¡La Xbox Series S en stock! ¡corre a por ella antes de que se acabe!

¡La Xbox Series S en stock! ¡corre a por ella antes de que se acabe!

Javier López

Sí, lo sabemos, estás deseando hincarle el diente a una consola de nueva generación o a una tarjeta gráfica de NVIDIA y AMD. Aunque es complicado a día de hoy, a veces los sueños se cumplen y aunque no sea el regalo esperado como tal, la recompensa merece la pena. Seguro que muchos buscáis la Xbox Series X, pero de momento no hay stock. Del que sí lo hay es de su hermana pequeña, la Xbox Series S … ¡¡por tiempo limitado!!

La pequeña de la saga ha vuelto a las estanterías de Amazon y como tal, tenemos a nuestra disposición el rendimiento de la nueva generación de consolas en la Xbox más pequeña de la historia. Aunque no hay descuentos como tal, la noticia precisamente radica en la entrada de stock, así que si estás buscando una ¡corre!

Xbox Series S ha vuelto, ¡y al mismo precio!

Almacenamiento externo XSS

Con esta consola podremos jugar sin problemas a cantidad de videojuegos gracias a la arquitectura Xbox Velocity, la cual extrae todo el potencial de la tecnología AMD RDNA 2, donde esta pequeña es capaz de alcanzar los 120 FPS.

Los juegos se cargan de forma casi instantánea, mucho más que en cualquier SSD convencional de PC. Y es que esta pequeña porta también los sistemas de su hermana mayor que tan bien están funcionando y tan contentos tiene a los usuarios, como la reanudación rápida.

Es capaz de alcanzar una resolución de 1440p, incluye el soporte para Ray Tracing y Variable Refresh Rate, es capaz de reproducir vídeos en 4K y porta un disco de 512 GB. Dicho disco duro SSD es NVMe, por lo que entre él y la tecnología Quick Resume las partidas serán casi automáticas, sin casi tiempos de carga.

Una consola totalmente digital

Xbox Series S

Como bien sabemos, Xbox Series S está pensada para la era digital y por lo tanto no tiene unidad de disco para los juegos, de ahí también su menor precio. Lo bueno que tiene es que ha sido pensada para la expansión de espacio si lo necesitamos.

Y es que podremos comprar una tarjeta de expansión fabricada por Seagate con 1 TB de capacidad que se conecta a la parte posterior de la consola, replicando la experiencia SSD de la consola y aportando almacenamiento adicional para incluir más juegos. Esta tarjeta es cierto que se compra aparte, pero para aquellos que 512 GB les parecen pocos para la cantidad de juegos que quieren jugar, es la mejor opción sin perder rendimiento como tal.

Por si fuese poco, esta consola incluye Sonido Espacial 3D, una evolución de la tecnología de audio que utiliza algoritmos avanzados para crear mundos envolventes realistas. Esto se notará en los más de 100 títulos con de alta calidad que se encuentran en el Xbox Game Pass (se compra por separado), por lo que dispondremos de un catálogo más que amplio con solo enchufarla a la corriente y encenderla.

Como siempre y por último tenemos el precio, 299 euros como MSRP, así que ¡aprovechad que vuelan!