Análisis: Raspberry Pi 3 Modelo B+

Análisis Raspberry Pi 3 Modelo B+

La llegada del Raspberry Pi el 29 de febrero de 2012 fue, sin duda, un hito para la informática. ¿Quién iba a pensar alguna vez que podríamos tener un ordenador totalmente funcional, y con una potencia aceptable, por 35 euros? ¿Y quién pensaría que alguien iba a regalar un ordenador comprando una revista? Todo esto es lo que consiguió la Raspberry Pi Foundation, una fundación de Reino Unido que, desde 2012, no ha hecho más que ganarse la confianza de los usuarios revisión tras revisión de este micro-ordenador.

Historia del Raspberry Pi

La versión primitiva del Raspberry Pi data de 2006 y no era más que un micro-controlador con un circuito impreso. No fue hasta 2011 cuando se crearon los primeros prototipos de este micro-ordenador, prototipos que en 2012 se convirtieron en un producto finalizado y listo para llegar a todo aquel que buscada un micro-ordenador.

Aunque la Raspberry Pi Foundation siempre ha querido fabricar sus micro-ordenadores en Reino Unido, teniendo controlado todo el proceso, debido a la alta demanda, muy superior a la esperada, las primeras 10.000 unidades tuvieron que fabricarse en China y Taiwan, acelerando el proceso de fabricación y, además, ahorrando una importante cantidad de dinero en impuestos.

Raspberry Pi 1

Raspberry Pi 1

Este fue el primer modelo de este micro-ordenador que pudimos comprar en dos versiones diferentes, un modelo A, más modesto en prestaciones y con un solo puerto USB, y un modelo B, que al final es el más conocido, más potente y completo.

Este primer modelo contaba con un procesador Broadcom BCM2835 de un solo núcleo y a 700MHz (junto con una GPU Broadcom VideoCore IV) y contaba con 512 MB de RAM (256 MB en el caso del modelo A). El sistema operativo debía instalarse en una tarjeta SD.

Poco después llegó a los usuarios el modelo B+, una revisión del modelo B que cambiaba de SD a Micro-SD, además de traer un total de 4 puertos USB.

Raspberry Pi 2

Raspberry Pi 2

En 2014 llega esta segunda versión del micro-ordenador. Esta versión se basa en el Raspberry Pi 1 Modelo B+ (es decir, 4 puertos USB y Micro.SD), utiliza su misma GPU pero cambia el procesador por otro modelo superior, el BCM2836, procesador de 4 cores y que funciona a 900 Mhz. La memoria RAM aumenta también, pasando de 1 GB a 2 GB.

Raspberry Pi Zero

Raspberry Pi Zero

En 2015 llegaba al mercado una nueva versión llamada Raspberry Pi Zero, un modelo mucho más pequeño, menor potente y más barato pensado especialmente para el Internet de las Cosas. A pesar de su limitado hardware, este sigue siendo un 40% más potente que el primer Rapsberry Pi.

Poco después llegaba el Pi Zero W, la misma versión que el modelo anterior pero con la W de Wireless, teniendo Wi-Fi y Bluetooth sin tener que convertir este micro-micro-ordenador en una maraña de cables.

Raspberry Pi 3

Raspberry Pi 3

Hasta ahora, la principal limitación del micro-ordenador era la conectividad inalámbrica. Por suerte, con la llegada del Raspberry Pi 3 en 2016 esto cambia. Esta nueva versión del micro-ordenador mantiene 1 GB de memoria RAM, pero utiliza una revisión del procesador al BCM2837 ARMv8, igualmente de 4 núcleos, pero que funciona a 1.2 Ghz. Esta versión es la primera en utilizar instrucciones de 64 bits.

Además, la mayor novedad de esta versión es que finalmente incluyó Wi-Fi y Bluetooth 4.1 de base, sin necesidad de adaptadores, ampliando los horizontes de su usabilidad mucho más allá.

Raspberry Pi 3 Model B+

Raspberry Pi 3 Modelo B+ - Vista 2

Cuando nadie lo esperaba, en marzo de 2018 la Raspberry Pi Foundation lanzaba el Raspberry Pi 3 Model B+. Esta nuevo micro-ordenador ha supuesto un rediseño absoluto de la placa, manteniendo el mismo tamaño y la misma posición de los elementos que en el modelo Pi 3 (algo importante, ya que nos valen las mismas cajas), pero ha cambiado el procesador por otro más potente que funciona a 1.4 Ghz, y además elimina el cuello de botella de la conectividad incluyendo Bluetooth 4.2, BLE, Wi-Fi a doble banda 2.4 Ghz y 5 Ghz y, además, la tarjeta de red, Gigabit Ethernet, ya no está limitada a los 100 Mbps, sino que es capaz de alcanzar los 300 Mbps al funcionar sobre USB 2.0.

