Los AMD Ryzen 7000 soportarán PCIe 5 pero, ¿y las placas base?

Desde que AMD mostró su próxima generación de procesadores Ryzen 7000 (Raphael) para el socket AM5, ha habido algo de controversia en relación al soporte con las interfaces PCIe 5 y DDR5. AMD ha anunciado que los nuevos procesadores tendrán total compatibilidad con ambas tecnologías, pero las últimas informaciones muestran que es posible que el fabricante de chips se tope con un muro en lo que a la compatibilidad de sus chipsets se refiere.

AMD ha confirmado que su chipset tope de gama de próxima generación, el X670E (la E es de Extreme) está diseñado para tener una total compatibilidad con la interfaz PCIe 5; por otro lado, tenemos los chipsets X670 a secas, que contarían con compatibilidad PCIe 5 para almacenamiento y para gráficos de forma opcional, mientras que el chipset de gama media, el B650, solo tendría soporte para la nueva interfaz PCI-Express en términos de almacenamiento.

Los chipset AMD 600 pasan la validación PCIe 4.0 pero, ¿y PCIe 5?

En esta semana salió a la luz que la organización PCI-SIG había validado la interoperabilidad de los chipsets AMD 600 Series para el socket AM5 (que, recordemos, deja de ser de tipo PGA para ser LGA 1718) con PCI-Express 4.0 x4 a 16 GT/s, lo cual puede indicar que la lógica de chips de estos chipsets podría no tener soporte para PCI-Express 5.0 de nueva generación. Hay que tener en cuenta que el encargado de diseñar los chipsets de AMD es ASMedia, así que no sería de extrañar que al final nos topemos con una situación diferente, ya que ambas compañías no utilizan los mismos diseños de interfaz.

Por el momento, los únicos chips que el PCI-SIG ha validado para PCIe 5 son los procesadores Alder Lake y Sapphire Rapids de Intel, así como los FPGA de Intel, el redriver PCIe 5.0 de Phison, la controladora de SSD Samsung 1743 y algunos módulos de fabricantes como Broadcom, Cadence y Synopsis, pero como podéis apreciar, el nombre de AMD no está en la lista, así que debería ser una prioridad para la compañía de Lisa Su el validar sus próximas plataformas.

AMD Chipset AM5

Por supuesto, la falta de validación de AMD con la interfaz PCIe 5.0 podría significar que, tal y como están en este momento los chipsets AMD 600 Series, tengamos una próxima generación de AMD sin compatibilidad con la nueva generación de la interfaz, razón por la cual AMD tendría que construir una nueva revisión más adelante que no tenga las carencias de los actuales y que sí se valide para PCIe 5.0.

Dicho de otra manera, aunque en teoría los procesadores AMD Ryzen 7000 sean compatibles con DDR5 y PCI-Express 5.0, si el chipset de la placa base no da soporte para esta tecnología podría significar que, al menos inicialmente, AMD podría no lanzar placas base compatibles hasta más adelante.

¿Se puede lanzar una placa compatible pero no validada?

AMD ya ha anunciado a bombo y platillo que su próxima generación de procesadores (y placas base, por extensión) contará con hasta 24 carriles PCIe de quinta generación, con hasta 14 puertos USB-C a 20 Gbps, soporte para WiFi E6 y Bluetooth 5.2 (también que las propias placas tendrán salidas de vídeo HDMI 2.1 y DisplayPort 2).

AMD PCIe 5

Por este motivo, es complicado que a estas alturas AMD se eche para atrás, así que respondiendo a la pregunta del enunciado sí que es posible que AMD lance placas base compatibles pero sin validar. También podría suceder que, simplemente, AMD retrase el lanzamiento hasta haber validado sus chipsets, o que como hemos supuesto en la sección anterior, que lance la nueva generación sin soporte inicial para luego añadirlo en una revisión posterior.