¿Vale la pena comprar una GPU externa para minar con un portátil?

Nos guste o no, el minado de criptomonedas vuelve a estar a la orden del día, causando estragos en el stock de tarjetas gráficas y en el consumo eléctrico general, pero también reportando cierta cantidad de dinero a quienes lo practican. Mucho se habla de las granjas de minería, pero de cara al usuario particular también es un nicho de mercado de cierta importancia. Ahora bien, si quieres minar pero no tienes un PC de sobremesa, ¿merece la pena comprar una GPU externa para minar con un ordenador portátil?

Aunque debido a la subida del precio de la luz y al coste que tienen las pocas tarjetas gráficas que hay en stock -tanto en tiendas como en el mercado de segunda mano-, cada vez es menos rentable minar criptomonedas a nivel doméstico; con todo, sigue siendo una práctica habitual en muchos usuarios y que despierta el interés en otros tantos, así que lo vamos a pasar a valorar en este artículo es si merece la pena empezar a minar criptomonedas utilizando una GPU externa, algo que podría pasársele por la cabeza a los usuarios que no tengan un PC de sobremesa pero sí un ordenador portátil.

¿Es viable minar criptomonedas con una GPU externa?

GPU externa

En realidad, el minado de criptomonedas por GPU no tiene unos requisitos elevados en términos de CPU, almacenamiento o memoria RAM, así que cualquier equipo de bajo consumo y por supuesto los ordenadores portátiles sirven perfectamente para hacerlo. Donde sí que hay un alto requisito es precisamente en cuanto a la tarjeta gráfica, algo de lo que carecen muchos portátiles (en general, todos excepto los gaming con GPU dedicada) y que los hace inviables para minar.

Sin embargo, las GPU externas cambian la cara de la moneda, pues gracias a estos dispositivos podemos convertir a portátiles y equipos de bajo consumo en auténticas máquinas para gaming… y para minar criptomonedas si se quiere.

Por lo tanto y contestando a la pregunta, sí que es viable minar criptomonedas utilizando una GPU externa conectada a un ordenador portátil dado que el sistema operativo detecta la GPU como propia sin ningún tipo de problema, aunque obviamente la rentabilidad de hacerlo dependerá de muchos factores y es lo que vamos a entrar a valorar ahora.

Se puede pero, ¿es rentable hacerlo?

CPU Externa alienware

Si minar ya no sale tan rentable como antes en parte por el coste que tienen las tarjetas gráficas en la actualidad, a esto habría que sumarle el coste que tienen las caja para GPU externa, que no son baratas precisamente. Por ejemplo, el modelo de Alienware tiene un precio de 399 euros, el Razer Core X cuesta 305 euros, y los modelos de AORUS no se venden por separado, solo con la GPU ya instalada y, como no podía ser de otra manera, no hay stock.

Estamos hablando por lo tanto de un sobreprecio considerable; siguiendo con los ejemplos, en el caso de una RTX 3060 Ti y a pesar de que han roto la limitación de NVIDIA para minar, con los precios actuales hablamos de 290 días solo para rentabilizar la inversión, por lo que si hay que sumar el precio de una caja para GPU externa entonces este tiempo fácilmente puede extenderse a un año o incluso más.

Por lo tanto, ¿es rentable? Depende de cómo se mire… si estás dispuesto a realizar la inversión inicial (estamos hablando de, al menos, 1.000 euros o más) y no te importa tener el sistema funcionando durante más de un año hasta ver rentabilidad, entonces sí que es rentable. Ahora bien, en estos términos nosotros diríamos que, a pesar de que sí es posible minar con una GPU externa, no sale para nada rentable si tenemos en cuenta la inversión inicial, el tiempo que tardarás en recuperarla, y el desgaste que tienen estos dispositivos, pues recordemos que ni los portátiles ni las GPU externas están diseñadas para un funcionamiento 24×7.