Las placas base más completas para Intel con chipset Z690

Con los Intel Core 12 han llegado nuevas placas base, siendo las del chipset Z690 las más avanzadas de todas de la serie 600. Es por ello que os hemos hecho una selección de las mejores placas base Z690 que podéis encontrar ahora mismo en el mercado. ¿Con cuál de ellas te quedas para montar tu nuevo PC?

El chipset Z690 es el más potente de los que se encuentran ahora mismo en el mercado para los procesadores de decimosegunda generación de Intel. Dado que vais a necesitar comprar una placa base con socket LGA1700 hemos decidido hacer un repaso a la gran cantidad de modelos de placas base Z690 que hay en estos momentos en el mercado para que lo tengáis más fácil a la hora de escoger.

El chipset Z690

Intel-Chipset-PCH-Z690-Block-Diagram

Un chipset es a una CPU lo que un satélite es a un planeta, son dos chips complementarios, pero en el chipset se colocan las interfaces de E/S, las cuales no necesitan el ancho de banda y tampoco la latencia que requiere la memoria RAM. Esto permite utilizar un chip aparte, aunque a día de hoy algunas de las interfaces son manejadas por parte de la CPU y no por el chipset es necesario una placa base como el PCB donde están todas las bahías y puertos para conectar a los diferentes periféricos y componentes.

Se ha de tener en cuenta que cada fabricante decide como emplear el chipset, por lo que el hecho de que este soporte la cantidad de interfaces que aparecen en el diagrama no significa que los veamos siendo empleados en dicha placa base y habrá omisiones o simplemente no se hará uso todos los puertos disponibles por espacio por el hecho que no es práctico hacerlo.

En el diagrama podemos observar elementos que son opcionales, un ejemplo es la interfaz de Ethernet a 2.5 Gbps, el cual es un controlador de red mucho mejor que el de 1 Gbps, no solo por el hecho que permite de transferencia de datos más rápida, sino por el hecho no requiere de la CPU para la transferencia de paquetes. Otro ejemplo es el Intel Extreme Tuning, aunque este componente se encuentra en un chip aparte sin él muchas placas base no pueden ofrecer opciones de overclock con un clic. El resto de elementos del chipset que no son obligatorios no son para el mercado de los juegos de PC y, por tanto, los vamos a ignorar, es más, no los encontraréis en una placa base para gaming.

No adquieras más de lo que necesitas

A la hora de escoger una placa base para gaming con chipset Z690 ten en cuenta los componentes que vas a escoger para montar tu ordenador, sabemos que de entrada estarás limitado por tu presupuesto y no todos vais a construir un PC con las especificaciones más altas posibles en cada momento. Por ejemplo, algunas de las placas base ofrecen una enorme cantidad de fases y VRM que soportan un amperaje muy alto, pero esto solo tiene sentido si vas a colocar una fuente de alimentación muy potente para alimentar un hardware que lo requiera.

Si el procesador, la tarjeta gráfica y el resto de componentes no van a estresar los VRM de la placa base y la PSU que requiere la configuración que has escogido es más bien modesta entonces nuestra recomendación es que ese dinero de más que ibas a invertir en la placa base lo inviertas en otros componentes para el PC. Por ejemplo puedes optar por una PSU con una certificación 80 PLUS mejor, un sistema de refrigeración de mejor calidad, ampliar la RAM o añadir más unidades SSD NVMe para el almacenamiento.

Las placas base más completas con chipset Z690

Chipset Intel 600

Para realizar este artículo hemos tenido en cuenta una de las particularidades de los procesadores Core 12 de Intel, el cual no es otro que pueden soportar dos tipos de memoria RAM distintas: DDR4 o DDR5. Así pues los fabricantes se han visto con la coyuntura de crear una enorme cantidad de placas base diferentes con el chipset Z690 y en algunos casos hacer dos versiones de cada modelo, una para cada tipo de memoria.

Es por ello que de cara a esta comparativa hemos escogido 5 placas base distintas: la primera de ellas es de alta gama, dos de precio moderado para cajas ATX convencionales y una para cada uno de los tipos de memoria soportados. En cambio, la cuarta y la quinta opción las hemos dejado para quien quiera montar un sistema basado en una caja Mini-ITX

Una vez realizada esta introducción os vamos a desglosar cada una de estas cinco que hemos escogido.

