¿Por qué no todos los procesadores de AMD integran tarjeta gráfica?

¿Por qué no todos los procesadores de AMD integran tarjeta gráfica?

Josep Roca

Si hablamos de iGPU entonces veremos que AMD es la reina absoluta en cuanto a rendimiento. Sin embargo, nunca hemos visto un procesador Ryzen con gráfica gaming integrada. Y con ello nos referimos a una que tenga el nivel de poder mover gráficos al nivel de una tarjeta gráfica con cara y ojos. ¿Qué es lo que le impide a AMD realizar este movimiento cuando ya lo han hecho en consolas? Os lo explicamos.

A todos nos gustaría tener un AMD Ryzen en nuestro PC que fuese tan potente como el que monta la PS5 de SONY o las Xbox Series. Sin embargo, esto no es posible hacerlo y las complicaciones que existen superan a las ventajas. En todo caso, sabemos que no os vale con una simple negación y es por ello que hemos pensado explicaros el motivo por el cual no es viable.

¿Por qué no son posibles gráficas gaming en procesadores Ryzen?

Las APU es como llamamos de manera coloquial a las CPU de AMD y otras marcas que contienen un procesador gráfico en su interior. Sin embargo, pese a la superioridad de la marca frente a Intel en este aspecto, estas palidecen en rendimiento ante cualquier tarjeta gráfica para gaming, incluidas las de gama baja de la propia AMD. Por lo que no son recomendables para los más entusiastas a los juegos.

AMD Ryzen 4000 Renoir X CPU AMD 2022

Claro está, que si miráis los chips tanto de PlayStation 5 como los de ambas Xbox Series, lo que veréis es que no tienen una gráfica integrada poco potente, sino más bien una equivalente a una de gama media a cuando salieron ambas consolas. Lo que nos lleva a muchos a preguntarnos el motivo por el cual no vemos este tipo de procesadores utilizados en el PC. Pues bien, todo ello tiene una respuesta que os vamos a intentar responder en este artículo.

Diferencias en el sistema de memoria entre PC y consola

Con tal de ahorrar costes de fabricación a la hora de crear una consola, lo que se hace a día de hoy es que todos los componentes compartan la misma memoria RAM, en vez de hacer que cada componente tenga su memoria propia aparte de la principal. Por lo que se ha de optar por una que sea lo suficientemente buena para todos los componentes del sistema y no resulte un cuello de botella a la hora de generar gráficos.

SoC Xbox Ryzen con gráfica gaming integrada

Debido a que las tarjetas gráficas para jugar requieren funcionar memorias de vídeo con grandes anchos de banda. Al integrar una gráfica gaming en un procesador Ryzen vamos a necesitar usar un tipo de memoria acorde. Esto es lo que ocurre en las consolas que a día de hoy utilizan la misma memoria GDDR6 que las tarjetas gráficas. Sin embargo, esta solución viene con dos problemas en cuanto al rendimiento:

  • En una tarjeta gráfica solo la GPU accede a la VRAM, en este caso serían mucho más elementos y principalmente la CPU y otros periféricos. Esto crea un cuello de botella o una contención. La forma de solucionar esto es asignar parte de la RAM del sistema al procesador y otra parte a la gráfica para que no entren en conflicto.
  • Debido a que las GPU tienen la capacidad de enmascarar la latencia, no les afecta memorias en el que el tiempo de acceso a las mismas sea más lento. En cambio, a una CPU sí. El mismo procesador central con memoria GDDR6 tendrá peor rendimiento que un procesador con memoria DDR4 o DDR5.

Por lo que de cara al rendimiento, el mejor sistema es el NUMA para PC, pero es mucho más caro y su naturaleza nos impide crear sistemas de juego potentes que puedan venderse al mercado por 500 euros o menos. Siendo este la clave para las consolas. Por otro lado, en PC nadie aceptaría montar un ordenador con una memoria que acabe limitando el rendimiento.

Se necesita un socket especial para los Ryzen con gráfica gaming integrada

El Socket del Procesador no solo es donde se monta, sino que también marca el cableado y la intercomunicación. Si quisiéramos montar un AMD Ryzen con gráfica gaming integrada en su interior, la necesidad de uso de un tipo de memoria más rápida haría necesario el uso de un zócalo distinto.

PS5 SoC Metal Líquido

No solamente eso, sino que el aumento en el ancho de banda en la interfaz de memoria, así como la utilización de una gráfica más compleja suponen un aumento en TDP y con ello se deberían buscar sistemas de refrigeración complejos para el procesador. Los chips principales de las consolas actuales consumen bastante y solo hay que desmontar una PS5 o una Xbox Series para ver el coste extra en el sistema de refrigeración.

Por lo que integrar una gráfica gaming en un AMD Ryzen no solo consistiría en hacer un chip más grande, sino también crear todos los componentes alrededor del mismo, empezando por el socket del procesador. No olvidemos que no todo el mundo que compra un PC necesita uno que tenga una gráfica integrada al nivel de una consola de nueva generación.

¿Es la Intinct MI300 una pista para el futuro de AMD?

Durante el último Financial Day de AMD, se dejó claro que las Instinct MI300 no solo llevarían consigo los chips CDNA 3, los cuales no son se podrían considerar unidades de proceso gráfico, aunque su arquitectura se basa en la de una GPU, sino también una CPU AMD Ryzen. Todo ello en un interposer donde también ira colocada la memoria RAM en formato HBM encima. Claro está, que esto a nivel de servidores y superordenadores.

La realidad es que fabricar una composición de este tipo es sumamente cara. Y con ello nos referimos a la órbita de miles de dólares y con consumos de varios cientos de vatios para el procesador y la gráfica. Las malas lenguas afirman que podríamos irnos a los 1000 W para la composición entera, mucho más que muchos PC e incluso necesitar sistemas de refrigeración avanzada. Sin embargo, nos recuerdan que es posible montar un procesador y una gráfica en conjunto encima del mismo interposer o simplemente un chip único

¿Sería posible hacerlo a pequeña escala?

Tener un chip en PC como el de las consolas y que al mismo tiempo no se vea derrotado por los Intel Core en los benchmarks exclusivos de CPU requiere el uso de memoria HBM2E a día de hoy. Sabemos que existe la HBM3, pero nos centraremos en lo conocido.  ¿El problema con el que se enfrentaría AMD al adoptar este tipo de memoria? Tanto nuestro Ryzen con gráfica gaming integrada como la memoria deberían ir montados en el mismo Interposer y, por tanto, soldados a este. Por lo que se debería vender procesador y memoria RAM como un lote completo.

GPU Radeon Pro 5600M

Claro está que este diseño necesitaría su propia placa y con ello su socket a medida, por lo que no nos serviría para reemplazar el procesador en el socket de nuestro ordenador. Por lo que al final terminaría siendo un sistema empotrado como el de cualquier otra consola, pero mucho más caro, debido al tipo de memoria utilizado y no daría todo el rendimiento que se puede conseguir con una tarjeta gráfica dedicada.

¡Sé el primero en comentar!