Intel avisa: aumentar la velocidad de una CPU bloqueada da problemas

Poco a tardado Intel en pronunciarse tras la información que salió la semana pasada acerca de que era posible realizar overclocking a sus procesadores Alder Lake en sus variantes no K. Tras conocerse esta información se creó mucho revuelo y especulación, además Intel advierte de los problemas de realizar OC a una CPU no K, ya que puede dañarse y comprometer el resto del equipo, además de perder la garantía. ¿Es seguro hacer overclock a una CPU Intel no K?

El overclocking, o subir la frecuencia de nuestro procesador para hacerlo más rápido, es un proceso que existe casi a la par que los propios procesadores. En la actualidad Intel dejaba solo los procesadores de la serie K como desbloqueados de stock para que el usuario de así desearlo pudiera acceder a estos parámetros libremente -y bajo su responsabilidad- para realizar el aumento de frecuencia por multiplicador.

Tormenta de procesadores Intel no K, batiendo récords

HWBOT Intel no K resultados

Como era de esperar y con toda la prensa cubriendo lo acontecido tras los vídeos del overclocker alemán dando a conocer y mostrando los resultados de lo que se podía llegar a realizar con un procesador no K -bloqueado- de Intel con las nuevas placas bases y su función oculta, el portal hwbot se inundó rápidamente de gente subiendo y probando estos procesadores con resultados de lo más dispar.

Consultando la tabla de puntuaciones obtenidas en hwbot, por ejemplo, para el Intel i3-12300, podemos ver como varios overclockers han obtenido grandes resultados con estos procesadores bloqueados de Intel. El alemán sergmann ha logrado gracias al LN2 poner esta CPU de Intel a una frecuencia de 5.611 MHz, siendo un aumento del 60 por ciento superior a su frecuencia de stock para este procesador.

El aviso de Intel al overclock a las CPU no K

Intel por su parte no ha tardado mucho en pronunciarse al respecto, pero lejos de prohibir -por el momento- estas opciones en sus placas base, han lanzado un previo aviso a los consumidores advirtiendo lo malo y lo peligro que es realizar overclocking a un procesador; que si bien, para un usuario medio o bajo puede resultar una advertencia muy seria, los entusiastas del hardware y principalmente la gente que realmente si iban a realizar estas prácticas o tienen conocimiento para ello, conocen perfectamente estos problemas que puede acarrear el realizar un aumento de frecuencia y velocidad a nuestras CPU.

Las declaraciones de Intel explican que:

Los procesadores no K de 12.ª generación de Intel no se diseñaron para overclocking. Intel no garantiza el funcionamiento de los procesadores más allá de sus especificaciones. Alterar la frecuencia del reloj o el voltaje puede dañar o reducir la vida útil del procesador y otros componentes del sistema, y ​​puede reducir la estabilidad y el rendimiento del mismo.

Intel ha tenido que salir a realizar estas declaraciones -como era de esperar por el revuelo causado a través de sus procesadores- pero las palabras en breve se pueden tornar hechos, ya que se especula que próximamente saldrá una actualización para eliminar la configuración actual en futuras versiones de las placas base implicadas en esta opción, que desbloqueaba el overclock de los procesadores no K de Intel.