Expertos prevén una guerra de precios entre AMD e Intel, ¿será verdad?

Desde que AMD lanzara la arquitectura Zen 3 a finales del año pasado hasta el actual lanzamiento de los procesadores Intel Core de 11ª generación, la competencia entre AMD e Intel se ha vuelto mucho más intensa que antes. El mercado de CPU se ha actualizado más rápido que antes, pero desafortunadamente el precio de estos componentes no ha hecho si no subir y los expertos de la industria vaticinan una nueva guerra de precios entre Intel y AMD a causa de ello. ¿Cómo afectaría esta hipotética guerra a la industria del hardware?

El precio de los procesadores de escritorio no solo no ha bajado, sino que los principales productos de ambos fabricantes incluso se han enfrentado a cierta escasez y al consecuente aumento de su precio. La serie Ryzen 5000 de AMD ha visto su precio aumentado hasta en un 30-50% en la gama alta, mientras que los procesadores de gama alta de Intel no se quedan cortos al respecto, llegando a precios exagerados para los bolsillos de los usuarios de a pie.

La guerra de precios entre AMD e Intel, en ciernes

Esta situación está principalmente relacionada con la escasa capacidad de producción del mercado actual de chips, y con muchas materias primas también aumentado de precio ha sido la excusa perfecta para subir notablemente el precio de casi todos los productos.

AMD vs Intel CPU

A largo plazo, la competencia entre AMD e Intel se prevé más intensa. El analista de Citibank Christopher Delaney declaró recientemente que «la guerra de precios entre AMD e Intel sucederá tarde o temprano, pero aún no se sabe cuándo será su punto álgido. Para los usuarios domésticos, esto traerá consecuencias notables».

Con respecto al tema de los recortes de precios, el CEO de Intel Kissinger también hizo una declaración similar en la Conferencia de Morgan hace unos días, sugiriendo que los precios se recortarán. Kissinger cree que el mercado de CPUs para servidores también es apropiado para adoptar precios competitivos, y aunque afectará al rendimiento financiero de la empresa creen que dará como resultado una mejora el la cuota de mercado de la empresa.

Según los últimos informes, la participación general de AMD en el mercado de procesadores aumentó del 14,8% al 20,7% durante el primer trimestre del año (especialmente en el mercado de CPUs para servidor), y esto a pesar de la escasez de chips, lo que obligó a Intel a tomar cartas en el asunto y reducir el precio de sus procesadores.

Dicho de otra manera, AMD ha ganado cuota de mercado en un segmento e Intel responde reduciendo el precio de sus productos, a lo que AMD volverá a responder de alguna manera y es así como se inicia una guerra de precios.

¿Es buena o es mala una guerra de precios?

En líneas generales, una guerra de precios entre AMD e Intel debería ser algo bueno para los usuarios de a pie. El precio de los procesadores de ambas compañías ha ido en aumento en los últimos tiempos, tanto por el aumento de gama y la dificultad de fabricación como por la escasez de componentes, y si tanto Intel como AMD están dispuestos a sacrificar márgenes de beneficio en pos de obtener una mayor cuota de mercado, será bajando el precio de sus productos, algo que en última instancia nos interesa a los consumidores.

Intel vs AMD

Si nos atenemos a las guerras de precios que hemos visto en el pasado, esta situación puede convertirse en un «toma y daca» entre Intel y AMD en la que cada compañía va lanzando nuevos productos que superan a la competencia y el contrario responde bajando el precio de sus productos; en todo caso, si los usuarios podemos optar a comprar mejores procesadores y más baratos, sin duda es una situación que nos interesa y mucho.

Ahora bien, ni Intel ni AMD estarán dispuestos a entrar en una guerra de precios en la que salgan perdiendo, eso podemos tenerlo claro, así que tendremos que esperar a ver cómo evolucionan las cosas.