¿Cómo usar el panel de control de NVIDIA para ganar frames en los juegos?

Cada videojuego tiene su propio menú de opciones donde podemos escoger las opciones gráficas del mismo. Sin embargo, si eres usuario de una tarjeta gráfica de NVIDIA, entonces debes saber que existe una aplicación que te permite configurar las diferentes opciones gráficas sin tener que inicializar los juegos e incluso crear perfiles comunes entre varios juegos. Estamos hablando del Panel de Control de NVIDIA, el cual nos permite optimizar nuestros juegos con mayor precisión que otras opciones como GeForce Experience.

No son pocos los usuarios que se compran una tarjeta gráfica y al poco tiempo ven que necesitan más potencia para nuevos juegos y, en cambio, no tienen dinero para adquirir un nuevo modelo. Una opción para ello es conseguir actualizar los drivers que traen nuevos perfiles de juego. El problema de estos es que se encuentran orientados a los títulos más nuevos y los modelos de hardware gráfico más recientes en el mercado. Sin embargo, es posible crear perfiles generales en los juegos si tienes un equipo cuanto menos modesto.

El Panel de control de NVIDIA es más potente de lo que nos imaginamos

Como ya hemos comentado, los usuarios de las tarjetas gráficas de NVIDIA tienen dos formas de optimizar sus juegos. Las cuales son:

  • GeForce Experience
  • Panel de control de NVIDIA.

La marca lleva ya varios años sin actualizar el segundo y centrándose más en el primero. Sin embargo, es una herramienta mucho más poderosa, la cual bien utilizada nos pueda dar un rendimiento extra sin tener que gastar de más. Solo con el hecho de activar ciertos efectos visuales más eficientes en vez de otros y cambiar su precisión. Normalmente, los juegos aplican esos efectos a través de programas que manipulan las primitivas gráficas, pero es posible cambiar esos programas por otros ya incluidos en los drivers.

NVIDIA Wireframe logo

Tus juegos no se verán afectados por ello en el proceso y el funcionamiento es simple, ya que se cambian efectos especiales por otros equivalentes en cuanto a utilidad, que bien te pueden dar más rendimiento o mayor calidad de imagen.

Cómo acceder al panel de control de NVIDIA

El panel de control de NVIDIA nos viene instalado desde el propio driver de la tarjeta gráfica. Por lo que si nuestro equipo tiene una tarjeta gráfica de la marca lo vas a tener accesible. Para acceder al mismo solo tenemos que realizar los siguientes pasos:

  1. Ir a una zona vacía del escritorio.
  2. Hacer clic derecho sobre el ratón.
  3. Selecciona del menú contextual la opción «Panel de Control de NVIDIA»
  4. Esto hará que se nos abra el siguiente menú contextual

Panel de control NVIDIA (3)

Dentro de esta aplicación, el apartado que nos interesa se llama: Controlar la configuración 3D. Desde ahí podremos cambiar algunos parámetros gráficos en los juegos. Algunos de ellos pueden provocar fallos en ciertos juegos. Lo cual no es habitual, ya que NVIDIA da una serie de normas a seguir a los desarrolladores, pero no todas la cumplen. Es por ello que a continuación os vamos a comentar una serie de parámetros que podéis cambiar en el Panel de Control de NVIDIA.

¿Qué significan los diferentes parámetros gráficos en el panel de control de NVIDIA?

  • El llamado Image Sharpening de NVIDIA es un filtro de postprocesado de imagen que mejora la calidad de la misma a base de manipular los grados de contraste de la misma. Sin embargo, no queda bien en todos los juegos.
  • El FXAA es un tipo de AntiAliasing, el cual está pensado para equipos que no pueden con otros tipos de filtros similares. Si ves que los dientes de sierra te son molestos, pero tu gráfica no puede con los métodos tradicionales, entonces activar esta opción es una buena opción.
  • Modo AntiAliasing hace referencia al MSAA, algunas tarjetas gráficas más modernas ya no aceleran este algoritmo de AA por hardware, por lo que desactivarlo puede ser incluso recomendable.
  • Configurar PhySX nos sirve solo para juegos muy antiguos que usaban esta API para físicas. Si un juego no lo soporta dejalo desactivado. Lo mismo decimos con SLI si no tienes una gráfica dual y Surround.
  • Dado que los programas shader no están compilados y lo hacen la primera vez que accedemos a un nivel, estos necesitan ser compilados mientras jugamos. La Shader Cache guarda el binario compilado y evita los bajones de frames la segunda vez que accedemos a dicha área del juego.
  • La super-resolución dinámica o DSR lo que busca es la máxima resolución posible bajo una tasa de fotogramas aceptable. Activalo en los juegos donde la velocidad de la acción es mejor que lo bonitos que se ven los gráficos.
  • El filtrado anisotrópico hace referencia al filtrado de texturas. Cuanto más preciso sea este entonces mayor nitidez en las texturas, pero es algo que afecta enormemente al rendimiento. Activarlo en el panel de control de NVIDIA en un alto nivel de calidad puede afectar negativamente el rendimiento a cambio de una poca o nula ganancia en la calidad de imagen.
  • El postprocesamiento de imagen para la VR lo que hace es generar un fotograma desplazado para ambos ojos de forma automática. Si no tienes casco de realidad virtual no lo recomendamos activarlo. Realmente no recomendamos hacerlo bajo ningún concepto.
  • Oclusión ambiental usalo solo en juegos con modo DirectX 12.
  • La frecuencia de actualización nos permite fijar la tasa de frames en los juegos.

Luego tenemos una serie de elementos que nos permiten activar y configurar ciertos efectos visuales adicionales. Ten en cuenta que cuantos más efectos a calcular entonces más tiempo estará la tarjeta gráfica calculando el fotograma. Lo que reducirá la tasa de frames por segundo.

¿Qué hacer si tengo un monitor G-SYNC?

Los monitores G-SYNC se llevan muy mal con la sincronización vertical controlada desde los juegos, la cual funciona a un ratio fijo. Es por ello que es mucho mejor hacer que sea el propio controlador de la tarjeta gráfica el encargado de gestionar la sincronización vertical.

Panel de control NVIDIA (20)

Por lo que simplemente, si tenemos un monitor de este tipo deberemos ir al panel de control de NVIDIA y activar la opción. Dentro del mismo veréis que existen una serie de niveles de calidad. Los cuales son los siguientes:

  • Activado (Suave) y rápido implican una pequeña restricción en la sincronización con el panel y, por lo tanto, producen latencia aunque los FPS no estén bloqueados, como ocurre en Fast-SYNC (Rápido).
  • Si la latencia de entrada no la notamos, entonces podemos optar por ellos si es preciso,
  • En cambio, si necesitamos el mínimo tiempo de respuesta todo se reduce, ha desactivado.

Otras opciones a tener en cuenta y que tienen importancia dependiendo del monitor que tengamos:

  • Tecnología del monitor, por ejemplo, solo es útil si este es compatible con G-SYNC o G-SYNC Compatible, lo cual deberá reflejarse y seleccionarse como tal.
  • Triple Búfer solo se activa cuando la sincronización vertical está activada y NO tenemos G-SYNC o G-SYNC Compatible, dato que hay que recalcar porque entonces la experiencia se fastidiaría.

Con toda esta información ya deberías ser capaces de poder configurar vuestros juegos más allá de sus opciones para obtener un rendimiento satisfactorio.

¡Sé el primero en comentar!