Los portátiles gaming Asus ROG AMD Advantage Edition, ya disponibles

Bajo su división Republic of Gamers (ROG), el fabricante Asus ha anunciado por fin la disponibilidad de su nuevo portátil gaming ROG Strix G15 Advantage Edition, el primer portátil para juegos del mundo equipado tanto con las nuevas GPU AMD Radeon RX 6800M como con los procesadores AMD Ryzen 9 5900HX. Equipado con una cuidadosa selección de características, el fabricante que este portátil se convierta en la cúspide de rendimiento para juegos.

El ROG Strix G15 Advantage Edition ya se presentó hace días, pero no ha sido hasta ahora que Asus ha confirmado su disponibilidad en España del dispositivo, el primero del mundo en equipar la última tecnología de AMD tanto en CPU como en GPU para ofrecer el mejor rendimiento posible.

Así es el Asus ROG Strix G15 Advantage Edition AMD

ASUS ROG Strix G15

Antes de nada, Asus ha querido hacer hincapié en el sistema de refrigeración avanzado de este portátil para juegos; según ellos, la refrigeración inteligente ROG eleva al siguiente nivel el rendimiento de este Strix G15 Advantage Edition al incorporar un compuesto de metal líquido tanto para la CPU como para la GPU, garantizando así la mejor transferencia de calor. Además, sus disipadores cuentan con tecnología de cámara de vapor para mejorar la eficiencia y que cubre por completo todos los componentes críticos del sistema, incluyendo su conjunto de VRM de 16 fases.

Dejando de lado su avanzado y cuidado sistema de refrigeración, no cabe duda de que si este portátil destaca por algo es por su hardware. Para empezar es el primero del mundo en incorporar las nuevas Radeon RX 6800M, basada en arquitectura RDNA 2 y con potencia sobrada para ejecutar todos los títulos triple A existentes de manera fluida. Asus presume de que, gracias a su sistema de refrigeración, la gráfica alcanza los 2.600 MHz en modo Turbo que no es decir poco.

Por otro lado tenemos la potente CPU AMD Ryzen 9 5900HX, fabricada con litografía de 7 nm y con 8 núcleos y 16 hilos de proceso para acelerar las cargas de trabajo multihilo. La refrigeración avanzada de esta CPU es capaz, según el fabricante, de disipar hasta 90 vatios de calor por sí sola, por lo que instan a los usuarios a aumentar su frecuencia de funcionamiento mediante Overclock utilizando su software ROG Armoury Crate.

Asus Strix G15

Gracias al hardware de AMD, este portátil para juegos incorpora las tecnologías exclusivas AMD SmartShift y Smart Access Memory que optimizan el trabajo conjunto de CPU y GPU. SmartShift mejora el rendimiento de manera dinámica al ajustar la potencia de la CPU y la GPU en función de la carga de trabajo, de manera que cuando estás ejecutando algún juego el sistema deriva recursos automáticamente al componente que más lo necesite. Según los datos de AMD, esta tecnología permite mejorar el rendimiento hasta en un 15%.

Por su parte, la tecnología Smart Access Memory mejora la transferencia de datos entre CPU y GPU de manera que el rendimiento en los juegos no se vea comprometido. Los sistemas convencionales solo permiten que la CPU acceda a una pequeña parte de la memoria gráfica de la GPU, creando cuellos de botella, pero con esta tecnología y gracias a la interfaz PCI-Express, la CPU puede acceder a toda la memoria gráfica para acelerar mucho más la capacidad de cómputo en juegos.

Además de lo ya mencionado, estos portátiles gaming ROG Strix G15 Advantage Edition cuentan con diferentes variantes en cuanto a configuración de hardware, y se pueden comprar hasta con 32 GB de memoria RAM DDR4 a 3.200 MHz y hasta con 1 TB de almacenamiento SSD NVMe. Con todo, el portátil incorpora una ranura M.2 adicional de fácil acceso para que los usuarios podamos añadir almacenamiento adicional si queremos. No faltan tampoco la iluminación RGB configurable perimetral, WiFi 6, LAN 2.5G y todo lo que puedas llegar a necesitar en un portátil diseñado para juegos.

Pantalla y sonido optimizados para gaming

Asus G15

El portátil Asus ROG Strix G15 Advantage Edition también presume de contar con una de las mejores pantallas para juegos que jamás han integrado en un portátil gaming. Se trata de una pantalla LED-IPS de 15,4 pulgadas con marcos ultra finos que porta un panel WQHD (2560 x 1440 píxeles) con una frecuencia de refresco de 165 Hz y tan solo 3 ms de tiempo de respuesta, una pantalla que por supuesto cuenta con tecnología de frecuencia de refresco variable AMD FreeSync Premium para la mejor experiencia fluida en juegos.

A pesar de que la pantalla sea tan sumamente rápida y con FreeSync Premium, eso no quita que no tenga una excelente reproducción de color y es que según Asus tiene cobertura completa del espacio de color DCI-P3, de manera que podremos ver los juegos con colores más vivos y ricos en matices que con pantallas convencionales de portátil.

Por su parte, el equipo incorpora dos altavoces estéreo Smart Amp que disparan el sonido directamente hacia donde se encuentra el usuario, algo que se ve complementado por la tecnología Dolby Atmos para crear un entorno sonoro multidimensional rico en detalles y con sonido envolvente virtual 5.1.2 para auriculares.

Como no podía ser de otra manera, el equipo también cuenta con cancelación de ruido bidireccional mediante IA que es capaz de eliminar hasta el 95% del ruido de fondo de la entrada y la salida de audio, mejorando notablemente la experiencia auditiva pero también la capacidad de comunicación, algo vital en juegos online. Desarrollado utilizando una red neuronal profunda, este algoritmo es capaz de utilizarse con cualquier micrófono (y no solo con el integrado) y configurarse independientemente por aplicación, de modo que los usuarios podrán filtrar los chats en tiempo real.

Precio y disponibilidad

G15 asus

A pesar de que en el momento del anuncio todavía no está disponible en tiendas, Asus ha dicho que ya está disponible con un precio que depende del hardware elegido (básicamente de la capacidad de la RAM y del SSD) pero que parte de los 2.099 euros. Habrá que esperar a que esté disponible en tiendas para poder configurar cuánto nos costaría la versión tope de gama, pero siguiendo la línea de este fabricante podemos suponer que rondará fácilmente los 2.500 euros.