¿Qué tamaño de alfombrilla se adapta más a tu estilo de juego y ratón?

En el mundo del hardware, y más todavía en el mercado gaming, la alfombrilla para el ratón es un elemento casi indispensable, ya que no solo garantiza que el ratón se deslizará con total facilidad sobre su superficie, sino que nos aporta a los usuarios un plus de comodidad gracias a su superficie mullida. Sin embargo, elegir la alfombrilla adecuada para ti puede ser algo complicado muy especialmente por su tamaño, ya que existe una amplia variedad de estos. En este artículo te vamos a contar cuál es la ventaja de cada uno de los tamaños de alfombrilla para PC, y cuál de ellos sería el más adecuado para tu estilo de juego.

Ni que decir tiene que, a pesar de que en este artículo vamos a centrar nuestras elucubraciones en el ecosistema gaming, una alfombrilla para el ratón puede ser beneficiosa para todo tipo de usuarios, sea del tamaño que sea. Es un elemento que siempre recomendamos puesto que, como hemos indicado al principio, permite que el ratón se pueda desplazar suave y fácilmente gracias a su mínimo rozamiento, lo que además aumenta su esperanza de vida puesto que reduce su desgaste. Además, la superficie mullida nos da un plus de ergonomía y comodidad ya que podremos apoyar la muñeca sobre blando, reduciendo el cansancio sufrido.

¿Cuáles son los tamaños de alfombrilla que hay?

Tamaño alfombrilla

Comenzaremos diciendo que el tamaño de las alfombrillas para PC no está estandarizado, lo que significa que cada fabricante las hace más o menos con los tamaños que ellos creen conveniente. Con todo, y de manera aproximada, sí que podemos dividir el tamaño de cada alfombrilla dependiendo de sus dimensiones:

  • S: 250 x 200 mm.
  • M: 300 x 250 mm.
  • L: 400 x 350 mm.
  • XL: 450 x 400 mm.
  • Extended: 300 x 800 mm.
  • Extended XL: 400 x 900 mm.

Repetimos que estas dimensiones que hemos plasmado aquí son aproximadas porque cada fabricante utiliza unas dimensiones diferentes, pero más o menos seguro que se puede entender perfectamente si acompañamos estas dimensiones con la imagen que hemos puesto arriba. Además, generalmente también varía bastante el grosor, siendo lo normal 3 mm pero en algunos modelos podemos encontrarnos grosores desde menos de 1 mm (generalmente en las rígidas) hasta 6 mm.

¿Qué ventajas aporta cada tamaño de alfombrilla?

Alfombrilla gaming extended

La principal ventaja de las alfombrillas de menor tamaño es sin lugar a dudas el poco espacio que ocupan, ideales para personas que no tienen un estilo de juego agresivo (ya que debido a que su superficie de contacto con la mesa es escasa, se moverán bastante) y/o que quieren llevarla de un lado a otro sin problemas (por ejemplo, con su portátil gaming).

Las tallas M y L son las más habituales (la anterior muchos fabricantes la llaman «mini»), y debido a que tienen una mayor superficie en su zona inferior, normalmente de caucho natural, tienden a moverse menos con el uso y pueden ser más indicadas a usuarios que realizan movimientos agresivos con el ratón o que juegan con una baja sensibilidad (y con ello tienen que mover más el ratón, por lo que también necesitan una mayor superficie de alfombrilla por la que poder moverse).

La talla XL es en términos generales exagerada, especialmente por el hecho de que como los monitores que utilizamos son panorámicos, los movimientos que realizamos con el ratón son más amplios a izquierda y derecha pero no tanto hacia arriba o abajo, por lo que normalmente nos sobra bastante alfombrilla por la parte de arriba. Con todo, hay usuarios que sí que le sacan provecho, pero estos suelen ser gamers que usan una sensibilidad extremadamente baja en el ratón y que por lo tanto necesitan mucha superficie para moverse. Igualmente, también es idónea para usuarios que no solo apoyan la muñeca en la mesa, sino que apoyan el brazo hasta el codo (es decir, juegan muy echados para delante).

Finalmente tenemos los modelos Extended, alfombrillas con un tamaño extremadamente ancho y que están pensadas para colocar incluso el teclado encima. Esto propicia que difícilmente se muevan del sitio en ninguna circunstancia, y nos dan un espacio cómodo para apoyar ya no solo la muñeca del ratón sino también la contraria. Además, podremos colocarla y adaptarla al tamaño de la mesa, teclado y ratón sin problemas, por lo que en general son las más versátiles.

Por experiencia, nuestra recomendación siempre serán alfombrillas de formato Extended, ya que consideramos que son las que mejor resultado dan para todo tipo de usuarios, ratones y ámbitos, así que si tu mesa es lo suficientemente ancha como para dar cabida a una de estas, te recomendamos probarla, no te arrepentirás.

¡Sé el primero en comentar!