ASUS ROG MAXIMUS APEX, la mejor de las placas base Z690

ASUS-ROG-Z690-APEX

Empezamos por la más potente y más avanzada de la lista, la ASUS ROG MAXIMUS Z690 APEX, la cual es una impresionante tarjeta gráfica con unos impresionantes 24 VRM del tipo RAA22010540 de Renesas, los cuales tienen la capacidad de soportar hasta 105 amperios. Por lo que estamos ante una placa base ideada para el overclocking extremo tanto de la CPU como de la RAM.

Empezando por la memoria del sistema, esta placa soporta la nueva y potente DDR5 con velocidades de hasta 6.600 MHz con soporte para Intel XMP 3.0, por lo que podrás utilizar las memorias DDR de quinta generación más potentes del mercado. Y si lo que te preocupa es la capacidad de almacenamiento deja que te digamos que tienes hasta 5 zócalos d. Eso sí, esto tiene trampa porque dos de ellos se consiguen a través de los ROG DIMM, por lo que realmente tenemos 3 zócalos M.2 como el resto. En cuanto a los conectores SATA tenemos soporte de hasta 6 de ellos en esta placa base.

En cuanto a la conectividad inalámbrica tenemos integrada la radio Intel Wi-Fi 6E del tipo 2×2 y con soporte para redes 802.11 a/b/g/n/ac/ax con frecuencias de 2,4, 5 y 6 GHz (aparte de soportar Bluetooth 5.2). Aunque si lo que prefieres es conectarte a través de cable tendrás Ethernet 2,5 Gbps de velocidad de transferencia.

VRM ASUS APEX

Ya para terminar y como es normal en toda placa base de gama alta hemos de hablar del controlador de audio y ASUS es conocida por sus tarjetas de sonido. En este caso han integrado la ROG SupremeFX 7.1 con el códec por hardware ALC4080 con la capacidad de reproducir sonido con calidad de 32 bits y una frecuencia de 384 KHz y un amplificador Savitech SV3H712 AMP para que puedas montar un impresionante setup de audio alrededor de tu PC.

Ah, se nos olvidaba, como en el resto de placas con chipset Z690 tenemos un slot de 16 líneas PCIe de quinta generación, pero en este caso son dos y reforzados. Solo que cuando se conectan dos tarjetas gráficas funcionan como dos ranuras de 8 líneas y, por tanto, dividen su ancho de banda.

ASUS ROG Z690-I GAMING WIFI, la mejor opción para Mini-ITX

Mejores placas base Chipset Z690

Montar un PC compacto y dentro de una caja Mini-ITX no debería ser un impedimento si lo queremos basar en un Intel Core 12 y vamos a instalarle además una tarjeta gráfica pensada para este tipo de torres, especialmente si deseamos tener un HTPC con la capacidad de jugar a los juegos AAA del mercado debajo de nuestro televisor. Por eso, la ASUS ROG STRIX Z690-I no decepciona en nada.

Para empezar disponemos de 2 zócalos de memoria DIMM, hasta 64 GB en total del tipo DDR5 donde podremos instalar módulos que van desde los 4.800 MHz a los 6.400 MHz, todo ello con soporte XMP 3.0 de Intel. Para conectar nuestra tarjeta gráfica disponemos de una ranura PCI Express 5.0 y si queremos tener un SSD M.2 entonces las opciones se reducen a 2, menos que los 3 habituales de otras configuraciones. Pero esto no es algo negativo, ya que dispone de radio Intel Wi-Fi 6E integrada, la cual suele ocupar una de las ranuras M.2 en las placas base que no la incorporan. Sí te interesa utilizar unidades del tipo SATA esta placa no se queda corta al tener cuatro conectores.

