¿Cuánto mejora el rendimiento en juegos al tener un SSD?

Desde la llegada de los SSD al mercado siempre se ha considerado que es el componente que más mejora el rendimiento en cualquier PC que utiliza un disco duro mecánico convencional, y realmente sí que proporciona una diferencia que se nota mucho en cuanto a la agilidad del sistema. No obstante, cuando hablamos de juegos, ¿cuánto mejora el rendimiento el tener un SSD frente a un disco duro normal? Vamos a verlo.

En esta comparativa no vamos a hablar de FPS ni de rendimiento bruto en sí mismo para los juegos, sino de tiempos de carga que es donde el almacenamiento juega un papel crucial en los juegos, y donde un SSD puede marcar la diferencia con respecto a utilizar un disco duro mecánico tradicional.

Para la prueba, vamos a utilizar un disco duro WD Black de 2 TB (SATA 3) comparado con un Corsair Neutron xTI de 480 GB (SATA 3) y un Transcend SSD 220S de 1 TB (PCIe 3.0 x4 NVMe), tres tipos de almacenamiento distinto que representan casi todas las gamas existentes en el mercado: disco duro mecánico, SSD SATA 3 y SSD PCIe.

¿Cuánto mejora un SSD los tiempos de carga en juegos?

Con estos tres medios de almacenamiento diferentes, hemos probado en siete juegos diferentes para ver cuánto tiempo se tarda en cargar la partida. En todos los casos, simplemente accedemos al juego y cargamos una partida guardada, cronometrando cuanto tiempo tarda el sistema en cargar. Este ha sido el resultado:

Tiempo de carga SSD vs HDD

Se puede ver una clara mejoría al utilizar un SSD, especialmente en juegos muy pesados como el GTA V que tarda casi un minuto en cargar con un disco duro mecánico, y el tiempo se reduce a la mitad usando un SSD. En el resto de juegos también hay una clara mejoría, y en algunos casos como en Fallout 3 de nuevo el tiempo de espera se reduce a la mitad.

No obstante, si bien sí que hay diferencia en todos los casos al utilizar un SSD PCIe, ésta no es tan grande con respecto a usar un SSD SATA 3 como la que hay con un disco mecánico, pues aunque el tiempo sí que se reduce en todos los casos, en el mejor de ellos ganamos 4 segundos y en el peor meramente un solo segundo de tiempo.

La conclusión que podemos sacar de esto es que si es para juegos merece y mucho la pena el tener un SSD, sea SATA 3 o PCIe. Ahora bien, entre estos dos tipos de SSD dependerá de tus necesidades y presupuesto, puesto que a pesar de que sí que hay diferencia ésta no es tan grande. De ti dependerá decidir si merece o no la pena invertir en un SSD de última tecnología u optar por un SATA 3, más lento pero también más barato.

¿Se ganan FPS al utilizar un SSD?

Cyperpunk Gameplay

La pregunta que muchos os haréis es si se ganan FPS al utilizar un SSD frente a un disco duro mecánico, y la respuesta es que depende; por como funcionan los juegos, cuando cargas una pantalla o mapa éste se va a la memoria del sistema (parte a la RAM para la CPU, parte a la VRAM para la GPU) y por lo tanto el almacenamiento no influye en gran medida, al menos no con los datos que tienes ya precargados.

Ahora bien, dependiendo de cómo esté programado el juego si cuando vas moviéndote por el mapa o avanzando en la partida llegas a necesitar datos que no están precargados y que sí que se tiene que utilizar el dispositivo de almacenamiento para hacerlo, entonces sí que afecta al rendimiento. Esto es en momentos puntuales normalmente, y repetimos que depende de cómo esté desarrollado el juego, pero en todo caso normalmente no son FPS «de media» sino que podemos notar bajones o tirones de rendimiento, incluso aunque tengas una gráfica de gama alta.

En nuestro caso las pruebas las hemos realizado con una RTX 2080 y un Core i7-8700K, y los pocos «tirones» que hemos notado han sido de 2-3 FPS a lo sumo, nada demasiado apreciable en realidad. Lo cual tiene sentido desde el momento en que la GPU no renderiza utilizando la memoria del SSD, sino su propia VRAM. Por lo que la variación en el rendimiento se va a la hora de entrar en zonas que carguen nuevos datos.

El uso de texturas virtuales se ve beneficiado por el SSD

Virtual Texturing

Técnicamente no vais a necesitar más información de la que veis en pantalla, por lo que el tamaño en las texturas utilizadas no debería ser más alto que el del búfer de imagen. Claro está que cuando jugamos se suelen cargar todas las texturas del nivel.

El Virtual Texturing se creó hace años y fue utilizado en juegos como Rage, la particularidad es crear un atlas virtual con todas las texturas de la escena a diferentes distancias, mip maps, y guardarlo en una textura general a la que la GPU accede. El resto de la información estaría guardada en otra memoria y solo haría falta ir reemplazando las texturas a medida que vamos entrando y saliendo en las diferentes zonas. Algo que con un SSD y su alta velocidad alcanza un nuevo nivel.

Los juegos aún no están preparados para el uso del SSD

Limitaciones SSD juegos

El uso principal de los SSD no se limita solamente en acelerar los tiempos de carga, sino también permite volcar cantidades de datos de manera muy rápida en memoria, lo que cambia por completo la forma de plantear el diseño de niveles de los mismos. A día de hoy por ejemplo se han de utilizar técnicas como son cinemáticas repentinas que no se pueden saltar, pasillos estrechos, edificios o montañas de gran tamaño. Todo de trucos para que no veas más allá de una zona que la GPU no puede renderizar por falta de datos.

Lo habitual es que a medida que nos alejamos hacia el horizonte los detalles sean más pequeños, pero con la subida de altas resoluciones la definición de imagen con la distancia aumenta y es necesaria dicha información. Esto requiere grandes cantidades de VRAM y una forma de paliar es el uso de un SSD NVMe para ir trasladando rápidamente los datos desde la VRAM y la RAM al SSD y viceversa.

Esto requiere que el juego está diseñado para ello, si a un juego actual que va a funcionar con disco duro hacemos que pase de cargar unas pocas decenas o centenares de megabytes a hacerlo con varios gigabytes segundo, entonces el salto acabará saturando el canal de comunicación y de ahí a que los datos se reciban se tardará una eternidad. El hecho de optimizar juegos para SSD implica que funcionen mucho peor en un disco duro convencional e incluso en algunos puntos dejen de funcionar.