Lenovo declara la guerra a la competencia con ThinkPad X1 Extreme Gen 4

En cuanto a los portátiles se refiere el sector atraviesa la época dorada en los respectivo a la competencia. Los grandes fabricantes están lanzando ataques y defensas en distintos grupos y niveles de portátiles, donde Lenovo tiene un nuevo modelo referencia dentro de la gama alta: el ThinkPad X1 Extreme Gen 4. Este portátil piensa redefinir los conceptos de rendimiento y eficiencia gracias a sus múltiples configuraciones disponibles, una declaración total de guerra para sus rivales.

Y es que Lenovo ha apretado el acelerador para dejar atrás a todos y por ello este ThinkPad X1 Extreme Gen 4 es una auténtica bestia del rendimiento. El diseño, las prestaciones y el concepto han cambiado para mejorar hasta el límite de lo posible dentro de lo que significa para la marca un ThinkPad.

Lenovo ThinkPad X1 Extreme Gen 4: la cuarta generación del mejor portátil ligero

ThinkPad_X1_Extreme_Gen_4_3

Las mejoras van desde lo más obvio hasta el tamaño, diseño o pantalla. Y es que con este ThinkPad tenemos un portátil con un tamaño de 15,6 pulgadas que aparenta ser de 17. Esto se consigue con una relación de aspecto en su pantalla que ha cambiado de las 16:9 típicas en la industria a una más grande 16:10. Por ello, Lenovo cubre dos gamas de portátil con un solo producto, ya que tenemos un tamaño estándar que equivale a uno mayor por esta nueva pantalla que lleva al límite los marcos.

Eso se logra quitando la mayor parte del bisel en el inferior de la pantalla, por lo que da la sensación de que estamos ante un portátil con una pantalla mucho mayor, más propia de más tamaño físico, concretamente 4 cm más en total.  Lenovo califica por ello a este portátil como 16 pulgadas y llegará con dos resoluciones distintas para adaptarse a todos los bolsillos, lo cual es una tónica general en él, ya que tenemos opciones de configuración muy amplias.

Podremos tener una pantalla IPS QHD+ de 2560 x 1600 a 60 Hz o una UHD+ también IPS con resolución 3840 x 2400 con HDR400 y también 60 Hz.

Procesadores Intel Core i9 vPRO de 11ª Gen

ThinkPad_X1_Extreme_Gen_4-2

Es curioso como en sus propias especificaciones no aparecen los modelos, pero en cualquier caso tendremos lo mejor de lo mejor para gaming con los nuevos i9 de 11ª Gen y sobre todo, con toda la gama de tarjetas gráficas RTX 3000 Mobile.

Esto implica que podremos elegir desde la RTX 3050 Ti, pasando por la RTX 3060 y la RTX 3070 Mobile, hasta la poderosa RTX 3080M. Por lo tanto, tendremos la mejor configuración para jugar hasta en una resolución QHD+, la cual no es fácil de mover en según que títulos.

En cuanto a la memoria RAM, no tendremos problemas de ningún tipo, puesto que es configurable hasta 64 GB de DDR4-3200 MHz en formato SO-DIMM. Igualmente, no se especifica exactamente cuáles serán las configuraciones disponibles a seleccionar, pero es posible que partan de 2 x 8 hasta los 4 x 16, o quizás opten por los casi inexistentes 2 x 32 GB.

Otro apartado que también será muy bien tratado es precisamente el del almacenamiento. Lenovo asegura que podremos tener hasta 4 TB en total de capacidad mediante hasta dos SSD NVMe M.2 2280 con PCIe 4.0. No especifica el modelo concreto de SSD, pero visto el calibre de este ThinkPad X1 Extreme Gen 4 debe de ser de alto rendimiento, superando los 6000 MB/s.

Una autonomía  sorprendente para este ThinkPad X1 Extreme Gen 4

ThinkPad_X1_Extreme_Gen_4

Si con estas características piensas que la batería durará apenas una hora encendida a pleno rendimiento, te vas a llevar una sorpresa. Y es que Lenovo asegura que podremos estar con el modelo de 90 Wh hasta 10 horas MMIB, algo que es realmente una cifra impresionante. La carga dependerá del cargador que seleccionemos, ya que partimos desde los 135 vatios, pasando por los 170 vatios y terminando con el cargador de mayor potencia con 230W.

Si crees que esto ha terminado aquí en prestaciones, agárrate a la silla porque integrará 2 x USB-A 3.2 Gen 1, 2 x Thunderbolt 4, un puerto UHS-II, un HDMI 2.0 y 2.1 y una salida de audio jack 3.5 mm. No podemos olvidar lo último de Intel para redes inalámbricas, ya que cada vez más y más usuarios juegan con Wi-Fi y no puede ser descuidado este apartado.

Por ello hablamos de una Intel AX210 2×2 Wi-Fi 6/6E que integra Bluetooth 5.2 y red 5G a 6 GHz LTE Cat4, además de un chip NFC propio. Viendo estas características técnicas y todo lo que puede llegar a integrar en su configuración máxima podríamos pensar que estamos ante un portátil que es de un tamaño inmenso, pero nada más lejos de la realidad.

Medirá la friolera de 359,5 x 253,8 x 19,9 mm y pesará solamente 1,8 Kg, así que estamos ante un portátil con un tamaño medio, una pantalla enorme, potente, rápido, bien construido, que integra un teclado retroiluminado con LED blancos y que es compacto y bastante liviano para lo que presenta.

Y es que esto es posible gracias al nuevo sistema de canalización de aire, dos ventiladores de un calado menor y estratégicamente posicionados, no siendo simétricos, lo que hará que refrigerar los dos densos heat pipes será mucho más sencillo que antes.

La GPU integra un ventilador de mayor tamaño

La GPU será la que más consuma energía y como tal, Lenovo ha dotado a su sistema de refrigeración de un mayor ventilador, aunque los heat pipes están conectados con lo de la CPU, pero por pura lógica tendremos una mayor refrigeración en este componente frente al procesador.

El aire caliente saldrá por la parte trasera y a diferencia de otros portátiles gaming, no tendrá un radiador propiamente dicho al final de los heat pipes, sino que el ventilador refrigera directamente a estos. Sorprende en su desmontaje que la batería ocupa un tercio del portátil, de ahí que se haya pasado de 80 Wh a 90 Wh.

¿Qué hay de la disponibilidad y precios para este ThinkPad X1 Extreme Gen 4? Pues la marca ha deslizado que llegará en algún momento de agosto con un precio de 2100 euros, pero no ha especificado si este dato es para el modelo de mayor gama o para el de menor gama, así que tendremos que estar atentos a las configuraciones para ver si es por arriba o por abajo donde compite la marca con sus rivales.