularización del ratón, se hicieron uso de lápices de sensor óptico, los cuales se utilizaban con monitores CRT y su funcionamiento se basaba en capturar el paso del haz de electrones por la pantalla.

Todas las tarjetas gráficas de la época solían tener una salida para conectar el lápiz óptico y poder dibujar en pantalla. Aunque no es una tecnología de pantalla táctil LCD, sí que fue el precursor en cuanto a forma de funcionar de lo que fueron las pantallas táctiles LCD que utilizamos a día de hoy.

En el caso del PC, el éxito del ratón como interfaz de entrada para navegar por la interfaz de usuario acabo por reemplazar el uso del lápiz óptico, el cual con el tiempo cayo en el mayor de los olvidos para no ser utilizado nunca más y pasar a ser una reliquia del pasado.

Tipos de pantallas táctiles y sus funciones

Pantalla táctil

Las pantallas táctiles se han convertido en algo común en el día a día y se utilizan en multitud de dispositivos a día de hoy. Las hay de diferentes tipos y por tanto de diferente funcionamiento, a continuación os describimos como funciona cada tipo.

Pantallas táctiles resistivas: los primeros ordenadores de bolsillo y su stylus

Pantalla táctiles resistivas

En 1992 Apple presento el primer ordenador de bolsillo con pantalla táctil de la historia: el Apple Newton. Se trataba de una evolución de las agendas electrónicas, pero con un nuevo tipo de interfaz, la cual utilizaba un panel resistivo para captar las pulsaciones a través del dedo o con un stylus sobre la pantalla.

Las pantallas resistivas se componen de dos capas llenas de electrodos, los cuales están puestos frente a frente en el mismo lado ambas. En medio de ambas capas hay un gas inerte. La forma de funcionar de estas es muy simple, cuando pulsamos sobre la pantalla haciendo presión entonces los dos paneles se acercan y aumenta la presión del gas inerte. ¿La consecuencia? Los electrodos que están organizados en malla capturan la pulsación y con ello el sistema puede saber en qué zona exacta de la pantalla estamos pulsando.

Las pantallas resistivas fueron altamente utilizadas en varios productos hasta entrado el 2007, por lo que tuvieron una larga vida en el mercado. No solo la anteriormente mencionada Apple Newton, sino también otros PDAs como la mítica Palm Pilot y los PocketPC con sistema operativo Microsoft hacían uso de pantallas resistivas. También tenemos el caso de consolas como la Nintendo DS, por no hablar como muchos cajeros automáticos de cajas y bancos utilizaban también este tipo de paneles.

Pantallas táctiles capacitivas: las más utilizadas en la actualidad

Pantallas táctiles capacitivas

En enero de 2007, Apple hizo la presentación de su primer iPhone y una de las cosas que más destaco fue la adopción de una pantalla con un panel capacitiva. Una tecnología de panel táctil muy diferente al panel resistivo que se había utilizado hacia ese momento y que no requería del uso de stylus para funcionar.

¿Cómo funcionan? Las pantallas capacitativas no funcionan haciendo presión sobre la superficie, sino que se basa en el hecho de que el cuerpo humano es conductor natural de la electricidad. Por lo que a la hora de construir una pantalla capacitiva se hace uso de una material transparente y conductivo integrado en un vidrió o un plástico. A la hora de catalogar los tipos de pantallas capacitivas lo podemos hacer en dos tipos distintos:

  • Superficie capacitiva: En este caso se coloca un electrodo, uno por cada esquina de la pantalla, los cuales mantienen un nivel fijo de voltaje en toda la pantalla y se encuentran conectados entre sí. El simple hecho de tocar la pantalla con el dedo en una zona cambia el sentido de la corriente y con ello hay un cambio de voltaje que los propios sensores que hay por debajo acaban captando.
  • Pantalla capacitiva proyectada: Se trata del tipo de pantalla táctil más sensible, ya que un simple contacto sobre la misma es interpretado como una entrada. Por lo que no es habitual que se utilice en smartphones y tablets. Utiliza una línea de electrodos en vertical con un nivel constante de corriente incluso cuando no utilizamos la pantalla, los cuales vienen acompañados de otra línea de electrodos en horizontal que se activan cuando colocamos el dedo sobre la pantalla.

Pantallas táctiles de tipo háptico

pantalla táctiles hápticas

Una pantalla háptica es una pantalla que nos da sensación de haber tocado una superficie y por tanto nos entrega una respuesta sensorial. Son el tipo de pantallas táctiles más nuevas donde el objetivo no es otro que el de reemplazar la sensación de tacto que tenemos al pulsar ciertas superficies, especialmente cuando pulsamos los botones del mando de control de una consola o las teclas de un teclado.

Hay tres formas en las que se puede dar sensación de tocar en las pantallas, que son las siguientes:

  • Maquetas: Son las más raras de todas, se basan en la creación de un modelo a escala del objeto con el que tenemos que interactuar, el hecho de tocar el modelo supone tocar esa parte de la interfaz que representa en el sistema.
  • Llevable: en vez de hacer que la pantalla emita una respuesta lo que hacemos es ponernos accesorios especiales como dedales y guantes que son los que otorgan la respuesta sensorial.
  • Integrado en las pantallas: la tecnología de respuesta háptica se encuentra en la propia pantalla, la cual da una respuesta, en general a través de manipular la carga eléctrica alrededor de donde tenemos el dedo.

Si queréis saber más sobre pantallas hápticas os recomendamos que miréis el artículo en HardZone titulado: «Tecnologías de pantalla táctil, ¿cuáles son y cómo funcionan?»

El futuro de las pantallas y sus dispositivos

Pantalla forma libre

No vamos a ver muchos cambios en lo que a la tecnología de las pantallas táctiles se refiere durante los próximos años, especialmente por el hecho que en las aplicaciones en las que se utilizan este tipo de pantallas no hay petición para un avance más allá de lo ya inventado. Lo que sí que vamos a ver es una mejora a nivel de interacción, especialmente en las pantallas capacitativas que aunque permiten poder presionar en ambos sitios a la misma vez no tienen la misma resolución que las pantallas resistivas, lo que las hace peor de cara a usos como el dibujo.

Eso sí, donde vamos a ver pantallas capacitativas integradas va a ser en muchos dispositivos cotidianos que a día de hoy utilizan botones para funcionar. Por ejemplo nos vamos a encontrar que llegado a un determinado momento los botones de electrodomésticos, ascensores e incluso los controles en el coche.

¿El hándicap a superar? Las pantallas capacitivas actuales son casi todas del tipo superficie capacitiva, la cual se basa en la colocación de electrodos en los cuatro marcos. Esto entra en conflicto con tecnologías recientemente desarrolladas que rompen con las pantallas tipo marco y que permiten que estas puedan tomar cualquier forma, no solo rectangular o cuadrada, permitiendo su integración a nuevos tipos de dispositivos.