¿Por qué que no podemos instalar Windows 11 en un PC con Ryzen 1000?

Entre los requisitos técnicos para poder instalar y utilizar Windows 11 hay uno que sorprende sobremanera y no es otro que el hecho de que las CPU Ryzen 1000 no pueden, en teoría, correr el nuevo sistema operativo de Microsoft. ¿Qué hay detrás de ello realmente? ¿Se trata de una limitación propia de los AMD Ryzen 1000 o de un elemento externo que las acompaña? Veamos cuál es la respuesta al enigma.

Seamos sinceros, Windows 11 por muchas mejoras que vaya a implementar al fin y al cabo no es más que una actualización de Windows 10 que va a ser vendida como producto independiente, por lo que resulta sorprendente que una CPU como los Ryzen 1000 no puedan ejecutar en principio la nueva versión del sistema operativo. Y más cuando tenemos en cuenta que la arquitectura de los Ryzen 2000, Zen +, es «la misma» que la de los Ryzen 1000, pero bajo otro nodo de fabricación, y estos sí que son compatibles con Windows 11.

El otro motivo que ocasiona un sinsentido es el hecho que las placas base en las que podemos montar un procesador Ryzen 1000 son compatibles con los módulos TPM 2.0, lo cual es un requisito esencial para poder instalar la enésima versión del OS de la gente de Redmond.

¿Por qué las CPU AMD Ryzen 1000 no son «compatibles» con Windows 11?

AMD Ryzen 1000 Windows 11

La respuesta a la pregunta es que sí son compatibles, pero Microsoft con su lista de CPU para su nuevo sistema operativo provocó hace unos meses que muchos se echaran las manos a la cabeza por el sinsentido que resultó. Es más, la confusión aumentó cuando Microsoft habló unos días después de la presentación del OS que los Ryzen 1000 serían soportados por Windows 11.

¿El mensaje que se dio? Simple, si tú tienes un AMD Ryzen 1000 u otra CPU no compatible puedes instalar la ISO de Windows 11 desde un pendrive USB e instalarlo mientras cumplas los siguientes requisitos:

  • Tenemos un TPM 1.2/2.0 instalado en la placa base.
  • 64 GB de almacenamiento en el PC.
  • 4 GB de RAM
  • CPU de doble núcleo.

Por lo que los requisitos son sumamente raros y desde el momento en que podemos instalar el procesador en una placa base con socket AM4 es tan sencillo como adquirir el módulo TPM para la misma o activarlo. Por lo que sí que es realmente compatible y nos lleva a otra pregunta: ¿por qué Microsoft descartó su compatibilidad de entrada?

La respuesta a dicha pregunta es sencilla, AMD no añadió el fTPM en los primeros Ryzen 1000 con el objetivo de ser un motivo de compra de sus Ryzen Pro-1000, los cuales sí que lo añaden. Cuando Microsoft creo que la lista de requisitos de Windows 11, lo que hizo fue hacerla desde la perspectiva de que estos procesadores fuesen compatibles por sí solos, ya sea teniendo el PTT de Intel integrado o el fTPM de AMD.

Por lo que no es que el Ryzen 1000 no sea compatible con Windows 11, sino que no lo es por sí solo y requiere del módulo TPM para funcionar, por lo que si tienes una CPU Ryzen 1000 y quieres instalar Windows 11 te iría bien instalar uno en tu placa base.