Qué son los discos duros PMR, y en qué nos afecta a los usuarios

Qué son los discos duros PMR, y en qué nos afecta a los usuarios

Rodrigo Alonso

Es probable que en los últimos tiempos hayas escuchado o leído el término «disco duro PMR«, pero dicho así seguramente te suene a chino y no signifique nada para ti. En este artículo vamos a explicarte qué es un disco duro PMR, en qué se diferencia de los demás, y en qué puede afectarte si tienes uno.

Ante la creciente necesidad de ampliar la capacidad de los discos duros, los fabricantes se las están ingeniando y creando nuevas tecnologías de almacenamiento de datos. Una de estas tecnologías, que está teniendo cada vez más presencia, es la grabación magnética perpendicular (Perpendicular Magnetic Recording en inglés, y de ahí sus siglas PMR), que permite aumentar la capacidad de los discos duros manteniendo su tamaño y rendimiento.

¿En qué consiste la PMR?

Los discos duros PMR, también conocidos como de grabación magnética convencional (CMR), hacen uso de una técnica de grabación en la que la magnetización de los bits de datos se alinea de forma vertical (es decir, el cabezal queda en perpendicular con los platos y de ahí su nombre) con los platos giratorios del disco.

Las pistas magnéticas se escriben las unas junto a las otras sin superponerse, pero esto hace que el cabezal de escritura tenga un tamaño más grande que el de lectura (por lo que como entenderéis, son necesarios dos cabezales, uno para leer y otro para escribir los datos). En esta tecnología PMR, los fabricantes han tratado de reducir el tamaño del cabezal de escritura tanto como lo permiten las limitaciones físicas.

Grabación PMR en un disco duro

¿En qué nos afecta esta tecnología?

Para entender en qué nos afecta, primero debemos conocer la alternativa, llamada SMR (grabación magnética en estratos), que es una extensión de PMR pero que a diferencia de ésta, las pistas magnéticas sí que se solapan entre sí (creando estratos) lo que aumenta considerablemente la densidad de datos, y para ello se utiliza una técnica de escritura secuencial.

El cabezal de lectura en ambas tecnologías no tiene problema para leer los datos y el rendimiento es el mismo, pero cuando vamos a escribir o editar datos en un disco SMR, el cabezal de escritura no los graba directamente en la pista existente para no dañar la pista adyacente, sino que lo hace en un área vacía del disco manteniendo la pista original con sus datos durante un tiempo (luego los borra cuando el disco está inactivo en un proceso llamado de reorganización). Esto produce varias circunstancias a tener en cuenta:

  • Si una unidad SMR lleva a cabo un trabajo largo e intenso no tendrá tiempo de inactividad para reorganizar los datos.
  • Si la situación actual se da, el disco tendrá que hacer la reorganización mientras sigue escribiendo, reduciendo notablemente su rendimiento. En los discos PMR esto no sucede.
  • No es recomendable hacer RAID entre unidades PMR y SMR, ya que el rendimiento puede verse afectado por lo explicado anteriormente.

Así pues ya lo veis, una unidad PMR puede tener menos densidad -y por ende capacidad- que una SMR, pero no tiene ninguna de sus desventajas. Por eso es importante al menos saber de qué tipo de disco duro se trata antes de comprarlo e instalarlo en nuestro sistema.