Intel en caída libre: sin obleas para sus CPUs y aumento de precios

La arquitectura Rocket Lake-S ya está entre nosotros así como las CPUs de 11 Generación para gaming y aunque su rendimiento ha quedado en entredicho, la realidad es que parece que se están vendiendo a un buen ritmo. Pero esto puede cambiar radicalmente y no gracias a los usuarios, ya que según se informa, Intel se está quedando sin obleas, dejará de enviar chips y los precios comenzarán a subir, ¿qué está ocurriendo?

Estamos en plena escasez de los semiconductores y por el momento todas las grandes fundiciones han reportado problemas de suministro … Menos Intel. Siguiendo su roadmap, la compañía ha lanzado sus procesadores Rocket Lake-S como si nada, han llegado a las tiendas sin problemas, las ventas siguen su curso y todo parece ir de fábula, ¿o no?

Intel también se ve golpeada por la escasez: sin sustratos para sus procesadores

intel-boyd-phelps-tiger-lake-wafer

Según informan las fuentes, Intel ha estado haciendo un llamamiento a sus socios clave sobre el hecho de que también se está viendo perjudicada por el hecho de no tener suficientes sustratos disponibles.

El anuncio es a meses vista, ya que al parecer Intel sigue teniendo sustratos y las asignaciones de CPUs para Rocket Lake siguen siendo buenas, con precios cercanos al MSRP, pero esto es solo la punta del iceberg. Las asignaciones para el segundo trimestre de Rocket Lake se verán afectadas por la escasez, siendo las CPUs más afectadas los Core i9, i7 e i5.

La ventaja que tiene Intel es que no tiene los problemas de TSMC, ya que administra el suministro y no tiene problemas de capacidad, cosa que los taiwaneses enfrentan desde hace meses sin solución aparente. Por ello, habrá stock de CPUs Rocket Lake para el primer trimestre y comenzarán a subir en el segundo, con un posible impacto de cara a mitad de año.

Una gran demanda … ¿sin una gran oferta?

Intel Knights Landing Wafer

Intel fue preguntada sobre estos temas para poner blanco sobre negro, y las declaraciones han sido estas:

Como hemos dicho en el Panorama financiero y en el comunicado de prensa el día 23 Marzo, la demanda de semiconductores y productos de Intel es muy fuerte. Hemos estado ampliando nuestra capacidad para satisfacer esta demanda y, como resultado, esperamos aumentar el suministro anual de CPU de nuestros clientes en dos dígitos año tras año en comparación con 2020. Sin embargo, la demanda global sin precedentes de componentes y sustratos de semiconductores es un desafío para muchas industrias, incluida la nuestra. 

Estamos trabajando activamente con nuestros socios de la cadena de suministro para aumentar la disponibilidad de materiales y componentes de terceros para mejorar aún más la producción de nuestros procesadores y también respaldar el ecosistema más amplio de PC. Seguimos enfocados en apoyar a nuestros clientes y continuaremos trabajando para aumentar la oferta para satisfacer las necesidades de nuestros clientes.

Por si fuese poco, Shin-Etsu y Global Waters están funcionando al 100% para las obleas de 300 mm, lo que significa que no hay margen para aumentar el suministro, así que por mucha capacidad de grabado que tenga Intel, sin obleas no hay chips. Así que poco pueden hacer Intel y TSMC para lograr crear más chips y todo se reduce a esperar una estabilización de oferta y demanda, algo complicado viendo el sector de las criptomonedas y de los servidores.

Fuente > WCCFTech

¡Sé el primero en comentar!