¿Lo veremos más barato? NVIDIA reduce el coste de sus gráficas un 12%

Según informan en WCCFTech, parece ser que NVIDIA ha informado a sus socios de una disminución en el coste de fabricación que repercutirá en el precio que estos pagan por las GPU del fabricante, siempre y cuando se comprometan a que esta bajada repercutirá en última instancia en los integradores de sistemas. Esta reducción de costes se encontraría entre un 8 y un 12% y aseguran que se produciría en las próximas semanas pero, ¿repercutirá en el precio de venta de las tarjetas gráficas de NVIDIA?

De ser cierta esta información, estaríamos ante una situación que no se producía en muchos años, curiosamente desde que comenzó el auge del minado de criptomonedas con GPU, y representaría el primer indicador significativo de la primera reducción REAL de precios en el mercado de tarjetas gráficas desde 2020.

NVIDIA reduce el coste de sus gráficas, ¿repercutirá en su precio?

El precio de las tarjetas gráficas lleva meses en una especie de montaña rusa pero que siempre termina más arriba, aunque sí que es cierto que en las últimas semanas sí que hemos visto reducciones reales en los precios e incluso aumentos de stock gracias a que la capitalización de la mayoría de criptomonedas -especialmente Ethereum- está cayendo en picado, algo que aunado al incremento de precio de la electricidad está haciendo que muchos mineros pierdan el interés.

Histórico de precio GPU NVIDIA AMD

Hay que tener en cuenta que en los últimos meses, estas caídas en los precios de las tarjetas gráficas tenían más que ver con la ley de la oferta y la demanda que por otra cosa, pues la escasez de chips ha seguido latente azotando a los fabricantes. Sin embargo, si es cierto que ahora NVIDIA ha informado a sus socios de una bajada en los costes de fabricación, puede convertirse en algo realmente representativo que sirva para que, por fin, se estabilice el mercado.

El tema es el siguiente: NVIDIA le habría dicho a sus AIC que tendrán una reducción del coste de sus productos de un 8-12%, con la condición de que esto repercuta en los IS (integradores de sistemas). Ahora bien, esto deja en manos de estos integradores de sistemas (los ensambladores) el decidir si esta reducción en los costes terminará siendo un mayor margen de beneficios para ellos, o si por el contrario se convertirá en una reducción del precio de venta final de las tarjetas gráficas para los consumidores.

Menor precio no es igual a mayor stock

Hay que tener en cuenta un factor adicional en esta ecuación, y es que el hecho de que se reduzca el coste de las tarjetas gráficas e incluso aunque esto termine repercutiendo en su precio de venta final, no significa que la oferta de estas mejore de forma simultánea. Dicho de otra manera, aunque esta noticia puede ser muy buena porque las tarjetas gráficas podrían terminar siendo más baratas, no significa que haya una mejora del stock, por lo que al final la ley de la oferta y la demanda podría terminar provocando, otra vez, que las tiendas se queden sin stock y que los precios se vean disparados al alza en consecuencia.

Estantería tienda tarjetas gráficas

A día de hoy sigue siendo bastante complicado encontrar tarjetas gráficas nuevas en las tiendas, y las pocas que hay suelen tener precios que poco o nada tienen que ver con los precios sugeridos por el fabricante en el momento del lanzamiento. No hablemos ya del mercado de segunda mano, absolutamente plagado de especuladores que buscan ganar dinero vendiendo por encima del precio de coste.

Sin embargo, hay algunos factores que podrían favorecer que, de manera efectiva, el precio de las tarjetas gráficas siga bajando a lo largo de este año y el que viene: para empezar, por las criptomonedas, ya que la fusión de Ethereum está planeada para el segundo trimestre del año, hecho que potencialmente terminará con el minado de Ethereum con GPU (aunque siempre podría surgir otra criptomoneda que se convierta en sucesora) y, con ello, la demanda de GPUs se verá reducida.

Por otro lado, tenemos a Intel apostando fuerte con sus GPU Alchemist, cuyo lanzamiento se producirá este año. Como sabéis, Intel tiene sus propias fábricas y en principio no tendrá problemas de stock, aunque habrá que ver si son capaces de plantarle cara a NVIDIA y AMD en el ámbito gaming. Finalmente, los rendimientos de Samsung están mejorando sustancialmente y NVIDIA ya dijo que estaba explorando la posibilidad de recurrir tanto a TSMC como a Samsung de manera simultánea para incrementar su stock. Si escogen este camino, es probable que cuando se lancen las RTX 40 Series no haya problema alguno de stock.

La última consideración a tener en cuenta al respecto del coste, stock y demás eventualidades en el mercado de las tarjetas gráficas es la actual guerra entre Rusia y Ucrania, algo que podría terminar produciendo subidas imprevistas en los precios de las materias primas y la logística. En la fuente, hablan del stock de las funciones de Neón, pero al parecer deben tener muchísima cantidad almacenada y esto no debería ser un problema a corto o medio plazo.