Motivos por los que un SSD DRAM-Less va a sustituir al NVMe de tu PC

No hay duda que nos encontramos ante una transición cuya etapa final será la adopción generalizada de las unidades SSD en los ordenadores para gaming en todo el mundo, ya que las ventajas en velocidad de acceso y trasferencia de los datos supone un salto de calidad en los juegos, ¿Por qué los SSD DRAM-Less son los que tienen más números de ser los más adoptados?

Y que los videojuegos han traído consigo importantes avances en el hardware de nuestros PC, desde las primeras tarjetas de sonido pasando por la adopción de los gráficos en 3D y hasta llegar a nuestros días con las unidades de almacenamiento sólido. ¿Las ventajas de cara a los juegos del uso de los SSD? Son muchas y a estas alturas ya conocidas.

La realidad es que no tenemos un solo tipo de esta clase de unidades en el mercado, sino que tenemos tres variantes distintas: SATA, NVMe DRAM-Less y NVMe. De estas tres variantes la que tenemos claro que va a acabar dando su brazo a torcer es la que utiliza el estándar Serial ATA, no solo por ancho de banda, sino por la enorme latencia de comunicación con la RAM en comparación con las otras dos que hacen el uso del estándar PCI Express.

¿Por qué la adopción de los SSD DRAM-Less será mayor de lo esperado?

SSD DRAM-Less

La diferencia principal entre los SSD DRAM-Less y los NVMe convencionales es el hecho que en el primer caso en el PCB de la unidad no hay memoria DRAM integrada para que el controlador pueda realizar las operaciones correspondientes a la hora de hacer el traslado de direcciones, por lo que ha de depender de la RAM del sistema. Esto crea un cuello de botella que reduce el ancho de banda a un porcentaje más bajo, pero que al mismo tiempo es mucho más alto que las unidades SATA del mismo tipo.

Uno de los fenómenos existentes a la hora de adoptar la tecnología es el hecho que los usuarios no suelen adoptar la versión más avanzada de la misma, sino aquella que cumple con la tarea a un precio mucho más bajo. Se llega al punto en que si tuviéramos que cuantificar la cantidad de rendimiento del SSD existe llegaría un límite en el que va más allá de lo necesario y es lo que define la gama alta de los diferentes productos.

SSD NVMe PCIe 5.0

En la gama baja solemos colocar todo producto cuya ventaja es el precio, pero que no llega a términos de rendimiento suficientes. Ahí veremos las unidades SATA, cuya velocidad de trasferencia no será suficiente para los juegos. En cambio en la gama alta que es donde se situarán los SSD NVMe veremos aquellos que en rendimiento superan lo necesario. De ahí a que el punto medio estará en la gama media con los DRAM-Less que estarán en el punto exacto entre precio y rendimiento.

Los juegos para PC a la hora de desarrollarse tienen que adaptarse a las tecnologías más utilizadas en cada momento y está claro que el menor precio de los SSD DRAM-Less en combinación con su velocidad hará que su adopción sea mucho más alta por el hecho de estar en el punto exacto. Claro está que el rendimiento de los NVMe será mucho más alto y tampoco podemos descartar que en un futuro empresas como Samsung adopten memoria embebida dentro del controlador para reducir costes.

¡Sé el primero en comentar!