El Coronavirus deja en la UCI a la industria del PC, ¿quién sobrevivirá?

Es bien sabido cómo está afectando el Coronavirus COVID-19 a todo el mundo, donde ya hay más de 1 millón de afectados y las cifras siguen en aumento según el continente del globo donde miremos. La industria mundial está parada, China comienza tímidamente a recuperar el ritmo y las ventas de componentes caen a mínimos históricos. Como era de esperar, la industria de los semiconductores ha caído en la UCI, pero sorprendentemente hay una compañía que saca la cabeza., ¿cuál es el futuro de este sector?

No se puede decir que no lo veían venir, pero al mismo tiempo se les puede atribuir el hecho de no poder visualizar el impacto del Coronavirus COVID-19. La industria de semiconductores cayó el año pasado en el mayor porcentaje de al menos dos décadas. Según se informa, ocho de los 10 principales proveedores de chips tuvieron una disminución de ingresos y este 2020 está siendo la puntilla que no necesitaban.

El peor dato económico desde 2001, y lo peor está por llegar …

PC-industries-semiconductors

Si ya en 2019 la economía mundial estaba en entredicho con vistas a una nueva recesión económica que ahuyentaba la inversión en ciertos sectores estratégicos y con prestigio como el de los semiconductores (muy ligado lógicamente a los productos finales como procesadores, tarjetas gráficas o simplemente smartphones), 2020 va a ser un año el cual olvidar y de paso tomar buena nota.

Los ingresos mundiales por semiconductores se desplomaron un 11,7%, lo cual generó solamente un valor de 56.600 millones de dólares en comparación con 2018. Estos datos se llevan recopilando desde el año 2001 y han supuesto el toque de alarma para todo el sector, ya que son los peores desde aquella fecha, superando a la caída que se produjo en 2009 tras la crisis mundial de las hipotecas donde se registró un valor del -10,9%.

Los más afectados han sido precisamente los que años atrás más dinero habían ganado, es decir, los proveedores de chips de memoria NAND Flash como Samsung, SK Hynix o Micron, donde las caídas han llegado hasta el 30%. Estos datos no han tenido en cuenta la nueva crisis mundial del Coronavirus COVID-19, pero los analistas ya han avisado: habrá debacles en ciertas compañías.

Todos se hunden por el Coronavirus COVID-19, menos Intel

Tiger Lake

Al contrario que la industria, Intel es la única empresa que está en números verdes, creciendo un 1,3%, lo que le ha valido para alcanzar de nuevo el primer puesto del ranking mundial de los semiconductores. Pero, ¿cómo es posible si está perdiendo en todos los terrenos frente a AMD?

La respuesta llega desde una palabra clave: diversificación. Como todos sabemos, Intel cambió su modelo de negocio hace pocos años hacia una estrategia mucho más amplia que la de sus principales rivales, centrándose con ello en productos críticos y mercados finales.

Esto ha evitado la dependencia de la compañía de un solo producto o tipo de producto, como el de los procesadores, pero es que aun así, en este sector de las CPU logró un crecimiento cero, es decir, no tuvo pérdidas y tampoco ingresos. En cambio, la venta de chips lógicos aumentó un 7,1%.

Actualmente Intel se divide en cinco grupos diferentes que cubren varios segmentos: centro de datos, Internet de las cosas (IoT) (incluida la conducción autónoma), memoria flash 3D NAND para unidades de estado sólido, semiconductores programables y PC. Pues bien, cuatro de estos cinco grupos crecieron y registraron ingresos récord, destacando la sección de conducción autónoma de la compañía con una subida del 25,9%.

Veremos si el gigante azul puede mantenerse a flote tras los números que va a arrojar esta nueva crisis del Coronavirus COVID-19, pero sobre todo, estaremos atentos al devenir de muchas compañías que no van a poder soportar dicho golpe económico y que tendrán que hacer unos grandes esfuerzos para sobrevivir.