AMD se queda atrás: sus CPU Ryzen AM5 no tendrán PCI-Express 5.0

El hackeo a la web de Gigabyte está dando mucho de qué hablar, ya que se ha filtrado bastante información y no solo del fabricante, sino también de varios de sus socios. Es precisamente lo que ha pasado ahora con AMD, pues según algunos de los documentos filtrados, los próximos procesadores AM5 «Raphael» de la marca carecerán de interfaz PCI-Express 5.0, lo que significaría que, al contrario de lo que sucedió en las anteriores generaciones, quedaría por detrás de Intel en términos de tecnología.

Los grandes fabricantes, como pueden ser Intel, AMD o incluso NVIDIA, no dependen de sí mismos para ser «herméticos», o dicho de otra manera, es imposible que sean inmunes a filtraciones dado que, por mucho que intenten mejorar su seguridad, al final deben compartir información confidencial con sus socios y éstos pueden no ser tan herméticos como ellos. Es justo lo que ha pasado con Gigabyte, víctima de un ransomware mediante el que se han filtrado grandes cantidades de información, tanto suya como de sus principales socios.

AMD Raphael deja al socket AM5 sin PCI-Express 5.0

AMD filtración Raphael AM5 PCI-Express 5.0

Si recordáis, AMD siempre había presumido hasta ahora de haber sido el primero en traer la interfaz PCI-Express 4.0 al mercado, y así ha sido hasta ahora. Esto le ha proporcionado una ventaja competitiva frente a Intel bastante grande, ya que los SSD más rápidos del mercado solo podían entregar su mejor rendimiento bajo la plataforma de AMD, y a pesar de que no hay excesiva diferencia con respecto al rendimiento de las tarjetas gráficas más modernas entre funcionar en interfaz PCIe 3.0 y PCIe 4.0, nuevamente estamos ante una situación en la que las GPU de última generación utilizan una interfaz que la plataforma de Intel no tenía.

De esta manera, AMD fue en cierto modo pionera al integrar la interfaz PCIe 4.0 un año y pico antes que Intel, pero esta situación podría cambiar con las nuevas generaciones debido a que, según uno de los documentos filtrados que muestra el diagrama de bloques para la próxima plataforma AM5, AMD establece que su SoC produce un total de 28 carriles PCI-Express 4.0 y no PCI-Express 5.0 tal y como se esperaba.

Según este diagrama de bloques, podemos ver que de los 28 carriles del SoC, 16 de ellos están dedicados para una tarjeta gráfica PCIe 4.0, 4 a un zócalo M.2 NVMe enlazado a la CPU, cuatro carriles más a la controladora USB 4.0 y los 4 carriles restantes son para el chipset, sumando el total de 28, pero el hecho es que se detalla claramente que hablamos de PCIe Gen4 y no PCI-Express 5.0.

Esto significa que, en comparación con la próxima generación de procesadores de Intel, AMD se estaría quedando atrás en términos de tecnología de interfaz (recordemos que Alder Lake de Intel sí que tiene anunciado tanto RAM DDR5 como PCI-Express 5.0, si bien es cierto que las CPU Alder Lake-S solo lo implementarían con 16 carriles para el puerto PEG, dejando los enlaces NVMe con PCIe 4.0), justo al contrario de la situación que teníamos hasta ahora.

¿Se está quedando atrás AMD respecto a Intel?

AMD Zen 4 Raphael

No necesariamente. Es indudable que la tecnología va evolucionando a un ritmo vertiginoso, pero la adopción de las nuevas implementaciones no es igual en todos los fabricantes: ya lo vimos con Intel, que ha tardado más de un año en implementar PCIe 4.0 con respecto a AMD, y si estas filtraciones se hacen realidad, ahora estaremos viendo justo la situación inversa con la interfaz PCIe 5.0.

No cabe duda de que el equipo de ingeniería de AMD está haciendo lo posible por traernos todas las mejoras al mercado, pero hay que tener en cuenta la dura competencia que hay en el mercado y, si han ido retrasados con la implementación de esta tecnología en esta ocasión, es posible que hayan tenido que tomar la decisión de prescindir de ella en aras de poder lanzar una nueva generación (y nueva plataforma en este caso) a tiempo para que su rival, Intel en este caso, tenga competencia en el mercado.

Imaginad que AMD decide postergar el lanzamiento de la plataforma AM5 con el objetivo de que cuando salga, lo haga teniendo PCIe 5.0 igual que Intel. Esto dejaría a Intel durante bastante tiempo como el único fabricante con PCIe 5.0 y DDR5 del mercado, y podría afectar muy negativamente a la competitividad de AMD. Vaya por delante que esto no son sino suposiciones nuestras y puede que AMD tenga otros motivos, pero en cualquier caso ahí están los datos que tenemos en la mano en este momento, y lo que tenemos claro es que, contestando a la pregunta, AMD no se está quedando atrás a pesar de todo.