Rusia se queda sin procesadores y gráficas Intel con efecto inmediato

La filtración de hace dos semanas sobre los movimientos del gigante azul en territorio ruso se ha cumplido y al parecer van a ir un poco más allá de lo esperado, puesto que la decisión oficial y ahora tomada va a afectar a todo aquello que Intel tenga en territorio ruso e incluso bielorruso. Por lo tanto, Intel suspende toda operación comercial (incluidos procesadores y gráficas) con Rusia y Bielorrusia con efecto inmediato.

Ha sido en un comunicado oficial de la compañía donde Intel ha plasmado el nuevo escenario que se va a encontrar Rusia y los empleados que allí trabajan, ya que la guerra contra Ucrania no parece estar cerca de su fin y por lo tanto las medidas tomadas han sido las más duras posibles para mostrar con ello su malestar, el cual va a hacer mucho daño a estos dos países.

Rusia dice adiós a los procesadores y ASIC Intel

El precedente que vimos hace dos semanas era solo la punta del iceberg, puesto que en dicha ocasión Intel decidió suspender los envíos de CPU a Rusia, una medida dura que ahora se ve mucho más potenciada cuando leemos el comunicado oficial de la compañía:

«Con efecto inmediato, hemos suspendido todas las operaciones comerciales en Rusia. Esto sigue a nuestra decisión anterior de suspender todos los envíos a clientes en Rusia y Bielorrusia. […] Estamos trabajando para apoyar a todos nuestros empleados en esta difícil situación, incluidos nuestros 1200 empleados en Rusia. También hemos implementado medidas de continuidad comercial para minimizar la interrupción de nuestras operaciones globales»

Intel-procesadores-rusia

Y es que Intel no solo tenía en su haber el comercio de procesadores en territorio ruso, de hecho, esto es solo una parte del pastel mientras que el resto del mismo estaba enfocado al desarrollo de software para la compañía.

Esto llega hasta el punto de que en los últimos 30 años Intel ha incrementado paulatinamente su despliegue en territorio ruso hasta los mencionado4s 1.200 empleados que en su mayoría están en un centro de desarrollo de software en Nizhny Novgorod, donde se responsabilizan de las novedosas herramientas llamadas oneAPI y OpenVINO, así como vTune profiler y Parallel Studio.

Traslado de empleados y problemas logísticos para Rusia

Intel no quiere perder el talento ruso que tiene en nómina y al parecer propondrá a sus empleados ser transferidos a otras sedes de la compañía para mantener su trabajo y poder continuar con el importante desarrollo de software que venían haciendo.

El problema lógicamente lo tiene ahora Rusia y Bielorrusia, ya que si tenemos en cuenta que se van a quedar sin procesadores de escritorio y servidores, que compañías como Dell, HP o Lenovo han dejado de operar y que las CPU rusas Elbrus no están a la altura, entonces solo les queda un camino que seguir.

Intel-empleados-rusia

Y este camino no es más que optar por China y su hardware, el cual tampoco está a la altura de AMD o Intel y además, no está nada claro que el país asiático quiera suministrar tecnología a Rusia. La situación no es crítica, pero en 12 o 18 meses sí que puede serlo, puesto que los principales bancos y empresas del país van a necesitar servidores y equipos en no demasiado tiempo y lo que hay en stock se está agotando a un ritmo superior al previsto tras el primer anuncio de Intel. ¿Qué hará Rusia ante este problema?