EUR 37,84 EUR

Todas las especificaciones técnicas de este nuevo modelo de Raspberry Pi 3 son:

  • CPU + GPU: Broadcom BCM2837B0, Cortex-A53 (ARMv8) 64-bit SoC @ 1.4GHz
  • RAM: 1GB LPDDR2 SDRAM
  • Wi-Fi + Bluetooth: 2.4GHz y 5GHz IEEE 802.11.b/g/n/ac, Bluetooth 4.2, BLE
  • Ethernet: Gigabit Ethernet sobre USB 2.0 (300 Mbps)
  • GPIO de 40 pines
  • HDMI
  • 4 puertos USB 2.0
  • Puerto CSI para conectar una cámara.
  • Puerto DSI para conectar una pantalla táctil
  • Salida de audio estéreo y vídeo compuesto
  • Micro-SD
  • Power-over-Ethernet (PoE)

Análisis externo del Raspberry Pi 3 Model B+

El Raspberry Pi 3 Model B+ llegó al mercado en marzo del 2018 y, a día de hoy, es la versión más reciente, potente y modela de este micro-ordenador.

Cuando compramos este micro-ordenador, salvo que lo hayamos comprado en algún pack que venga con otros complementos, lo que veremos será una sencilla caja de cartón (bastante magullada, en nuestro caso, por culpa de la mensajería encargada de traerlo) con el logo y muy poca información sobre esta placa.

Dentro de la caja apenas vamos a encontrar nada, ni protección ni complementos, salvo el Raspberry Pi en cuestión y un folleto sobre seguridad.

Una vez sacado el Raspberry Pi 3 Modelo B+ de su caja, si alguna vez hemos tenido en nuestras manos otro modelo diferente vamos a poder ver que es prácticamente igual a los anteriores, aunque si prestamos más atención en este nuevo modelo, sobre todo comparado con el modelo 3, vamos a poder ver que ahora hay mucho más espacio libre debido a que se ha rediseñado casi por completo la placa, espacio que seguramente se utilizará para mejorar las futuras versiones de este micro-ordenador.

En uno de los laterales tenemos la tarjeta de red (aunque es Gigabit Ethernet la controla el controlador USB, por lo que su velocidad máxima es de 300 Mbps) para conectar nuestro Raspberry Pi por cable al router, así como los 4 puertos USB que aún siguen siendo USB 2.0. En el lado perpendicular nos encontraremos con el puerto HDMI, el puerto de salida de audio y vídeo compuesto y el conector micro-usb para conectarlo a la corriente.

En cuanto a los demás conectores y puertos, vamos a encontrarnos con los puertos CSI y DSI para conectar una cámara y una pantalla fácilmente (marcados como display y camera), además del GPIO, uno de los pilares base de este micro-ordenador. Los 4 pines que nos encontramos detrás de los puertos USB sirven para configurar el PoE y, por último, en la parte inferior nos encontraremos con la ranura en la que pondremos la micro-SD.

Una de las cosas que nos llaman la atención a simple vista es que el procesador del Raspberry Pi 3 Modelo B+ (BCM2837B0) viene con un simple disipador (similar a un IHS de los procesadores de ordenador) que ayuda (aunque no demasiado) a mantenerlo un poco más fresco. También, justo encima, encontraremos una chapa con el logo de Raspberry Pi bajo la cual se esconde el nuevo chip de red de Adafruit, el que nos proporciona Wi-Fi de doble banda y Bluetooth 4.2. El chip LAN7515 se encargará de controlar tanto la tarjeta de red como los puertos USB del micro-ordenador. En la parte inferior encontraremos el chip Elpida B8132B4PB-8D-F que suministra 1 GB de RAM a este micro-ordenador. Por último, junto a la clavija micro-usb tendremos otro chip, el encargado de controlar la alimentación, un chip que, además, ha sido diseñado a medida para este modelo.

Si nos fijamos en la placa también podemos ver el copyright del Raspberry Pi 3 Modelo B+, además de que la placa se ha fabricado en Reino Unido.

Comparación: Raspberry Pi 3 y Raspberry Pi 3 Model B+

A grandes rasgos, ambos micro-ordenador son muy parecidos, y todos los conectores están en el mismo sitio, por lo que si ya tenemos una caja para el Raspberry Pi del modelo Pi 3 podremos utilizarla sin problema en el Pi 3 Modelo B+.

Diferencias a simple vista podemos verlas en el IHS del procesador, que en el Pi 3 venía sin nada (generando serios problemas de temperatura), además del chip de redes de Adafruit que, sinceramente, le queda bastante bien. También podemos ver, a la derecha del GPIO, el conector PoE, mientras que en el modelo anterior no existía.

