¿La rueda de tu ratón suena y no gira bien? Así puedes arreglarlo

La rueda del scroll del ratón es un elemento móvil que consiste en, precisamente, una rueda en un eje que podemos girar con el dedo. Este giro va provocando, con el uso y con el paso del tiempo, cierto nivel de desgaste que puede terminar resultando en un desagradable chirrido o que la rueda no gire todo lo bien que sería deseable. Si la rueda de tu ratón chirría o no funciona bien, en este artículo te vamos a contar qué es lo que debes hacer para solucionarlo.

Hoy en día es casi inconcebible un ratón para PC (sea gaming o no) que no tenga rueda del scroll, un elemento muy necesario especialmente para navegación por Internet pero que también es indispensable hoy por hoy en los juegos. Por este motivo, si la rueda del ratón chirría o tiene un desplazamiento incómodo (por ejemplo que está demasiado dura) puede ser un inconveniente bastante molesto, pero que por fortuna tiene una fácil solución.

¿Cómo arreglar una rueda de ratón que chirría?

Scroll ratón

Como decíamos antes, la rueda del scroll del ratón está colocada sobre un eje (o en algunos ratones, sobre dos soportes) y por lo tanto tiene cierto nivel de desgaste, pero no solo eso, sino que cualquier tipo de suciedad puede depositarse sobre el mecanismo, provocando que suene ese desagradable chirrido que tan frecuentemente escuchamos con ratones que ya tienen unos meses de uso.

Como decíamos antes, la solución es bastante sencilla pero aun así es un poco laboriosa porque como ya supondréis, implica tener que abrir el ratón para acceder a su interior. Así pues, tendrás que buscar dónde tiene tu ratón los tornillos que permiten retirar la carcasa exterior (muchas veces están colocados justo debajo de las patas de teflón, y la recomendación es calentarlas ligeramente con un secador de pelo para retirarlas sin dañar el adhesivo y así poder acceder a los tornillos) y así acceder a su hardware interno.

Scroll ratón

Una vez que hayas retirado la carcasa del ratón verás algo parecido a lo que te mostramos en la imagen superior, con acceso ya a la rueda del scroll. Ahora, tal y como te hemos comentado hace un momento, lo normal es que la ruedas se coloque sobre dos soportes como en la imagen o sobre un eje, generalmente metálico, que podremos sacar y que atraviesa la rueda y la deja fija en los soportes.

Llegados a este punto, deberás sacar la rueda de su anclaje (normalmente podrás hacerlo realizando una ligera presión con un destornillador plano en los laterales para que salga, tiene que salir suave y sin forzar los soportes porque, de lo contrario, corres el riesgo de que se partan), y hecho esto deberás limpiar muy bien (ayúdate de un trapo de microfibra seco y limpio y/o de bastoncillos para los oídos) tanto el eje de la rueda como los soportes para eliminar cualquier suciedad o restos de desgaste.

Limpiar rueda ratón

Ahora viene la parte delicada, que es engrasar el mecanismo para que vuelva a girar fácilmente y que deje de hacer ruido. Para ello, puedes utilizar un poco de 3 en 1, vaselina o incluso aceite de cocina, pero el truco es no echarlo directamente en el mecanismo, le rueda o el eje, sino impregnar levemente (una sola gota es suficiente) un papel de cocina o pedazo de papel higiénico y frotar con él el eje. Con que quede levísimamente impregnado es más que suficiente.

Hecho esto, ya solo resta volver a montarlo todo y probar si el ratón todavía chirría y si la rueda gira ahora más suavemente (así debería ser si lo has hecho bien). Ten en cuenta que si has utilizado vaselina par ello, es posible que cuando vuelvas a montarlo todo y a utilizar la rueda la notes un poco dura, pero con el uso el producto irá impregnándose por todo el mecanismo y al poco tiempo comenzará a funcionar de manera perfecta.

¡Sé el primero en comentar!