¿Has comprado PC nuevo y no rinde bien? Podría ser la RAM

¿Has comprado PC nuevo y no rinde bien? Podría ser la RAM

Josep Roca

Muchos de nuestros lectores terminan por comprar un PC completo en su tienda de informática de confianza, ya sea una torre o un portátil, por lo que todos los componentes han sido seleccionados de fábrica. Obviamente, las premisas de selección tienen que ver con el coste y la disponibilidad de los componentes y muchas veces no es la más adecuada para sacar todo el rendimiento al sistema. Es por ello que os vamos a explicar por qué se recomienda cambiar la RAM tras comprar un PC y en que condiciones deberías hacerlo.

Los ordenadores que podemos comprar ya construidos toman sus piezas del llamado mercado OEM, donde precisamente muchos productos no llegan a las tiendas para quienes construyen los PC a piezas. ¿El motivo? Son de peor rendimiento que otras soluciones y, por tanto, no tienen salida comercial como productos independientes.

¿Por qué deberíais cambiar la RAM tras comprar un PC?

Para saber si la RAM que tienes es la adecuada para tu procesador, lo que deberás hacer es buscar en las páginas de Intel y AMD las especificaciones del procesador que monta tu ordenador y ver la velocidad de la RAM que soporta. Una vez hayas hecho esto, lo siguiente será usar una aplicación como CPU-Z o AIDA64 para ver la velocidad de memoria instalada en el PC. Si esta es más baja que lo que puede soportar el procesador, entonces es recomendable hacer un cambio de la memoria del sistema para ganar un poco más de rendimiento.

Cambiar RAM PC Nuevo

El otro motivo es que algunos fabricantes suelen incluir un solo módulo de RAM, lo cual significa un peor rendimiento, ya que se recomienda usar dos zócalos de memoria para que no sea un cuello de botella en el rendimiento del PC. Y nos hemos encontrado ordenadores para jugar, da igual si son portátiles o sobremesa, con esta configuración que limita las capacidades del resto de los componentes, especialmente del procesador.

Si bien es cierto que leeréis y oiréis por parte de mucha gente que eso es una banalidad y que no se nota el rendimiento, creednos que sí que es así y hemos podido ver sistemas con memorias tan lentas que suponen un perjurio para el resto del sistema. Por no hablar de la gran cantidad de portátiles gaming con un solo zócalo de memoria de los dos ocupados, es decir, funcionando en single channel.

Otro problema, el SSD DRAM-Less

Los SSD DRAM-Less son unidades SSD NVMe que tienen menos rendimiento por el hecho que el controlador flash ha de usar la RAM del sistema para realizar los cálculos pertinentes para manejar la unidad de estado sólido. Un cuello de botella que puede recortar el ancho de banda máximo, pero que sobre todo aumenta la cantidad de peticiones a la RAM, limitando con ello el rendimiento. Dado que técnicamente son SSD NVMe los fabricantes no dan ese pequeño detalle y si luego queremos cambiarlos por uno mejor resulta en un sobrecoste adicional. Los motivos por los cuales ocurre esto son los mismos que en el otro caso.

SSD DRAM Less SN550

¿Por qué ocurren estos dos casos?

Por lo que al final, la idea de cambiar la RAM tras comprar un PC, en muchos casos no es un capricho, sino que se debe a configuraciones no hechas de cara a dar un ordenador con el máximo rendimiento posible, sino de cara a recortar costes o por disponibilidad de los componentes, ya que recordemos que estos ordenadores se montan a gran escala y requieren una gran cantidad de unidades de cada una de las piezas.

A veces existe la necesidad de eliminar de los almacenes una pieza de memoria que por la aparición de procesadores mucho más potentes ya no se compra con el mismo entusiasmo que un tiempo atrás y es necesario recuperar la inversión. Por lo que se ofrecen a precio de coste a los fabricantes de portátiles, quienes obviamente para ofrecer precios competitivos van a incluirlas. Al fin y al cabo explicar conceptos como el ancho de banda o la latencia es complicado, en cambio, todo el mundo entiende las cosas cuando les explicamos la cantidad de RAM.

¡Sé el primero en comentar!