Las consolas son el futuro, el PC gaming morirá y este es el motivo

Las consolas son el futuro, el PC gaming morirá y este es el motivo

Josep Roca

El mundo del PC Gaming está en problemas desde hace tiempo, el problema es que las ventas de ordenadores están bajando y una buena parte del público por la subida de precio de las tarjetas gráficas está huyendo a las consolas. ¿Por qué se está produciendo este fenómeno y cuáles son las causas? ¿Se trata de algo que tiene solución o, por el contrario, solo nos queda resignarnos?

Uno de los problemas que tienen los fabricantes de tarjetas gráficas es que se encuentran fuera de toda realidad, ya que no quieren reconocer, por un extraño complejo, que sus mayores compradores no son profesionales que se dediquen a un oficio, sino que son dispositivos para una utilidad lúdica. Si bien se pueden usar en ciertos mercados, el sacrificar el mercado gaming de PC para tener clientes con mayor capital es un error. Y es que muchos usuarios ya están dando el salto a las consolas como reacción a las malas políticas de NVIDIA y AMD con el precio de sus tarjetas gráficas.

PlayStation, Xbox y Nintendo venden por debajo del precio real

Las consolas de videojuegos se suelen vender a «perdidas» debido a que la forma de hacer dinero con ellas es a través de las regalías en los juegos. Es decir, por cada juego que compramos, ya sea en formato físico o comprado por internet. Lo que permite que el precio de la consola de videojuegos sea mucho más bajo. ¿El nivel de subsidio sobre el precio real? Pues depende del hardware, pero podemos contar entre los 100 y los 200 €, aunque realmente desconocemos la cifra exacta.

Claro está que una consola de videojuegos incluye más cosas que una tarjeta gráfica, entre otras cosas hemos de tener en cuenta que:una consola es un ordenador al completo, mientras que una tarjeta gráfica no lo es. Si bien estas últimas tienen chips GPU de mayor tamaño y capacidad de rendimiento. Si tenemos en cuenta el resto de elementos que tiene una consola y no una tarjeta gráfica, entonces la diferencia de coste se termina compensando y el sistema de videojuegos dedicado termina teniendo un coste más alto para el fabricante y es aquí donde entramos en el gran problema. Dicho de otra manera, la avaricia rompe el saco.

Consola versus odenador

¿Por qué el precio de las tarjetas gráficas es tan alto?

En el precio de las tarjetas gráficas hay varios participantes que acaban afectando a su coste final.

  • Por un lado, el diseñador que son AMD, Intel o NVIDIA. Estos diseñan el chip, pero no lo fabrican.
  • La fundición o fábrica de chips, la cual puede ser TSMC, Samsung e incluso Intel. Lo que hacen es fabricar el chip y se lo venden al diseñador.
  • El proveedor de memoria gráfica.
  • El ensamblador de la tarjeta, los cuales son marcas como ASUS, GIGABYTE, etcétera. Los cuales se encargan de montar la tarjeta gráfica con todos sus componentes.

Todos y cada uno de ellos y sin contar ya mayoristas y minoristas, se han de llevar su parte de la tajada y no va a ser precisamente pequeña. El problema viene por el hecho de que NVIDIA, Intel o AMD no te venden ellos la tarjeta gráfica, sino que venden los componentes para montarla a los ensambladores, por lo que hay un nivel adicional de coste añadido. Supongamos que somos ASUS y queremos montar una RTX 4070, pues a nosotros NVIDIA nos va a vender un PCB que incluirá la GPU y la memoria VRAM al precio que ellos quieran.

Dicho de otra forma, cuando compras una GeForce o una Radeon, estás pagando a la marca de la tarjeta gráfica, siendo la excepción cosas como las Founder Edition de NVIDIA. Si a esto le sumáis que ninguna de las partes tiene la capacidad para subsidiar el hardware como ocurre en las consolas, pues es normal que el coste aumente.

Fabricación Tarjetas Gráficas

El oscuro secreto del precio de las consolas

Hasta ahí bien, pero la financiación del hardware a través de juegos y servicios no es el único secreto detrás de las consolas de videojuegos, sino el hecho que la estructura de costes es diferente. Si lo pensamos bien, los fabricantes de consolas deberían ser el equivalente a los ensambladores, pero lo que ocurre es que pagan por un diseño en exclusiva, por el cual AMD, NVIDIA o AMD se llevarán una regalía por unidad vendida, pero será el propio creador de la consola el que pida construir el chip.

Fabricación Printed Circuit Board

Veamos, una comparación con el mundo real:

  • El diseñador del chip sería el arquitecto.
  • Los fabricantes de la GPU y la memoria serían los constructores y contratistas.
  • El ensamblador final sería el encargado de dar los últimos retoques y vender la vivienda.

La diferencia sería en que en consolas el arquitecto le vende los planos al fabricante de la consola y este se encarga de contratar a la gente para hacer la casa. En cambio, en PC tenemos que el arquitecto es también constructor y le vende al ensamblador los componentes de la tarjeta gráfica. Provocando una subida enorme en el precio final de la misma.

El truco para subir el precio de las tarjetas gráficas

Una tienda pueda tardar días, semanas o incluso meses en vender una tarjeta gráfica, pero mientras no se venda, esta continuará siendo un pasivo en sus cuentas. ¿Qué ocurre cuando dos generaciones de tarjetas gráficas coinciden en el tiempo y no puedes reducir el precio de la más antigua? Pues que la que es más joven va a tener un precio mucho más alto debido a su rendimiento, lo cual genera un precedente peligroso.

Estántería tienda hardware precio tarjetas gráficas

Simple y llanamente hay un descontrol entre el lanzamiento de los nuevos modelos y lo existente en el mercado, lo cual sirve como treta para lanzar hardware cada vez más caro. El problema es que esto es una treta para mantener el precio de las tarjetas gráficas lo más alto posible y no nos podemos olvidar que el usuario final tiene una capacidad de compra y que las consolas de videojuegos compiten por el interés del usuario final. No son mejores productos, pero el público no va al restaurante más caro de la ciudad cada fin de semana y es por algo.

40 Comentarios