Mini PC basado en un procesador AMD Ryzen está por menos de 350€

Cada vez son más los usuarios que demandan un ordenador potente, pero que al mismo tiempo sea compacto. Podemos encontrar en el mercado una gran cantidad de mini PC muy compactos que ofrecen capacidad para jugar. Hemos encontrado este ordenador compacto de Chuwi basado en un AMD Ryzen con capacidad para gaming con un 15% de descuento.

Este sistema Chuwi LarkBox X es un ordenador de sobremesa basado en el formato de forma Intel NUC. La potencia en este sistema la pone un procesador AMD Ryzen 7, el cual incluye gráficos de arquitectura Vega. Dispone de posibilidad de ampliación de memoria RAM y almacenamiento, así como una excelente conectividad.

Chuwi LarkBox X, pequeño en tamaño, grande en rendimiento

Hemos visto con los años como la integración del hardware ha permitido sistemas más compactos y potentes. La llegada de los SSD M.2 ha permitido reducir aún más el grosor de los ordenadores portátiles. También lo vemos en los ordenadores de sobremesa, donde ya no es necesario tener una gran torre que ocupe una enorme cantidad de espacio.

Destaca este mini PC de Chuwi por integrar un procesador AMD Ryzen 7 3750H. Estos procesadores pertenecen a la familia Picasso, basado en la arquitectura Zen+ y el proceso de fabricación de 12nm. Cuenta con un total de 4 núcleos y 8 hilos trabajando a una frecuencia base de 2.3 GHz y en modo Boost llega hasta los 4.0 GHz.

Además, este procesador tiene gráficos integrados bastante potentes. Concretamente, dispone de una iGPU AMD RX Vega 10, la cual cuenta con 640 Stream Processors trabajando a 1400 MHz. No podemos exigir a esta gráfica que mueva los últimos juegos del mercado, pero podremos jugar a títulos como CS:GO, Fortnite, Minecraft o LoL sin mayores problemas.

Integra este sistema además de un total de 8 GB de memoria RAM DDR4 en formato SODIMM. Podemos ampliarlo, ya que dispone de dos ranuras que admiten hasta 64 GB. Cuenta además con una unidad SSD M.2 NVMe PCIe 3.0 de 256 GB de capacidad fabricado por Kingston y podemos reemplazarlo por una unidad de hasta 2 TB.

El procesador está bastante bien, la cantidad de memoria RAM entra dentro de los mínimos actuales, pero cojea en el almacenamiento, ya que 256 GB es realmente poco.

Buena conectividad y buen sistema de refrigeración

Algo que siempre debemos mirar es la conectividad que nos ofrece cualquier tipo de sistema. La verdad es que este mini PC de Chuwi no está nada mal en este sentido. Para empezar, ofrece conectividad inalámbrica WiFi 6, pudiendo jugar sin necesidad de cables con baja latencia. Es algo muy interesante y que debemos considerar.

Por otro lado, cuenta con buena cantidad de puertos físicos de conexión, tanto de datos como de video. Tenemos en la parte trasera de este sistema dos puertos USB 3.0, mientras que en la parte frontal tenemos dos puertos USB 3.0 y un USB-C compatible con DisplayPort.

No solo esto, en la parte trasera tenemos un puerto HDMI 2.0 y un puerto DisplayPort, tambos compatibles con video 4K @ 60 Hz, aunque este sistema, por su tarjeta gráfica, está pensado para gaming en 1080p. Algo sorprendente es que cuenta con dos conectores RJ45 de tipo 2.5 Gbps, lo cual es impresionante.

El sistema de refrigera mediante un potente ventilador frontal situado en la zona superior. Dicho ventilador coge aire desde la parte superior y lo expulsa por la parte trasera del chasis. Una solución muy inteligente importada de los ordenadores portátiles.

La verdad es que este mini PC de Chuwi es espectacular, con una excelente relación calidad/precio. Podremos jugar a cualquier juego de la categoría eSports sin problemas, evidentemente, no nos moverá un Cyberpunk 2077 o similares. El único defecto es la unidad de almacenamiento, bastante escueta a nuestro modo de ver.

¡Sé el primero en comentar!