Tu placa base está sucia y llena de polvo ¿cómo se limpia sin romperla?

La limpieza del interior del PC es una tarea de mantenimiento que debería ser periódica para todo el mundo, ya que de lo contrario el polvo se irá depositando en el interior del PC causando potenciales problemas de ruido y temperatura. Pero, a la hora de hacer una limpieza a fondo, debes tener en cuenta que la placa base es quizá el elemento más delicado por su gran cantidad de componentes, puertos y conexiones así que, ¿cómo deberías limpiar la placa base para no estropear nada?

Limpiar la placa base es una tarea no demasiado complicada, pero sí bastante más laboriosa que, por ejemplo, limpiar un simple ventilador. Tiene multitud de componentes, puertos de conexión y zócalos, lo que significa que también hay una gran cantidad de recovecos en los que el polvo entra y es complicado hacerlo salir. Muchos podríais pensar que con enchufar aire comprimido a la placa será suficiente, pero en la mayoría de los casos no solo no es así, sino que además es algo contraproducente.

El arte de limpiar la placa base adecuadamente

Vamos a comenzar por lo más obvio: para limpiar correctamente la placa base, será necesario que la desmontes completamente del PC y que desconectes cualquier cable o dispositivo que tengas conectado a ella salvo el procesador (y con esto también se incluye el disipador del procesador). No te recomendamos desmontar el procesador, ya que de hecho de lo contrario el polvo y la suciedad que vamos a intentar retirar de la placa podría acabar en el socket, así que mejor dejar el procesador montado para evitar esto.

Socket procesador placa base

Dicho esto, con todo ya desmontado, el primer paso sería intentar eliminar la mayor parte del polvo ayudándote o bien de un spray de aire comprimido (no utilices un aire comprimido industrial, su presión es demasiado elevada y podrías estropear algo) o una aspiradora, pero en todo caso siempre teniendo la precaución de colocarte a cierta distancia de la placa base, ya que repetimos que una presión demasiado elevada (sea de expulsión como en el aire comprimido o de succión en el caso de la aspiradora) podría dañar los componentes de la placa base.

Con esto habrás logrado deshacerte de aproximadamente el 80% del polvo y la suciedad, pero no es suficiente si quieres dejar la placa base como nueva, así que lo siguiente que deberías hacer es conseguir una brocha de pelo blando sintético. Dicho de otra manera, las brochas de pintura NO son recomendables ya que las cerdas son demasiado duras, pero una brocha de maquillaje sí que sería idónea para este trabajo. El tamaño y forma de ti depende, pero lo suyo es que la zona de las cerdas sea de unos 2-3 centímetros y que su forma sea alargada, para poder meterla por los recovecos de la placa.

Con la brocha en seco, haz una pasada por toda la superficie y zócalos de la placa base, por delante y por detrás, con movimientos suaves siempre hacia el mismo sentido y nunca apretando, simplemente pasando la brocha por encima. Te recomendamos apoyar la placa base en diagonal sobre un paño para que no se dañe y hacer los movimientos siempre hacia abajo, para que el polvo vaya cayendo hacia ahí.

Brocha limpiar placa base

Una vez hecho esto, ya te habrás desecho del 95% del polvo y la suciedad de la placa base, pero hay un último paso a realizar si quieres que quede todo lo limpia posible. Prepara bastoncillos de los oídos y alcohol isopropílico, moja ligeramente la cabeza de un bastoncillo en el alcohol y restriégalo por encima en los zócalos de la memoria RAM, los zócalos PCI-Express, etc. Ya que la placa base generalmente está montada en vertical en una caja de PC, la parte de arriba de estos zócalos suele acumular una buena cantidad de polvo, así que es una superficie a la que deberás prestar especial atención a la hora de limpiar.

Una vez que hayas terminado, ya estarás listo para volver a montar la placa base en el equipo, volver a conectar todo, y comenzar a funcionar.

3 Comentarios