Amplía la capacidad de almacenamiento de tu Steam Deck con estas memorias SD

Amplía la capacidad de almacenamiento de tu Steam Deck con estas memorias SD

José Luís Sanz

El almacenamiento siempre es un problema, sobre todo si optamos por configuraciones demasiado bajas de Steam Deck que nos obligan a tener que andar buscando alternativas para llevar encima más de un juego. Aquí, además de explicaros el modelo que os recomendamos comprar (y el que no), os vamos a ofrecer tres tarjetas micro SD que os van a venir de perlas para disfrutar de vuestras compras en Steam.

¿Qué modelo comprar de Steam Deck?

Si al leer estas líneas ya tienes una de estas máquinas de Valve en tus manos, entonces no tienes que hacernos caso porque habrás tomado ya tu decisión, pero si aún no lo has hecho, vamos a indicarte brevemente lo que te recomendamos comprar que es, esencialmente, hacerte con cualquiera de los dos modelos más altos: tanto la Steam Deck de 256GB de almacenamiento como la de 512, que además ofrecen unidades SSD NVMe mucho más veloces.

Aunque salga más barata, la Steam Deck de 64GB no os la recomendamos porque, primero, no tiene una unidad de almacenamiento tan rápida como los otros dos modelos y, segundo, porque ese espacio es insuficiente no ya para instalar muchos de los juegos que han llegado a Steam en los últimos años (Red Dead Redemption 2, por ejemplo, requiere él solito más de 120 gigas), sino para operar sin muchos líos con otras tiendas como Ubisoft Store, Origin, Epic Games, GoG, etc. (lo explicaremos en otro artículo).

Así que una vez que te has decantado por los modelos de 256 y 512GB de almacenamiento, ¿cómo puedes añadirle todavía más capacidad sin gastar demasiado? Pues la respuesta son las tarjetas miniSD y aquí, os vamos a ofrecer tres alternativas de diferentes capacidades. Como siempre, dependerá de lo mucho que necesitéis pero con 512 deberíais tener más que suficiente ya que sus precios son ahora mismo bastante razonables, a diferencia de las de 1TB.

¿Qué tarjetas son compatibles?

Valve en las especificaciones técnicas de Steam Deck recomienda utilizar tarjetas miniSD «UHS-I con soporte SD, SDXC y SDHC», así que cualquiera que cumpla con esos requisitos nos va a servir. Nosotros, de todas formas, nos vamos a ir al segmento de mejor rendimiento y mayores tasas de lectura y escritura, para que los tiempos de carga sean los menores posible. No llegarán nunca a lo que consigue un SSD NVMe, pero al menos nos intentaremos quedar lo más cerca posible.

A continuación os dejamos tres alternativas. Y son estas:

Samsung EVO Select 512

Es una de las mejores que podéis encontrar y a un precio realmente bueno. Tiene 512GB, lo que no está nada mal para llevar muchos más juegos y garantiza velocidades de hasta 130 MB/s.

SanDisk Extreme 512

Este modelo es también una gran alternativa, con medio Tera de capacidad y hasta 160 MB/s de velocidad de acceso tanto de escritura como de lectura en la tarjeta.

Lexar Play 1TB

Como podéis ver, el precio de comprar ahora mismo 1TB es bastante elevado (salvo ofertas puntuales) y aumenta demasiado la factura de añadir un espacio de almacenamiento extra en vuestra Steam Deck. Esta miniSD de Lexar es una alternativa que promete velocidades de 160 MB/s y que nos os vendrá nada mal para multiplicar la cantidad de juegos que lleváis encima. Aunque seguramente la opción de los 512GB siga siendo la más rentable. ¿No os parece?

¡Sé el primero en comentar!