AMD podría comprar Xilinx para competir con Intel y NVIDIA en FPGA

AMD podría comprar Xilinx para competir con Intel y NVIDIA en FPGA

Javier López

Moverse rápido en los mercados es vital para la supervivencia de todo buen gigante tecnológico. En la última década hemos visto caer y emerger empresas de todo tipo, desde GlobalFoundries hasta la propia AMD que se deshizo de ella. Está claro que el futuro será del Deep Learning y de la IA, por ello, los de Lisa Su parecen haberse envalentonado a realizar una nueva compra/fusión con otro gigante, Xilinx, principal rival de Intel en FPGA, ¿por qué esta compra sería interesante para el mercado?

Si el mundo va hacia una mayor utilización de la IA como fuente de generar recursos valiosos y ahorrar tiempo, no es extraño que las ventas de los FPGA y sistemas completos para esto se estén revalorizando. Intel es el gigante a batir en esto con sus Stratix 10, NVIDIA adquirió Mellanox y ahora está cerrando el acuerdo con ARM, ¿es entonces Xilinx una compra obligada para no quedarse atrás?

AMD quiere entrar en el mercado FPGA de la mano de Xilinx

Xilinx-Virtex

Hay compras que, como en el caso de NVIDIA y ARM, son totalmente estratégicas y aunque en el caso de AMD y Xilinx es más por temas del mercado, también tiene su parte de geopolítica, algo que trataremos en las próximas semanas en un artículo dedicado si se cierra la operación entre ambas empresas.

Según informa The Wall Street Journal, AMD está en conversaciones avanzadas para adquirir la empresa con sede en San José, California. Como bien sabemos tras haber hablado en múltiples ocasiones de los FPGA, Xilinx es el rival directo de Intel en este sector, así que la compra de la empresa por parte de AMD es un impulso para hacerles frente de forma más aplomada.

El producto más avanzado de Xilinx posiblemente es su línea Virtex UltraScale a 20 nm, un FPGA enfocado a redes de 400G hasta prototipos y emulaciones de ASIC a gran escala. Actualmente, la línea se está enfocando hacia los 16 nm FinFET de TSMC, y con ello espera sentar precedente en cuando a eficiencia y rendimiento frente a su rival.

La compra no será barata, pero las ventajas superan a los inconvenientes

virtex-ultrascale-pcie-eval-board-2

Las cifras que se están barajando según las fuentes son entre 26.000 millones y 30.000 millones, un valor que podría ser pagado a través de acciones de la propia AMD para no perder liquidez y que no parece ser el punto detonante para que el acuerdo se cierre pese a que la suma es inmensa.

Por lo visto hay todavía demasiados flecos por cerrar, lo que podría dar lugar a algunas semanas más de demora, algo que AMD no parece menospreciar. Y es que la calma es un arma que debe de tratar Lisa Su, puesto que la adquisición de Xilinx daría a su empresa una cartera casi completa de hardware para computación e IPs de alto valor.

Desde licencias x86, pasando por patentes ARM, CPUs escalados con GPU, SoC que pueden ser semipersonalizados, los nombrados FPGA y un sin fin de patentes que seguro definirán el futuro con tecnologías como CXL, por ejemplo. La compra de Xilinx se vuelve inevitable si miramos a sus dos rivales, cada vez más fuertes, más conectados y con un ritmo mayor, el problema lógicamente es que el valor de la empresa es demasiado grande y en estos casos como decimos, los flecos son la parte más importante a cerrar.