Ratón inalámbrico a pilas o con batería, ¿qué es mejor?

Ratón inalámbrico a pilas o con batería, ¿qué es mejor?

Ángel Aller

La comodidad de un ratón sin cables es muy importante para muchos usuarios, por lo que se decantan por una opción inalámbrica. Sin embargo, hay un aspecto muy importante a tener en cuenta, y es que podemos encontrar un ratón con batería recargable o con pilas. Te intentaremos ayudar a elegir entre ambas opciones, exponiendo los puntos débiles y fuertes de cada variante.

Es necesario observar que un ratón inalámbrico es alimentado por una batería o una pila recargable, lo que nos hace pensar en la autonomía de éste. Por ello, pronto entraremos en la tesitura de tener que elegir entre un ratón con pilas y otro con batería, una diferencia que suele ir marcada por el precio.

Ratón con pilas recargables

ratón a pilas

Los ratones inalámbricos alimentados de esta forma tienen una serie de características que les diferencia de las opciones con batería. La lógica nos dice que un ratón con batería es mucho mejor, pero la variante con pilas nos lo va a poner muy difícil. A continuación, exponemos sus pros y contras.

Mayor autonomía

Una de las grandes bazas de las pilas es la autonomía que ofrece, la cual es mayor que la de su rival. Es cierto que la autonomía también está marcada por la tecnología inalámbrica que utilice el ratón, pero, normalmente, será mucho mayor en un sistema por pilas, en comparación con los modelos con batería.

Para que os hagáis una idea, la autonomía de un ratón con pilas recargables oscila entre 12 y 24 meses. De este modo, disfrutaremos de nuestro ratón de forma más prolongada sin tener que cambiar de pilas, ni estar recargando el ratón frecuentemente.

Más económicos

Si comparamos un ratón con pilas y otro con batería, pronto nos daremos cuenta de la diferencia de precio que existe entre ambos. Los que funcionan con pilas son mucho más económicos que los que equipan una batería, lo que empuja a los compradores a elegir esta opción.

Pensad que la instalación de una batería en el ratón implica un componente más a fabricar, como una posible estación de carga para el mismo. Algunos se recargan únicamente con un cable USB, pero otros disponen de una estación de carga adaptada.

De cualquiera manera, los ratones con pilas ofrecen una relación calidad-precio brutal porque funcionan perfectamente, son precisos y son más baratos.

Menor oferta en gamas altas

ratón inalámbrico batería

Curiosamente, si nos vamos a la gama alta de ratones inalámbricos, nos daremos cuenta de que todos (o la mayoría) incorporan una batería que se recarga. En estas gamas no encontramos ratones con pilas, salvo alguna excepción.

Por ello, si queremos el máximo rendimiento en un ratón inalámbrico, tendremos que irnos a los ratones con batería.

Contaminan más

pilas contaminación

Hemos llegado a una era marcada por la preocupación patente sobre el medio ambiente. Algunas personas rechazan esta postura o forma de pensar, pero está claro que las pilas contaminan mucho más, ya que dura hasta 500 años. Aunque todas las pilas son tóxicas, hay que decir que algunas son más tóxicas que otras.

Sin entrar en un debate ideológico (no es el fin del artículo), el problema de las pilas está en cuando nos deshacemos de ellas. Los expertos recomiendan que reciclemos las pilas en puntos habilitados para ello porque éstas liberan mercurio, plomo, cadmio o litio. Estos elementos son muy tóxicos, por lo que no se aconseja desechar las pilas a la basura.

Más ligeros

ratón inalámbrico pilas batería

Por último, un hecho que varía según el modelo del ratón, pero que suele ser lo normal en un modelo con pilas. En términos generales, el hecho de incorporar una única pila va a hacer que nuestro ratón sea más ligero, como vemos en los ratones inalámbricos para portátiles y escritorio.

Obviamente, podemos encontrar excepciones en el mercado, habiendo modelos con batería que ofrezcan un peso similar. No obstante, no es la regla normal y esto puede interesaros a los que preferís ratones con una movilidad más sencilla y rápida.

Ratón con batería

ratón batería inalámbrico

En contraposición encontramos al rival principal del ratón a pilas, caracterizado por incorporar una batería recargable que puede ser una ventaja o una desventaja. Todo dependerá del modelo que escojamos, como de lo que busquemos en un ratón. Igualmente, os exponemos las características destacables.

Tiene menos autonomía que el ratón con pilas

Logitech G903 ratón inalámbrico batería

Uno de los puntos débiles del ratón con batería es su autonomía, si la comparamos con su rival directo. Depende mucho del modelo que elijamos, pero no va a sobrepasar la semana de uso, debiendo cargar el ratón de forma frecuente.

Para que os hagáis una idea, las autonomías que ofrecen los fabricantes oscilan entre 30 y más de 100 horas, las cuales no están nada mal, pero se quedan muy lejos de los 12-24 meses que ofrecen los ratones con pilas.

Como detalle, hay fabricantes que intentan equilibrar este punto débil ofreciendo alfombrillas que cargan el ratón de forma inalámbrica, pudiéndolo usar sin problemas. También, existen modelos cuyo puerto USB de carga está en el frontal, por lo que cargaremos el ratón y lo podremos usar como un ratón cable normal.

Apple Magic Mouse carga

Sin embargo, hay fabricantes que ofrecen sistemas de carga poco prácticos, como son algunos ratones Apple Magic, los cuales no podremos utilizar si tenemos que cargarlos.

El ratón con batería es más caro

Acogiéndonos a lo mencionado antes, la batería es un componente más del ratón, por lo que el coste de fabricación es mayor. Esto se traduce en un precio más alto, lo que obligará a los usuarios a disponer de un presupuesto más elevado para optar por un ratón inalámbrico de este tipo.

Tiene mejor rendimiento

En términos de rendimiento, los fabricantes prefieren elegir este sistema de alimentación para los ratones con mejores sensores y tecnologías. Así que, en caso de querer un ratón gaming inalámbrico, tendremos que optar por uno con batería.

Contaminan menos

Aquí ocurre lo contrario, las baterías contaminan mucho menos que las pilas, debido a que las baterías se recargan, no se desechan. Igualmente, hay que decir que las baterías tienen una vida útil, no son para siempre, aunque su duración es significativamente mayor.

Degradación de batería

batería degradación

Puede que compremos el ratón inalámbrico y lo disfrutemos sin problemas durante 2-3 años, pero con el paso del tiempo veremos que la batería tiene una autonomía menor. Esto ocurre en todos los dispositivos electrónicos alimentados por baterías, como son los portátiles, smartphones o tablets.

De hecho, es común ver como las baterías se van hinchando con el paso del tiempo, algo que puede ser un problema en los ratones. El problema viene cuando el ratón empieza a dar problemas y, a su vez, el producto ha sido descatalogado. Por este motivo, el periférico está fuera de garantía y el fabricante nos deja «tirados», obligándonos a comprar otro ratón nuevo.

Como veis, no es una elección sencilla, sino que debe meditarse debidamente porque puede que nos baste con un ratón a pilas. Sin embargo, aquellos que queráis el mejor rendimiento, tendréis que iros a un ratón con batería.