Si nos fijamos, el modelo Pi 3 tiene el PCB bastante saturado, mientras que en el nuevo modelo B+ hay bastantes huecos vacíos, una señal de que esta versión no ha sido simplemente una actualización de poca relevancia.  La parte inferior de ambos micro-ordenadores es muy parecida, destacando básicamente el chip de la RAM y la ranura para la micro-sd.

Pruebas y opinión del Raspberry Pi 3 Modelo B+

No podemos esperar que este nuevo modelo de Raspberry Pi tenga una diferencia de potencia descomunal frente al modelo anterior ya que tiene la misma RAM y el procesador tiene simplemente 200 Mhz a mayores. En potencia bruta, la mejora de rendimiento, según el tipo de tests que se realice será en torno a un 6% o un 8%, sin embargo, al tener la misma GPU, el rendimiento a la hora de procesar gráficos apenas varía, por lo que puede seguir algo justo para emular consolas como PS2, Nintendo 64 o Game Cube o algunos juegos de PSX.

Sin embargo, donde más se encuentra la diferencia de potencia es en la conectividad. Tanto la red inalámbrica como la cableada son hasta 3 veces más rápidas que en el modelo anterior, por un lado, por la nueva tarjeta de red Gigabit Ethernet sobre USB 2.0 y, por otro lado, por el Wi-Fi de doble banda.

Aprovechando que tenemos en nuestro podemos el modelo Pi 3 y el Pi 3 Modelo B+ hemos querido realizar unas sencillas pruebas de velocidad dentro de la LAN, concretamente para escribir archivos en nuestro servidor NAS. Para ello, hemos creado un servidor FTP al que copiaremos un archivo de 4 GB desde cada micro-ordenador. También descargaremos el archivo del NAS al micro-ordenador.

En los dos Raspberry Pi hemos montado una imagen de Raspbian básica y hemos arrancado los dos Raspberry Pi conectados primero por LAN, para la primera prueba, y después por Wi-Fi, el modelo Pi 3 a la red de 2.4 Ghz y el Pi 3 Modelo B+ a la red de 2.4 Ghz y a la de 5 Ghz para comprobar la diferencia de velocidad en todos estos modelos.

Velocidad red Raspberry Pi 3 Modelo B+

Está claro que este nuevo modelo de Rapsberry Pi ha solucionado uno de los mayores problemas de los modelos anteriores: la limitada velocidad de las conexiones, tanto de cable como inalámbricas, aunque estas siguen sin rendir al 100% debido a que, por ejemplo, a pesar de ser Gigabite Ethernet esta es sobre el puerto USB 2.0.

En cuanto al rendimiento, durante nuestras pruebas no hemos visto una mejora muy notable, y es que son básicamente 200 Mhz los que tenemos a mayores. Si por alguna razón se nos queda algo corto en potencia también podemos hacerle overclock, aunque en ese caso deberíamos cuidar más la refrigeración del mismo.

¿Merece la pena comprar este nuevo modelo? Pues depende de la situación de cada uno. Si ya tenemos el modelo Pi 3, la verdad es que cambiar a este nuevo modelo no merece la pena, salvo que tengamos la necesidad, sí o sí, de conseguir esos 300 Mbps por cable. Si tenemos un modelo anterior, como el Pi 2 o el Pi 1, entonces, sin duda, es una compra obligada. Además, la tarjeta micro-SD de los modelos anteriores que ya tengan un sistema operativo funcionará sin problemas en este nuevo modelo, aunque, como siempre decimos, es mejor realizar una instalación limpia para asegurarnos de que esta funciona al 100%.

Pros:

  • Precio: 35 dólares (dependiendo webs).
  • Hasta 3 veces más rápido en Ethernet y más del doble por Wi-Fi.
  • Procesador más potente.
  • Nuevos chips de Wi-Fi, Bluetooth y un chip para controlar la corriente.
  • PCB totalmente reestructurado, con mucho más espacio para futuras actualizaciones.

Contras:

  • La velocidad máxima de Ethernet y Wi-Fi 5 Ghz siguen siendo un poco bajas.
  • Puertos USB 2.0 en vez de USB 3.0.
  • No tiene memoria integrada. Dependemos de una micro-SD siempre.
  • 1 GB de RAM mientras sus rivales tienen 2 GB o más.

The Raspberry Foundation ha sido capaz de mejorar la perfección. Sí es verdad que, frente a otras alternativas (más caras, todo sea dicho), este micro-ordenador tiene algunas limitaciones, como la velocidad de las conexiones inalámbricas, que no llegan al Gigabit, o el uso de puertos USB 2.0 en vez de 3.0. De todas formas, estamos ante un excelente producto que podemos conseguir por unos 43 euros, incluso por menos, y por ello hemos decidido dar al Raspberry Pi 3 Modelo B+ nuestro galardón de platino.

Puntuación Raspberry Pi 3 Modelo B+

 

Revisado por Rubén Velasco el 02 julio 2018

Los comentarios están cerrados.