Cada vez se envían menos gráficas de PC, ¿está el mercado colapsando?

Un nuevo informe desde Jon Peddie Research muestra cómo está fluctuando el mercado de las tarjetas gráficas tras los datos de precios que vimos a principios de semana. Juntos forman un panorama que se presenta en negativo en la actualidad y que al mismo tiempo es optimista de cara al futuro. Pero, ¿es realista este informe o más bien optimista? ¿Remontarán los envíos de tarjetas gráficas para PC en este 2022? Veámoslo.

No son buenos tiempos para Intel, AMD y NVIDIA, ya que las tres grandes están enfrentando una situación que en parte han provocado ellas mismas. Y es que los envíos se han estancado o bajado (según a quién miremos) y puede que las nuevas tarjetas gráficas no ayuden a paliar el déficit.

Los envíos de tarjetas gráficas para PC a la baja: un -6,2% trimestral

Los datos del informe son trimestrales, lo cual marca una tendencia más que ofrecer una línea de actuación o pronóstico como tal. Estos datos son curiosos, ya que por ejemplo, Intel es registrada gracias a sus iGPUs, así que con esto en mente vamos a comentar la jugada.

Cuota-de-mercado-tarjetas-gráficas-pc

AMD y NVIDIA han crecido en envíos realmente, pero no en unidades como tal, sino en cuota de mercado para dichos envíos. AMD tenía una cuota del 17% en el Q1 de 2021 y ha pasado a un 19% en el Q1 de 2022. NVIDIA pasa del 15% al 21% e Intel se desploma del 68% al 60%, porcentajes que han recuperado sus rivales lógicamente.

Esto se debe al desplome de ventas de procesadores, donde tanto Intel como AMD lo están pasando mal. El problema para los tres gigantes es que, en general, el envío de unidades para la venta de GPUs cayó un 6,2% en un trimestre y ya van dos a la baja, por lo que dado el contexto actual mundial y del mercado no parece que el usuario y jugador vaya a estar por la labor de comprar una tarjeta gráfica en la actualidad y menos si los precios están inflados por fabricantes o distribuidores.

Un mercado bajista que, en cambio, es optimista

La tabla inferior muestra la participación de mercado total entre PC de escritorio y portátiles para los tres fabricantes de dGPU y como vemos, la tendencia más o menos se mantiene dado que Intel ha entrado en juego ahora. Pero los datos ofrecidos por el informe muestran otras realidades:

  • La tasa general de GPU (que incluye integradas y discretas, PC de escritorio, portátiles y estaciones de trabajo) durante el trimestre fue del 129%, un 5,0 % más que el último trimestre.
  • El mercado general de CPU para PC disminuyó un -10,8 % de trimestre a trimestre y cayó un -26,2 % de año a año.
  • Las placas y PCB (AIB que usan GPU discretas) aumentaron un 1,4 % con respecto al último trimestre.
  • Este trimestre vio una caída del 16,5% en los envíos de tabletas con respecto al trimestre anterior.

envios-tarjetas-gráficas-pc-2022

Dichos datos no son realmente buenos, pero Jon Peddie es algo optimista al respecto:

«Los consumidores son cautelosos a pesar de las presentaciones de nuevos productos de AMD, Intel y NVIDIA (AIN) en la segunda mitad. Por lo tanto, nuestro pronóstico para el año es un modesto 2 % a 3 % para las GPU. El crecimiento del PIB real de EE. UU. aumentará un 2,3 % (año tras año), según el pronóstico económico del Conference Board para la economía de EE. UU, y esperamos un crecimiento del 2,1 % (año tras año) en 2023».

Como decimos, son optimistas. La realidad es que si la inflación sigue subiendo y 2023 va a ser tan mal año como se le presupone, los datos ofrecidos del PIB real de EE. UU pueden terminar siendo insuficientes y si la FED no mete manos en el asunto y saca la impresora de dinero la situación no va a mejorar, al menos a largo plazo, por lo que dado que los precios de las RTX 40 y RX 7000 no van a ser menores a los mostrados en sus generaciones predecesoras, ¿realmente los usuarios se van a lanzar a comprar tarjetas gráficas con la situación actual mundial?