Puertos PCIe de la placa base: cuáles son y para qué sirven

Puertos PCIe de la placa base: cuáles son y para qué sirven

Juan Diego de Usera

Todos conocemos qué es un puerto PCIe, y la función que desempeñan en una placa base. Sin embargo, no todos conocen los tipos de este puerto que podemos encontrar en ellas. De la misma manera que, muchos usuarios desconocen lo que pueden esperar de cada uno de ellos. Es por ello que hemos querido realizar este artículo. En el que veremos los diferentes tipos de puertos PCIe y sus especificaciones.

Llamamos «puertos PCIe» a las ranuras de expansión que hay sobre el PCB de nuestra placa base. Como suponemos que sabréis, estas ranuras tienen como función, permitir la colocación de tarjetas de expansión para nuestros ordenadores personales. Hasta no hace muchos años, nuestros PC solían tener una mezcla de ranuras PCI y PCIe. Sin embargo, desde hace unos 5 años, ni Intel ni AMD dan soporte oficial al bus PCI en sus placas base. Con lo que, actualmente, las placas base solo soportan puertos PCIe.

Puerto PCI (arriba) y PCIe x1 (abajo)

Sin embargo, como deberíais de saber, el puerto PCIe es uno modular. Esto significa que el fabricante de la placa base puede elegir qué tipo de puertos quiere instalar en ella. Y esto lo hará, dado que, según el modelo de puerto, así será el ancho de banda y la tasa de transferencia que tendrá disponible una tarjeta de expansión. Esto es en claro contraste a los puertos PCI antiguos (como el de la imagen superior). Cuyo ancho de banda era compartido por todas las tarjetas conectadas en el bus.

Tipos de puertos PCIe

Todos los puertos PCIe se caracterizan por estar divididos en dos partes, con un pequeño saliente en medio que «parte» el puerto en dos, para separar precisamente la una de la otra. Este es el motivo por el que las tarjetas de expansión PCIe, como pueden ser las tarjetas gráficas, tienen también «partido» su puerto de conexión.

La parte inicial es la alimentación que proporciona la placa base a la tarjeta de expansión. Esta alimentación puede llegar hasta los 75 W. Y es el motivo por el que algunas tarjetas gráficas de gama baja, no requieren de conectores de alimentación auxiliar.

La parte que va a continuación de la alimentación, es la zona donde se conectan las vías de datos. Y, en función del número de vías de datos que hay conectadas a este, así de larga será la ranura. De hecho, todos los puertos PCIe se denominan siempre en función de este número. Es por ello que existen puertos PCIe x1, x4, x8 y x16.

Puerto PCIe x1

El más pequeño de todos, este tipo de puerto es el más empleado para ser usado con tarjetas de expansión. Dado que, la gran mayoría de ellas no requieren tasas de transferencia de archivos muy elevadas para poder funcionar.

A este conector solo llega una vía PCIe. Esto significa que, si la placa base usa PCIe 3.0, el máximo ancho de banda será de 8 GT/s (GigaTransfers per second). Pudiendo alcanzar una tasa de transmisión de datos de hasta 984,6 MB/s. En el caso de usar PCIe 4.0, las tasas se doblan. Lo cual significa que el ancho de banda sería de 16 GT/s y la tasa de transferencia máxima será de 1.969 MB/s.

Puerto PCIe x4

Este puerto no es muy común en las placas base de la gama de escritorio. Los fabricante de placas base suelen preferir poner más puertos PCIe x1 que x4, porque no existen muchas tarjetas de expansión, en dicho segmento, que requieran de 4 vías de datos PCIe para funcionar.

Las especificaciones de este tipo de puerto, para el PCIe 3.0, es que proporciona una tasa de transferencia máxima de 3,94 GB/s. Y, para PCIe 4.0, dicha tasa de transferencia se eleva hasta los 7,88 GB/s. El ancho de banda es el mismo que en el caso del PCIe x1 en ambos casos.

Una particularidad de este tipo de puerto, es que su extremo derecho suele estar abierto. Esto le permite que se conecten a él tarjetas de expansión desarrolladas para puertos PCIe de superiores especificaciones.

PCIe x8

Otro puerto PCIe que no se suele usar demasiado en la gama de escritorio. Al igual que el anterior PCIe x4, suele ser más empleado en placas base de la gama HEDT y, sobre todo, en la gama de servidores. Y exactamente por los mismos motivos que hemos enumerado antes.

La tasa de transferencia máxima de archivos de este puerto es de 7,88 GB/s en el caso de ser PCIe 3.0. Y de 15,75  MB/s, en el caso de ser PCIe 4.0.

PCIe x16

Terminamos el listado de tipos de puertos PCIe con el que probablemente es el puerto PCIe más conocido por la mayoría de usuarios, dado que es en ellos donde deberemos de instalar, habitualmente, la tarjeta gráfica de nuestro PC. De hecho, es el único de todos los puertos PCIe que está presente en  todos los formatos de placas base de la gama de escritorio.

La tasa de transferencia máxima que admite este puerto es de 15,75 MB/s en el caso de ser PCIe 3.0. O de 31,51 MB/s en el caso de ser PCIe 4.0.

Hay algo que debemos de aclarar al respecto de este puerto en las placas base. No es raro que los fabricantes de placas base incluyan un segundo puerto PCIe x16 en la placa o incluso más. A pesar que el chipset que monte no permita usar ni x16 ni x8 vías de datos para este segundo puerto. En realidad, este puerto suele tener solo 4 vías de datos habilitadas y en el mejor de los casos en plataformas mainstream x8. Y sí, en él podremos conectar una tarjeta gráfica sin problemas.

Solo en plataformas HEDT tendremos habilitado este segundo puerto PCIe x16 debido al mayor número de líneas disponibles desde el procesador, ya que en este caso no dependen del chipset. Por lo tanto, podremos activar con dos tarjetas gráficas las tecnologías SLI o CrossFire.