Cerebras presenta WSE-2, la CPU más grande del mundo, ¡26 pulgadas!

Cerebras, la compañía detrás de Wafer Scale Engine (WSE), el procesador individual más grande del mundo, ha compartido más detalles hoy sobre WSE-2, la nueva versión de este gigantesco procesador que mide 26 pulgadas de lado y que alberga 850.000 núcleos físicos en su interior. ¿Quieres saber cómo es y de lo que es capaz? Pues sigue leyendo, porque a continuación te lo contamos todo.

El nuevo Cerebras WSE-2 es una actualización a 7 nm del chip original y está diseñado para abordar cargas de trabajo de Inteligencia Artificial con nada menos que 850.000 núcleos a su disposición. Cerebras afirma que este chip, que viene en un tamaño increíblemente grande de 26 pulgadas de lado, reemplaza a grupos de cientos o incluso miles de GPU distribuidas en docenas de racks de servidores que utilizan cientos de kilovatios de energía.

Cerebras WSE-2, el procesador más grande del mundo

El nuevo WSE-2 ahora maneja 850.000 núcleos optimizados para IA distribuidos en 46.225 mm2 de silicio empaquetados con 2.600 millones de transistores. La compañía también reveló que este chip de segunda generación tiene 40 GB de memoria SRAM en chip, 20 Petabytes de ancho de banda de memoria y 220 Petabytes de ancho de banda en su interconexión con la CPU.

Cerebras

Este chip tiene un consumo de 15 kW, igual que su predecesor, pero proporciona el doble de rendimiento por lo que su eficiencia se ha duplicado al pasar a la nueva litografía de 7 nanómetros desde los 16 nm de la primera generación de este procesador.

Estas especificaciones casi increíbles provienen del hecho de que la empresa utiliza una oblea de 7 nm de TSMC completa para construir un chip así de grande, evitando así las limitaciones típicas de la fabricación de chips modernos al crear un procesador del tamaño de una oblea. La compañía construye núcleos redundantes directamente en el hardware, lo que luego deja espacio para deshabilitar núcleos defectuosos y así evitar el impacto de los defectos durante el proceso de fabricación.

La empresa logra esta hazaña uniendo los troqueles en la oblea con un tejido de comunicación, lo que permite trabajar como una gran unidad cohesiva. Este tejido proporciona 220 Petabits/s de rendimiento, un poco más del doble de los 100 Pb/s del modelo de primera generación. La oblea también incluye 40 GB de memoria en chip que proporciona hasta 20 Pb/s de rendimiento, también más del doble que la primera generación.

Cerebras WSE

Cerebras no ha especificado las velocidades de reloj del WSE-2, pero ha dicho en el pasado que estos procesadores no pueden funcionar a unas velocidades demasiado agresivas (que la compañía definió con un rango de 2,5 a 3 GHz). Ahora se nos dice que el WSE-2 funciona a las mismas velocidades que el modelo de primera generación pero proporcionando el doble de rendimiento dentro de la misma envolvente de potencia debido a sus mayores recursos de sistema. Ciertamente, no vemos este tipo de mejoras de rendimiento generacionales en CPU ni GPU, así que es de nuevo impresionante lo que han conseguido.

¿Qué usos tiene una CPU de este tamaño?

El chip viene integrado en un sistema especializado de 15U (15 zócalos de un armario rack) que está diseñado específicamente para adaptarse a las características del procesador. El sistema se llama CS-2 y es el mismo que integraba el procesador de generación anterior, por lo que se mantiene el tamaño y el consumo.

Cerebras CS-2

Cerebras no ha especificado los precios, pero estos equipos están diseñados para atraer la atención de comunidades militares e inteligencia para una multitud de propósitos, incluyendo el modelado nuclear. Es seguro asumir que las organizaciones interesadas en estos chips serán de las que no tienen problemas de presupuesto, por lo que los precios no serán una preocupación; en el lado público, el Laboratorio Nacional de Argonne está utilizando los primeros sistemas para la investigación del cáncer y la ciencia básica, como el estudio de los agujeros negros.