¿Cómo saber qué brazo necesita tu monitor? Elige bien su anclaje VESA

La gran mayoría de monitores para PC cuentan con lo que se conoce como anclaje VESA, un sistema de montaje que permite desmontar la base con la que vienen todos los monitores para instalarlo en un soporte o brazo articulado que nos permita variar su posición para mejorar la ergonomía o, por ejemplo, colgarlo de una pared. No obstante, no todos los anclajes VESA son iguales ni soportan el mismo peso o dimensiones, así que en este artículo te vamos a contar qué es lo que dice la norma del estándar VESA al respecto para que sepas diferenciarlos fácilmente.

Como casi todo lo que tiene que ver con la palabra VESA, lo que tenemos entre manos es un estándar que, en este caso, determina la separación entre los puntos de anclaje, el peso máximo y las dimensiones que puede tener el monitor. En el caso de los monitores para PC, esta norma se aplica al monitor en sí y es invariable (aunque hay diferentes tipos), así que con lo que tienes que tener cuidado a la hora de elegir un soporte o brazo articulado para tu monitor es en el brazo o soporte propiamente dicho.

La norma VESA de anclaje para monitores de PC

Monitor anclaje VESA

La norma VESA define las dimensiones de la interfaz de instalación de cuatro orificios para pantalla, así como los tornillos empleados para que encajen en ellos. También establece la colocación del patrón de taladro en la parte trasera de la pantalla.

Cuando decimos que un monitor tiene anclaje VESA nos referimos a esos cuatro puntos de anclaje para tornillo que tienen en la parte posterior. Que el monitor disponga de estas perforaciones, que por dentro van reforzadas con metal para soportar el peso, implica que la base también es desmontable de manera que podremos utilizar simplemente la pantalla, lo cual nos permite por ejemplo colgar el monitor de la pared o ponerlo en posiciones que no podríamos conseguir con su base, como por ejemplo colocar un monitor encima de otro.

A pesar de que lo más normal es que los monitores tengan anclaje VESA 100, no siempre es así, y es que de hecho existen en total 5 patrones para el estándar que son los que vamos a ver a continuación:

NombreTamaños de pantallaPeso máximoPatrón de los orificios de anclaje
FDMI MIS-BDe 4 a 7,9 pulgadas2 Kg50 x 20 mm (VESA 50x20)
FDMI MIS-CDe 8 a 11,9 pulgadas4,5 Kg75 x 35 mm (VESA 75x35)
FDMI MIS-DDe 12 a 23,9 pulgadas14 Kg75 x 75 mm (VESA 75) y 100 x 100 mm (VESA 100)
FDMI MIS-EDe 24 a 30,9 pulgadas23,7 Kg200 x 100 mm (VESA 200x100)
FDMI MIS-FDe 31 pulgadas en adelante113,6 KgIntervalos de 200 mm (VESA 200, VESA 400, etc.)

La norma de interfaz de montaje para pantallas planas (Flat Display Mounting Interface, FDMI), también conocida como la norma de interfaz de montaje (Mounting Interface Standard, MIS) definida por VESA, tiene unos requisitos que se aplican al anclaje del monitor. Generalmente, podréis ver que estos orificios están marcados con una letra (por ejemplo, la C indicando que corresponde a la norma C).

Por lo tanto, si un monitor de 23,9 pulgadas tiene anclaje VESA, su estructura interna debe ser capaz de soportar hasta 14 Kg (aunque el monitor no pese tanto) y puede utilizar orificios de montaje tanto de 75 (VESA 75) como de 100 (VESA 100) milímetros.

Si os fijáis, solo los estándares B, C y E no son cuadrados sino rectangulares, y los puntos de anclaje son asimétricos. Realmente no hay muchos dispositivos con pantalla de entre 4 y 11,9 pulgadas en el mercado, pero de haberlos deberían integrar los orificios de montaje que hemos plasmado en la tabla de arriba. En cuanto al estándar VESA 200×100 también es raro de ver, y de hecho lo normal es que los monitores de estas características apliquen un anclaje VESA 100 o VESA 200 directamente. Como podéis apreciar la norma es algo laxa y un mismo monitor puede ser compatible con dos patrones al mismo tiempo.

Los monitores actuales solo emplean tres variantes de la norma

Monitor con soporte VESA

En realidad y tal y como hemos dejado caer antes, a pesar de que haya 5 normas VESA en la actualidad solo se utilizan tres de ellas, ya que con éstas se cubre por norma general todo el espectro de necesidades (al fin y al cabo, ¿quién trabaja en su PC con una pantalla de 10 pulgadas?)

  • Las pantallas que son compatibles con VESA MIS-D, 100/75, C están equipadas con un patrón cuadrado de 100 x 100 o bien 75 x 75 mm, y son las más comunes para monitores que pesen menos de 14 Kg. Utilizan tornillos estándar M4 para fijar la pantalla al anclaje.
  • Las pantallas compatibles con el estándar VESA MIS-E, C tienen un patrón de orificios rectangular de 200 x 100 mm, e igual que la norma anterior hacen uso de tornillos M4 estándar para el montaje. Este estándar se suele utilizar en monitores más grandes y pesados (23 Kg máximo).
  • Las pantallas compatibles con VESA MIS-F, C tienen una mayor variedad, y sus patrones pueden ir desde los 400 x 200 mm hasta los 600 x 400 mm, pasando claro por 200 x 200 y 400 x 400 mm. En este caso se utilizan tornillos M6 o M8, y como ya supondréis solo encontraremos este estándar en los monitores más grandes del mercado, de más de 32 pulgadas pero también en pantallas de hasta 60 pulgadas. En la práctica, muchos fabricantes se desvían de esta norma y optan por orificios de 300 x 300 mm de separación.

Adaptadores e instalación de las pantallas de Apple

Apple VESA

Has de saber que, si por ejemplo tienes un monitor VESA 100 pero has conseguido un soporte que tiene anclaje VESA 75 no todo está perdido, puesto que existen adaptadores para poder instalar monitores de una u otra interfaz, con lo que te ahorrarías el tener que comprar un soporte diferente (o cambiar de monitor). Eso sí, si es tu caso te recomendamos tener muy en cuenta el tipo de estándar del monitor y el peso que soporta el soporte, no vayas a intentar instalar un monitor de más de 14 Kg con un anclaje VESA 100.

En cuanto a las pantallas de Apple (sea un iMac o el monitor que venden), como siempre se salen de la norma y no son compatibles con VESA, al menos no la mayoría. Sin embargo, eso no significa que no puedas montar el dispositivo en un brazo articulado, ya que se venden adaptadores específicos que te permitirán hacerlo… por un precio, porque son bastante caros, igual que sucede con cualquier producto para los de la manzana mordida. Los últimos iMac de Apple, sin embargo, sí que ofrecen interfaz VESA integrada