El mercado de PC y portátil en jaque, ¿un año sin stock de productos?

El mundo ha cambiado, para bien o para mal recordaremos este 2020 como pocos años, sobre todo y como característica principal es que ha impactado a cualquier persona en cualquier lugar. Por ello, los hábitos han cambiado, las empresas se han tenido que modernizar y adaptar, poniendo el teletrabajo en alza como nunca antes. Hasta tal punto que la industria del PC está en claro jaque y los primeros ejecutivos y analistas de la industria en hablar claro afirman que están en serios problemas. ¿Sin stock de productos clave en todo 2021?

Estudiar o trabajar han cambiado para siempre en el mundo. La demanda de equipos ha sufrido un vuelco como no se ha visto desde 2007 con el primer iPhone y curiosamente, esta demanda ha hecho caer bastante el auge de los smartphones, pero ¿qué está pasando en la industria para alarmarse de esta manera?

Los envíos de PC a niveles de 2008, la pandemia retrasa las entregas

Teletrabajo-pc-Intel

Según Gregg Prendergast, presidente de Pan-América, «toda la cadena de suministro se ha tensado como nunca antes». Los retrasos y la pandemia están haciendo que las fábricas tengan que trabajar con menos personal, aislando a los trabajadores que dan positivo y como tal, se incorporan a su puesto casi medio mes después, en el mejor de los casos y con suerte.

Los envíos globales van a cerrar este 2020 con niveles de 2008, es decir, casi 300 millones, cuando el año pasado por estas fechas se estaban hundiendo hasta los 250 millones y no parecían tener pausa, ¿quién podía vaticinar su resurgimiento?

Seguramente nadie, pero eso no implica que el volumen de demanda haga que los analistas tengan ya los primeros números para 2020: un 15% más de envíos, donde las tablets se han puesto sorprendentemente en cabeza tras años a la baja.

El virus ha hecho que las familias invirtieran recursos en PCs y dispositivos para colmar sus necesidades: desde estudiar, jugar a juegos y por supuesto trabajar. Pero esto ha tensado la cuerda a una industria que a duras penas fabrica para satisfacer la demanda, donde en múltiples sectores ya hemos visto como las unidades no llegan y hay escasez.

¿Cómo reducir los tiempos de envío en plena pandemia?

barco-transporte-envíos-pc

Esta situación va a dar números muy claros y concisos en 2020 como hemos visto, pero es que para 2021 la situación no va a mejorar, sino que al contrario, va a ser peor según Canalys. El año que viene tendremos un volumen entre tablets y PCs de 1,77 mil millones, lo cual choca de frente con los números que cerraron 2019: 1,64 mil millones.

Por lo tanto y ante las expectativas del mercado, muchos fabricantes están intentando acortar tiempos de envío y producción con medidas novedosas. Desde el saltarse intermediaros, ha recuperar líneas de montaje ya paradas o incluso invertir más en transporte propio para llegar antes a los minoristas y mayoristas de todo el mundo.

El tren y el barco requieren un tiempo muy amplio para ser cargados y que salga rentable el envío de dichos productos, pero ahora enfrentan terribles problemas y los tiempos se alargan, por lo que las rutas terrestres comunes vuelven a cobrar fuerza y se estima una reducción de aproximadamente un mes si se usan.

PostPC-Tablet

Pero esto no es suficiente, ni mucho menos, ya que los analistas aseguran que las líneas de montaje llevan un retraso de más de 4 meses. Por dar un dato ejemplificante: los pedidos de Dell por parte de los consumidores han crecido un 62% en el tercer trimestre de este año y al parecer, el Black Friday ha sido el remate ante la alta demanda.

Por lo tanto, muchos analistas aseguran que 2021 será un año sin stock en la gran mayoría de productos informáticos de alta necesidad, ya que lo que llegue se venderá en el momento y todo va con retraso. Quizás la vacuna frene un poco esta tendencia, pero ya cuentan con ello y las previsiones son cada vez más alcistas con la demanda y más pesimistas con la oferta.

Veremos cómo cerramos el año que viene en estos términos, porque lo que es innegable es que a día de hoy es un hecho constatado que el stock es altamente reducido o inexistente.