Al igual que la ROG MAXIMUS APEX esta usa el mismo códec de audio y es que podríamos calificarla como una versión para ordenadores reducidos de dicha placa base. Es por ello que la hemos puesto como la segunda en la lista. No obstante, su capacidad para el overclock es menor al tener una configuración de 10+1 fases y hacer uso de VRM de hasta 105 amperios cada uno. Realmente una opción totalmente recomendada si vas a montar un PC con Mini-ITX

GIGABYTE Z690 UD, equilibrio excelente

GIGABYTE Z690 UD

Cómo opción barata de cara a las placas base con chipset Z690 y soporte DDR5 hemos escogido a la Z690 UD de GIGABYTE que dispone además de una configuración de 16+1+2 del tipo OnSemi NCP303160 de 60 A. En cuanto a la DDR5 podemos instalarle memorias que van desde los 4.000 MHz a los 6.000 MHz. En total hay 4 zócalos que nos permiten instalar hasta 128 GB de este tipo de memoria en cuatro módulos DIMM de hasta 32 GB cada uno. De cara al almacenamiento tenemos tres slots M.2 con interfaz PCIe Gen 4 para conectar un SSD NVMe de última generación y dos conectores SATA de 6 Gb/s si necesitamos usar todavía algún disco duro antiguo en nuestro PC. Todo ello con soporte para RAID 0, RAID 1, RAID 5, y RAID 10.

Aunque no solo de DDR5 vive nuestra placa base y el soporte para PCI Express 5.0 es importante, el cual viene en un zócalo para 16 vías de conexión y donde tendrás que conectar la tarjeta gráfica. El segundo del mismo tipo está pensado para PCI Express 4.0 y funciona conmutado con las unidades SSD NVMe. Aparte de ello tiene una ranura x4 y otra x1, por si queremos conectarle una tarjeta de sonido o una capturadora de vídeo.

En cuanto a la conectividad, nos encontramos con un Realtek RT8125BG como controladora de red, lo cual nos permite utilizar redes de hasta 2.5 Gbps, pero no dispone de radio WiFi, por lo que si te interesa deberás sacrificar una de las ranuras M.2 para ello. Dispone además de un DSP para audio también de Realtek para sonido 7.1 y varios puertos USB, pero no tiene soporte de base para Thunderbolt 4/USB4 y, por tanto, deberemos adquirir una tarjeta de expansión externa para ello.

ASRock Z690M-ITX/AX para Mini-ITX con DDR4

Mejores placas base Z690

Para la opción para cajas Mini-ITX con soporte para memoria DDR4 hemos decidido optar por este modelo de ASRock, el cual a su vez es el más modesto de cara al overclock, al tener solamente de 8 fases del tipo Dr.MOS. Esta placa dispone de un puerto PCI Express 5.0 de 16 vías para conectar la placa base, siendo el único de este tipo en ella pero disponiendo de dos ranuras M.2 con interfaz de cuarta generación. No obstante, el segundo slot está conmutado con los cuatro conectores SATA, por lo que utilizar un disco duro convencional nos dejará sin el acceso al segundo M.2. Por suerte tenemos conectividad inalámbrica WiFi 6E y Bluetooth. Aparte de conectividad por LAN con una velocidad 2.5 G. ¿Lo único que echamos en falta? El soporte para Thunderbolt 4.

En cuanto a la memoria tenemos 2 zócalos DIMM para DDR4 con soporte para overclock de 5.000 MHz y capacidad de hasta 64 GB, por lo que podrás instalarle las memorias de este tipo más rápidas del mercado haciendo que se convierta en la mejor opción de la lista si haces uso de ello.

ASUS Prime Z690M-PLUS D4

Mejores placas base Z690

La última de las placas base Z690 es también la última con soporte para memoria DDR4 y es que dispone de 4 zócalos para módulos DIMM con soporte para doble canal y capacidad de hasta 128 GB de memoria. Su factor de forma es Micro-ATX, por lo que vas a poder instalarlo en la mayoría de torres para gaming convencionales sin problema alguno.

En cuanto a la circuitería analógica para la alimentación esta dispone de 10+1 VRM del tipo Dr.MOS, toma ProCool de 4+ 8 contactos y todo ello acompañado por grandes disipadores que cubren las fases, el propio chipset y la unidad SSD NVMe.

Si hablamos de los puertos de expansión, entonces hemos de comentar sus tres ranuras para SSD NVMe M.2, su LAN de 1 Gbit por segundo a través de su puerto Ethernet, el soporte para USB 3.2 Gen 2 con puertos del tipo como del tipo C y de USB4 o Thunderbolt 4. ¿El único punto débil? El hecho de que no trae integrada una radio Intel WiFi 6E de Intel, por lo que tendrás que tener tu enrutador de internet cerca o adquirirla aparte.

¡Sé el primero en comentar!